Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
HISTORIA Fehpe II, el esclavodel despacho FelipeII, el reyenel despacho JOSE ANTONIO ESCUDERO Editorial Complutense. 2002 Madrid, 363 páginas, euros 40 Historia del Derecho Hla IlustraciónseDerecho, desdeque pasadomucha laahistoria del aguapor el río de en sentaranlas bases con Antonio de Capmany, Ramón Lázaro de Dou o Francisco Martínez Marina en los estertores del siglo XVIII y principiosdel XIX. La historia del Derecho, propiamenteacadémica, tendrá su primera expresióna través de la magníficatriada queconstituyeron Joaquín Costa, RafaelAltamira y, sobre todo, EduardoHinojosa, alque, a comienzos del siglo XX parece conslderárseleel padrede la Historia del Derechoen España. Después, la HIstoria del Derechose InstitucIonalizaría comodisciplina universitaria, con maestros como Alfonso García- Gallo, finales de los A sesenta, sin embargo, se empiezana abrir grietas en la Historiainstitucional más tradicional y se desarrolla un movimiento reformador de la misma, que tendrá a la cabeza figuras como a el siempreañoradoFrancisco Tomásy Valiente y JoséAntonio Escudero. José Antonio Escudero constituye un referenteen la Historia del Derecho en nuestro paísa lo largo de los últimos treinta años. Desde Los secretados de Estado ydel Despacho (1969) a Los orígenes del Consejo Ministros en de España (1978) osu Administracióny Estado en la España moderna (1999) pasando por su curso de Historia del Derecho (1977,1985) su colaboración fundamental en la Historia de España de Menéndez Pidalo sus aportaciones clave en el tema inquisitorial (congreso sobre Perfilesjurídicos de la Inqulsicion, Instituto de Historia de la Inquisiclón) p 01 citar algunos de los hitos mássignificativos de su bibliografía. Y, todo ello, conjugadocon una actividad política prácticamente continuada y una labor como maestro encomiable que ha dejadotras de sí una estelade discipulos brillantes, de entre los quesobresalecon luz propia Feliciano Barrlo -R. U. U. Escudero acaba de publicar un libro esplén dido. Cuatro años después de la mo vida del centenario de la muerte de Felipe II en 1998, emerge a la superfi ele con un libro que, en cierto modo, es una biografla política de Felipe II, escrita no desde la mirada telescó pica de su proyección internacional, ni desde las entretelas de sus peripe cias personales sino a través de una ventana abierta al despacho del Rey, que le permite observar la cotidiani dad administrativa del Rey pape lero Son las variaciones en el régi men de su despacho las que determi nan la periodificación del reinado de Felipe II que hace Escudero, que diseña cinco etapas: una primera, la propiamente formativa del Príncipe con la herencia política de Carlos V, la que cubre los años 1543- 1559, con el Gobierno del Principe a partir de los inicios de su gestión, la desapari ción de consejeros y secretarios con el ascenso meteórico de Francisco de los Cobos que compartiría el Go bierno con Nicolás Granvela y las estrellas en alza de Vázquez de Mo lina y Francisco de Eraso; la que se desliza entre 1559 y 1572, con el eénit y la caida de Eraso, el telón de fondo de la batalla entre ebolistas y albistas y la privanza del cardenal Espi nosa, con la mayoría de nuevos per sonajes como Pedro de Hoyo, Martin de Gaztelu, Juan Delgado o Antonio de Eraso; la que se intercala entre 1572 y 1585 con el apoyo de los secre tarios privados (Mateo Vázquez, Ga briel Zayas, Antonio Pérez, Juan de Idiáquez) con las enormes tensiones de la época; y los últimos años del reinado, con la mudanza en el estilo de Gobierno, el establecimiento de la Junta de Noche, la desaparición de Mateo Vázquez y el fracciona miento de los secretarios de los Con sejos y el encumbramiento fmal de Martin de Ibarra. Lucha por el poder El criterio fundamental para la estructuración en etapas del rei nado de Felipe II no viene derivado de la voluntad directa del Rey sino de la lucha por el poder de las diver sas facciones que se disputan el con trol de la Administración a lo largo del reinado. En la periodificación se ratifica la trascendencia de años como 1559, 1572 o 1585 al mismo tiempo que parece devaluarse la sig nificación de aquel ai- rnushorribilis de 1568 que tanto fascinaba a mi maestro Reglá y, desde luego, no pa rece asumirse la famosa bipolariza ción apertura- impermeabilización, que tanto hemos repetido. La batalla J osÉ Antonio por el poder que se describe por de bajo de la gestión administrativa no es, para Escudero, la confrontación entre clanes orgánicos- -que, en la interpretación de Martínez Millan actuarían un tanto mecánicamente en función de la servidumbre clien telar a la que estaban adscritos, ni desde luego una confrontación ideo lógica entre conservadores y progre sistas, neoescolásticos y posteras mistas- La interpretación de Escu dero es más personalista y al mismo tiempo más funcionalista: el alza y el descenso en la escala de valores de sus colaboradores responde prio ritariamente a la ansiedad del Rey en aras a la eficacia imposible (el or den en el desorden) en la adminis tración de un Imperio imposible. Y éste es el objeto de la última parte del libro, que ya avanzó en su discurso de ingi- eso a la Real Acade mia de la Historia: el análisis minu cioso de la forma y el estilo del des pacho de Felipe U en todas sus mani festaciones: a boca) y por escrito, en sus diversos escenarios espacia les y sus tiempos y a través de sus plurales vías mediáticas. Escudero analiza la temática más visible de los despachos (lo religioso, la salud y la situación económica de los secre tarios) y examina la polémica entre los optimistas apologetas del Rey, que glosaron su prudencia y la capa cidad de conjugar lo magno y lo po queño, la universalidad y la menu dencia y los pesimistas detractores del rey que sólo vieron en su politica irresolución y censurable indiscri minación entre lo marginal y lo mi núsculo (el control de las reparacio nes de obras, el arreglo de los jardi nes o el cuidado de las plantas o los pájaros) Destino trágico Escudero no se defme en este de bate que se ha movido entre la psico logía del Rey y la metodología admi nistrativa, Pero su mensaje es ro tundo al subrayar el agobio y el cansancio infinito de un Rey, cuyo destino trágico no es el que le asigné la historiografia romántica sino el mucho más simple de sufrir desde la esclavitud del despacho el día a día de una administración imposible por la extensión y complejidad de la Monarquía. Voluntarismo derro chado, meritorias capacidades pro fesionales (del Rey y de sus colabo radores) estériles, el fracaso politico de Felipe II no se produce en Inglate rra o Flandes, sino en los oscuros circuitos de una gestión administra tiva inviable. tÍELES LIBROS MANUSCRITOS Y C Atcakl, 121.3 -28009 MADRID 91 578 19 94- Fax 91 781 20 16 SUBASTAPRÓXIMA 8 de Octubre 2002 de LIBRO MTICVO y G! zaAoos. COLECCIONISMO, Lucwuri, ARTEHisrogz- i. E Se admiteny experli- zanlihros y para pnximas Subastas de Noviembre y Diciembre de 2002. 0 manuscritos RicardoGarcía Cárcel 17 Bla, ro y NegroCultvral i- -UlP 1; 1