Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
iviusica Se teje, en Simon Boccanegra, unared de intereses trágicos que le da un carácter pesimista, turbioy triste estreno veneciano en 1857 cayó en desgracia y que el propio Verdi, si guiendo el consejo de Giulio Rl cordi, y con la ayuda de Arrigo Boito- -sustituto de Piave, autor del primer libreto- -retomó hasta conseguir un producto de aristas más perfiladas, especialmente en lo que se refiere a la consecución de un drama ce rrado, articulado con sentido dra mático y teatral de enorme fuerza ya de madurez. Drama del odio y el poder De todas formas, la segunda vet sión mejora un original en el que ya de por si se encuentran grandes lo gros. Boccanegra es uno de los titu los que marcan el nuevo camino creativo de Verdi. después de sus primeros grandes triunfos. En la partitura se rastrean deudas con el pasado pero las anticipaciones y la búsqueda de nuevos territorios aca ban por vencer y abren perspectivas luminosas en la consecución de una expresividad lirica que marcaria la personalidad del mejor Verdi. De hecho, en su lenguaje ya se rastrean aspectos que se desarrolla rían más adelante en obras como Un bailo in ma. schera, Don flzrlo o, por supuesto, Otello. Estamos ante un ti tulo en el que las pasiones amorosas ceden territorios a las complicacio nes políticas y a la reflexión sobre los aledaños del poder infectados por un odio ciego que envenena la si tuación hasta llevarla al límite. Se teje, de este modo, en Sinwn foceanegra una sucia red de intereses trá gicos que le da un carácter pesi mista, turbio y triste. La distancia temporal entre las dos versiones contribuyó, sin duda, a una mayor comprensión de la obra, asimilándose los aciertos vo cales y la sólida concepción de una partitura que encierra notables ci mas. Aún asimilando los errores, después del fallido estreno, el propio Verdi escribió: Aceptaré con la má xima indiferencia el juicio del pú blico. Si más tarde se le calma la sangre, tal vez entonces podrá darse cuenta de que en Boccanegra existe al menos alguna intención que no es del todo despreciable A pesar de todo, ha sido enorme el esfuerzo de la obra por salir del limbo de los jus tos en el que ha transitado dema siado tiempo. La trad ICIOfl fliOderna) sexta temporada del Teatro la lpróximo martes comienza Real con un equipo directivo renovado. Aunque el director musical no se incorporará hasta el próximo año! esta temporada trabajará extraoficialmente con la Sinfónica de Madrid para cubrir sus vacantes. Emilio Sagi, su director artístico, lidiará con una temporada heredada casi en su totalidad de su antecesor en el cargo, GarcíaNavarro: casi todos los títulos ya estaban programados, por eso la temporada es suya, pero había muchos flecos- por terminar, cerrar negociaciones de producciones y cantantes afirma Sagi. Lo que sí es completamente fruto suyo es la programación de actividades paralelas. En lo que se refiere a la aportación de la nueva gerente, Inés Argüelles, el teatro madrileño ha aumentado en un 15 por ciento la oferta de entradas sueltas, alcanzándose las 75.468. Lo que se traduce en veinticuatro funciones fuera de abono frente a las catorce programadas la temporada anterior. El incremento de las funciones también se ha visto reflejado en un aumento del presupuesto para el año 2003. en más de un 7 por ciento y que devenga una cifra total de 41.511.936 euros. Entre las medidas adoptadas por la nueva gerente, destaca la implantación de un abono que oferta títulos de los dos coliseos operísticos más Importantes del país: el Real y el Liceo. Un abono que se agotó a las dos horas de ponerlo a venta. Todo un éxito, como la la política de incluir la danza que nueva los abonos, lo que ha ocasionado en por primera vez en sus seis temporadas se hayan agotado las entradas como sucedió recientemente con el Alvin Aitey American DanceTheater. En cuanto al perfil de este nuevo curso lírico no hay grandes sorpresas, (todas las obras son muy conocidas, ya que no hay nada contemporáneo Sin embargo, el director artístico subraya la existencia de una nueva búsqueda en todos estos títulos a través de nuevas producciones. Se trata de realizar una visión de las óperas tradicionales desde un punto de vista particular Así, el público disfrutará de nuevasproducciones en obras como Las bodas de Fígaro, que llegará de la mano de Marco Arturo Marelli- director de escena, escenógrafo y diseñador de la iluminación- Simon Boccanegra, título con el que se abre la temporada lírica la próxima semana, cuyo montaje viene firmado por el prestigioso Giancarlo del Monaco- que ya triunfé con su montaje de La bohéme presentado en este mismo teatro hace algunas temporadas- o un Giulio Cesaredesde la visión de uno de los grandes nombres de la escena Internacional, Luca Ronconi, que es la primera vez que realiza un nuevo montaje en España explica orgulloso Sagi. Creo que esta temporada es atractiva porque todos los títulos son del gusto del público, excepto Merlín porque es una ópera que no conoce aún) un titulo que ha sufrido unas vicisitudes bastante rocambolescas dentro de ese teatro pero que por fin será escenificado E por primera vez en su historia la próxima primavera. Otra de las grandes apuestas de este teatro, y en la que puso todo su empeño García Navarro, fue en el desarrollo de la tetralogía wagneriana por un mismo equipo y que llega procedente de la Ópera de Dresde- que sufrió duramente las inundaciones del pasado mes de agosto- Tras la primera entrega, esta temporada le toca el turno a La walquiria, que según Sagi no ha sufrido ningún daño. Sin embargo no sucede lo mismo con las otras dos ¡ornadas: Siegfried y El ocaso de los dioses. Con el primero de ellos han tenido problemas y van a tener que hacerlo allí en versión de concierto, -explica- Vamos a ver si se puede seguir con esta tetralogía de Dresde y si no es posible habrá que hacer otra) Sagi, que no deja de trabajar y está a punto de estrenar en San Francisco un montaje de Otelo, asegura que ya está cerrada la programación hasta las navidades del 2005 y que está trabajando en la 2006 07. Una labor en la que ya toma parte el director musical Jesús López Cobos, ya que según el director artístico el tema de los cantantes lo cerramos juntos) Con la que sí podremos contar durante casi todo el curso es con la presencia de Sagi, que tan sólo saldrá del teatro en dos ocasiones, la ya mencionada, y para montar Zigor en la temporada de Bilbao el próximo mes de abril. Ya no acepto contratos a principios de temporada. Este año salgo veinte días (estipulados por contrato) quiero dedicarme profundamente al Teatro Real Simon Boccanegra Musi- G. Verdi. FM. Piave. musical: libreto: Dir. G. Ferro. escena: Monaco. A. Oir, 6. del Reparto: Agache C. Guelfi, Matos C. E. Rernigui. 6. Piestia A. M. Papi, Berti N. Giordano, Orquesta Rossi coro y del Teatro Real. Comyoruesta deMadhd. 123,5,7,8. Sintónica Olas Teatro Madrid. Susana Gaviña 10,12,13 ylSdeoctubre. Real. 38 lIla, y rg! C, li, ral 8- -0- 20112