Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
NARRATIVA libros Enfermo de literatura El maldeMontano ENRIQUE ViLA- MATAS XX Premio Herralde Novela de Anagrama. Barcelona, 2002 317 páginas. euros 16 iLA- MATAS escrito su no ha vela más ambiciosa. Después de la formidableBartleby y compañía (1999) ha (ladootra vueltade tuercaen el interior de su laberinto narrativo, concebido como un tejido de diferen tes registros, todos apuntando la lite a ratura como enfermedad y como re medio. Escribires su Pharmakón. pa labra griega que significa a la vez veneno y medicina. Para exorcizarlos demonios del fin de la novelaescribe un texto que enuncia su propia esté tica de desintegración la novelay al de mismo tiempo homenaje a ella, en te selas, hilos que van trenzando elemen tos autobiográficos, ficcionales, en sayo y comentario a grandes libros que han abordado la formadel diario. La actividad de tejerlo es el argu mento del libro, vuelto sobre sí mismo una y otra vez, a modo de relato espe cular que para remediar el mal de Montano, personaje enfermo de litera tura, como don Quijote, no puede sin embargo salir a los campos a realizar su destino. El único campo posible donde se librará la batalla del futuro de la literatura es la propia escritura. V y las Azores, es una experiencia sobre la que el resto de la novelavuelve una y otravez en los comentarios los dia a ños y en la propiaautobiografíaence rrada en esos comentarios. El siguiente paso es la reflexión teórica sobre el ser mismo de la lic ci. ón y sobre la verdado falsedadde la literatura. Vila- Matasha entregade reflexiones sobre su idea de novelay la estética antirrealista que la sos tiene, si bien podría argüirse que el realismo no es bueno ni malo uara la novela, como no lo es el intelectua lismo. Elegir entreCervanteso Sterne es indecidible, comoseria renunciara Nabokov en favorde Musil, porquelos unos no existirían sin los otros, y en cualquier caso todaforma de ficción tiene el mismo desafiode credibilidad, que se cumpleo no desde una u otra estética. Unúltimo paso adelante, me nos conocidopor los lectoresde VilaMatas, es el adentramiento el testi en monio lírico que pauta en la última parte un emocionado discurso sobre su propia enfermedad, con la cons trucción de un diario propio. Teoría de Budapest No resulta fácil resumir los dife rentes planos estructurales y regis tros de diferentetonalidadcontenidos en este proteicolibro donde hay via jes, reflexiones, comentario de libros ajenos, diario personal, una divertida ffibula final, y hastauna supuestacon ferencia sobre el acto de escribir dia rios titulada Teoríade Budapest, cuya inclusión no me ha parecido un acierto. Vila- Matas, tiene en el liique genio una de sus mejores armas, do mina por ello mejor los espacios cor tos, y cuando se excede en el propio juego, lo que ocurreen algunasseccio nes, especialmentela entradade Gom browicz en la segundaparte y toda esa extensa tercera parte dedicada a la Teoría de Budapest, termina por las trar la eficacia misma del mecanismo, al someterloa una mise en ahyme que es más eficaz cuandose realiza litera riamente que cuandose comenta. Lo importante, sin embargo, que es Vila- Matas ha escrito un libro de densa significación, ambicioso y ho nesto, escrito con muchocuidado, Ha salvado, por medio de su portentosa lucidez, de una distancia irónicay de un envidiablesentido delhumor, el pe ligro mayorque aquejaa esta novela, la voráginede su juego especular, que podría, sin esas armas, haber arro jado al lectora una suerte de rizo inte lectualista sin salida. Por eso me pa rece un acierto, junto a la conocida ironía a la que el autor nos había ya acostumbrado y que aplica sobre si mismo, la nueva tonalidad melancó lica y el registro lírico que era menos conocido y con el que culmina la no vela, entregando páginas de una densa tesituraemocionalsobre el acto de la creación de si mismo como lec tor, su única vía de salvaciónmoral. i- o En primera fila Quien haya seguido la trayectoria literaria de Vila- Matasvolverá a en contrar aqui muchos de los motivosy formas que han elevado a su autor a primera fila en la estima de lectores cultos, dispuestos a asumir riesgos, fundamentalmente los que encuen tran placer en la experiencia de la au toficción: el juego que mezcla elemen tos reales con ficticios, y rompe la ba rrera de los géneros sometiendo a la novela a un dispositivode fuga perma nente de cualquier centro, disuelta en el comentario personal entreverado de citas de lecturas, casi todas ellas de la gran literatura europea desde Wal ser a Kafka, Pessoa o Pavese, por selec cionar sólo aquellos comentarios que mejores páginas han entregado al li bro. Pero la estructura de Bartleby y compañía, que aquí se continúa con tales comentarios a diarios, apenas ocupa una tercera parte del conjunto. Vila- Matas avanza un paso más, para entregarse a das nuevas formas y re gistros. El primeroes la construcción de una humoristica nouvelletitulada El mal de Montano, que ocupa las pri meras cien páginas, sobre lo que le ocurre a un escritorenfermo de litera tura que sólo puede vivir desde las pá ginas de los libros y que ha escrito una novelasobre el caso de los escrito res que han renunciado a escribir; una brillanteformadeautoficciónpor tanto. Esa novelacorta, escrita por el padre de Montanoy que nai- rasendos viajes de cura de su mal a Valparaíso José María Pozuelo Yvancos 9 I31 a, H rrc, ijoral 23- II