Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
MEMORIAS Libros Pisandometáforas Matara Victor Hugo: Memoria unperiodista de IVAN T (JBAU Espasa, Madrid, 2002 320 páginas, euros 17,50 lidad, como recomendaba Nabokov) que escurra el bulto al decirla de sí mismo? El desafio que se plantea no es poco y digamos que se resuelve irregularmente. El prólogo resulta excesivo y algo confuso, Tubau se erireda a veces en agravios menores y su estilo tiende exageradamente a la aserción. Impor tantes aciertos, sin embargo, son la elección de un castellano machihem brado que diría Umbral (y la men ción del escritor madrileño es a propó sito, por los destellos umbralianos de la prosa de Tubau) Una lengua mes tiza pues, libre de impedimentos y al mismo tiempo pensada para dar cuenta del idioma de un hablante bilingüe que busca su propia voz. Por la misma razón el narrador da por buenas las frases hechas (aquí dis crepa de Umbral) transforma las me táforas en uso corriente, se niega a describir un paisaje- Balzac murió en 1850 -recomienda escanear una y foto en Internet o se enzarza con el lec tor en polémicas de todo tipo. En otras palabras, quiere ser un escritor de su tiempo y atrapa al lector con una voz disidente, iconoclasta y sincera. ¿La polémica más relevante? Sin duda su combate contra la política cultural del Gobierno catalán. Llegados a este punto el autor abandona definitiva mente los bártulos de memorialista para defender sus ideas, que son con trarias al modo en que se ha llevado a cabo la normalización lingüística en Cataluña: la voz de Tubau se convierte en un aullido atronador. periodista Iván de publicar la L lona, 1937) acaba Tubau (Barce primera entrega de una trilogía, Lo peor ha pasado, organizada de un modo novedoso y arriesgado, pues parte de un criterio temático: cada vo lumen se corresponde o se correspon derá con un rol importante de su vida: periodista, actor, amante. Su primer volumen, Matar a VíctorHugo, subti tulado Memoria de un periodista se centra en su experiencia profesional: desde unas tempranas oposiciones convocadas por Radio Juventud y hasta su vida como profesor en la Uni versidad Autónoma de Barcelona, pa sando por la TVE de los años sesenta y los innumerables trabajos desempeña dos por Tubau: dibujante de CEAC, ca ricaturista, voz en off de documenta les, escritor de opinión en Diario de Barcelona... Memoria, en efecto, y no memorias pues se trata de una memo ria ceñida, en lo posible, a una activi dad profesional. Pero no habría modo de entender la compleja personalidad que refleja y a su vez proyecta el libro si su autor no empezara por el principio y ahí es donde pueden leerse las páginas más brillantes del volumen. Siendo un niño de 10 años abandonó junto a su exigua familia (su madre y una her mana) la ciudad de Barcelona para re- E Lenguamestiza Complejapersonalidad fugiarse (del hambre) en un pueblo francés llamado Cordes, próximo a Toulouse, donde vivía desde 1939 su abuela materna, la memorable, enér gica y comunista militante yaya Queya. El narrador se olvida enton ces de la voz altiva y descreída con que, por lo general, parece protegerse del mundo para recuperar aquel niño que creció en Cordes en un ambiente de fracaso y humillación. Un am biente, por cierto, que venía acompa ñándolo desde que naciera a la luz de unas velas en pleno bombardeo del centro barcelonés. Tubau, como tan tos memorialistas españoles, sigue respirando por aquellas heridas infan tiles, a duras penas cicatrizadas. Si no hay modo pues de dejar atrás el pasado, lo mejor es enfrentarse a él y así lo hace Tubau, inmisericorde, por ejemplo, con su madre a la que compara con sus dos abuelas repro chándole su carácter desestructurado y abúlico: La Queya y la Bellmunta, cada una a su modo, supieron espabi larse cuando vinieron mal dadas. La frene (su madre) no. Esa chica canija, fea y frágil era un auténtico fm de raza E... Logró arrastrar a lo largo de casi toda una vida miserable el pálido des tino de las nenas de casa buena: no dar golpe Así lo siente Tubau y así lo es cribe, aunque no profundice en las re laciones familiares más allá de algu nos juicios como el citado. ¿Puede pensarse en un periodista amante de decir la realidad (la expre sión es suya, aunque yo sería parti daria de entrecomfflar la palabra rea AmiaCaballé Las vidasque ha vivido yectoria de una vida absolutamente entrañada en la historia de su época y un recorrido por las múltiples face Espasa. Madrid, 2002 tas, tareas e inquietudes de uno de los 347 páginas, euros 21 grandes humanistas españoles del si glo XX. Además de corregii limpiar y actualizar aquella primera versión, Gregorio Marañón esta nueva edición incorpora numero MARINO GÓMEZ- SANTOS sos textos inéditos o poco conocidos, Plaza Janés. Barcelona, 2002 en su mayor parte procedentes del 557 páginas, euros 20,13 rico epistolario de Marañón, de gran valor documental. He aquí, pues, ahora sí, un Marañón total como dijo en su día Francisco Umbral, y un ARINO Gómez- Santos (Oviedo, Marañón de viva voz. 1930) es uno de nuestros gran des biógrafosy cronistas contemporá Crónica de la vida cultural neos, y para comprobarlo, basta leer La memoria cruel es la crónica de sus dos últimos libros publicados. Gre tres décadas de la vida cultural y so gorio Marañón es una nueva versión, cial española, a través de algunos de muy revisada y ampliada, de su más sus protagonistas, y la novela de un célebre biografía, Vida de Gregorio aprendizaje, la de ese joven que acude Marañón, con la que obtuvo el Premio a Madrid para dilatar el horizonte Nacional de Literatura en 1971. En provinciano Para Marino Gómezella, nos ofrece, desde la cercanía y la Santos, la memoria cruel es la memo admiración, pero también desde el ri ria en fase crepuscular la memoria gor y la investigación, la singular tra de un tiempo de juventud y de espe MARINO GÓMEZ- SANTOS La memoria cruel M ranza que ya va quedando muy lejos, la memoria de lo que esta a punto de perderse en el olvido- -personas, anéc dotas y hechos- alguien no lo fija si para siempre en la escritura. El libro comienza en 1950, cuando el autor llega a Madrid, procedente de su Oviedo natal, con sólo veinte años y un libro recién publicado bajo el brazo. Y su primer encuentro es, pre cisamente, con el doctor Marañón, que ha escrito el prólogo de ese pri mer libro, un estudio sobre la vida de Clarín Sorprende, en este sentido, la temprana y decidida vocación de biógrafo de Gómez- Santos. Lo único que le faltaba en ese momento es en contrar el modo de canalizarla. Y, a este respecto, hay una anécdota muy significativa en la que vemos cómo, después de un día perdido en la Biblio teca Nacional por culpa de la desidia de los empleados, el autor decide abandonar la investigación- -yase sabe que investigar en España es llo rar- -y probar suerte con el perio dismo, como modo más directo de cultivar la biografía Después, tuvo la inmensa fortuna de convivh conversar y trabajar con grandes escritores y periodistas, desde Baroja, Azorín y Hemingway hasta Alberti, Moravia y Josep Pla, pasando por González- Ruano, Euge nio Montes, Camba o Sánchez Mazas, amén de otras personalidades de la vida cultural y política, como Bel monte, Sánchez- Ajbornoz o la Reina Victoria Eugenia, por citar sólo algu nos de los muchos nombres que desfi lan por estas páginas. El libro está na rrado, por lo demás, con nervio, vi veza y agilidad, y un estilo aprendido en algunos de sus grandes maestros y amigos; de hecho, el autor pertenece a la mejor estirpe del periodismo espa ñol. Por otro lado, tiene la virtud de dejar hablar a sus personajes y una extraordinaria habilidad para selec cionar siempre la anécdota que mejor los defme. No en vano forman parte, para él, de las vidas que ha vivido. Luis García Jambrina 22 Blanco y Negro Cultural 28- 9- 2002