Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
libros La Oraciónfúnebre de Oriana Fallaci en el diario milanés causó sensación y polémica, la aparición del (pe queño libro como lo define Fallaci, Traducción Miguel de Sánchez la la ha reavivado (demanda judicial in con colaboración laautora de cluida por parte de asociaciones islá La Esfera losLibros. de Madrid, 2002 micas en suelo italiano) Finalmente, disponemos ya en lengua española de 187 páginas, euros 16 la edición correspondiente, y no se ria justo que la circunstancia pasara los días de producirse los inadvertida. pocos terribles atentados del 11 de En rigor, más que de un relato o de septiembre de 2001, periodista y es un reportaje o de un ensayo politico, la critora Oriana Fallad decidió aban el escrito de F allacireviste el carác donar su tiempo de silencio en el ele ter de una estricta diatriba (un ser gido exilio neoyorquino y componer món según sus palabras) un reno para fi Corrierede la Ser- auna serie vado Taccusen; una sincera e incon de enérgicos artículos encabezados tenible declaración de rabia (por la por el titulo de La rabia y el orgullo. vesania desatada) y de orgullo (de ser El resultado fue una larga epístola, italiana, americana, occidental) diri Carta de Nueva York, dirigida al di gida, especialmente, a (y contra) rector del periódico en el que habla aquellos europeos que han justifi colaborado durante años; un dis cado, defendido y aun vitoreado la curso de largo aliento y duro tono, hazaña de Osama Bm Laden. Porque, sin contemplaciones ni duras tien confiesa la autora, su escrito nace de tas; una lamentación profunda del un hecho insoportable: la constata apocalisis neoyorquino) un emo ción de que en Italia, en Occidente, tivo homenaje, en fin, a las victimas habia quienes mostraban su alegría ya la ciudad violentada y mancillada por lo que había pasado y se solidari por el ataque terrorista que ha cam zaban con los palestinos que tras la biado el mundo. El texto, junto a una tragedia gritaban: Victoria! ¡Victo nota introductoria de la autora en la ria! Y todavia hoy siguen hacién que ponía al día sus inmediatas im dolo. Pero por encima de todo, a nues presiones del suceso, fue posterior tro parecer, la lectura de estas pági mente editado en forma de libro en nas emotivas e intensas evoca el tono Italia. Si la publicación del artículo y el alma de una genuina oración fú La rabia elorgullo y ORIANA FALI. ACI A nebre dedicada a las víctimas que ha bitaban en la ciudad libre, un alegato que remite justamente al pronun ciado por Pendes hace 2.500 años en honor a Atenas, a sus mejores hom bre caídos en el campo de batalla, una alocución de la que tomó buena nota el historiador Tucídides, su cro- nista. Como entonces Pendes, hoy Fallaci toma la palabra y canta las virtudes de la polis y de la democra cia como expresiones de la forma ci vilizada de vida Qporque nosotros somos más bien modelos que imita dores de otros proclama con digni dad el argumento del ateniense que sigue con pasión la florentina) El elogio de Nueva York y el de Atenas quedan asi hermanados en el dolor, la rabia y el orgullo; y con mueve comprobar cómo las palabras del historiador griego y de la escri tora italiana adquieren una dimen sión universal e intemporal, una vi gencia actualizada cada vez que la democracia es puesta en severo peli gro: Tal es, pues, nuestra ciudad, por la que éstos han luchado y han muerto heroicamente, por no permi tir que les fuera arrebatada fla liber tadi, y asimismo, de entre los que quedan, cada uno debemos natural mente aceptar el sufrir por ella así dice el final de la sección XLI del dis curso de Pendes. Stop. Lo que tenia que decir lo he dicho. La rabia y el or gullo me lo han ordenado. La conciencia limpia y la edad me lo han permitido. Ahora basta. Punto y basta De esta manera finaliza la oración de Fallad. Fernando Rodríguez Genovés La reflexión militarizada teamientos críticos, el ensayo de Por qué sucedió. Carr se somete al paradigma de se Elterrorismoylanuevaguerra guridad dominante en la actual ad JAMES HOGE, y GIDEON F. JR. ROSE ministración norteamericana, esto (CoP. nAD 0 RES) Trad. deFrancisco Beltrán y Yolanda Fontal Paidós. Barcelona, 2002 339 páginas, euros 18 Laslecciones terror. del Origenes históricos del terrorismo internacional CAI. EB CARA Traducción Jordi de Vidal Ediciones Barcelona, B. 2002, 255 páginas, euros 16,50 OS sucesos del 11 de septiembre de 2001 están generando una riada de publicaciones que coinci den en observar que nos encontra mos ante un terrorismo de nuevo cuño, favorecido por los cambios de objetivos (centros de las grandes ur bes) armas (instrumentos de des trucción masiva) y motivaciones (resolución suicida ligada al fana tismo religioso) A pesar de sus pretendidos plan- L es, que el terrorismo no es más que la denominación contemporánea de la guerra destructiva dirigida con tra la población civil. De modo que el análisis del terrorismo debiera abandonar los pagos de la evalua ción cultural, el análisis económico o la teoría social y politica para pa sar directamente al dominio exclu sivo de la historia militar que, a te nor del espacio consagrado al naci miento y mundialización de esa guerra destructiva) es la disci plina que Carr domina verdadera mente. Su definición del terrorismo internacional no permite discrimi nar entre fenómenos violentos como la guerrilla, la guerra revoluciona ria, el expansionismo totalitario y una muy variada gama de crimenes contra la humanidad. Las sugeren cias que hace el autor para acabar con esta lacra secular giran en torno a la elaboración de una doc trina de guerra progresista que, a la hora de la verdad, se limita a una presunta reforma militar) nutrida de armas posmodernas o asesina tos selectivos de dirigentes incómo dos En definitiva, un dejó vu que enmascara la vieja obsesión por aplicar métodos militares contra la manifestación secuencial de conflic tos de mayor calado. La obra coordinada desde la di rección de la revista Foreign Affairs y presentada como un t zink tank de especialistas resulta mucho más compleja. Hay espacio para una per cepción realista del enemigo real o potencial, como el repaso que se hace de la historia del Islam, en es pecial a la weltanschauung mani quea de los escritos salafíes que ins piran a Bm Laden. Tmbién se estu dia la relativa incidencia de la La impresióngeneral que deja Por qué sucedió. E terrorismo y la nueva guerra es que los valores occidentales prevalecerán segunda intfada palestina en el re crudecliniento del terrorismo antia mericano, el ambiguo papel de Ara bia Saudí, las complejidades del avispero afgano o las implicacio nes estratégicas de áreas tan convul sionadas por la división ética y el ra dicalismo religioso como Asia Cen tral o el subcontinente indico, sin olvidar las implicaciones rusas y chinas en este Gran Juego) Mar cado por la psicosis de la vulnerabi lidad, la segunda parte de la obra pasa revista a los distintos sistemas de seguridad y de defensa de los Es tados Unidos. Un último grupo de trabajos estudia las consecuencias económicas, diplomáticas, de men talidad doméstica y, en definitiva, de concepción del papel estadouni dense en el mundo. La impresión ge neral que deja la obra es que los va lores occidentales prevalecerán, aunque quizás haya una lucha más antes de que Occidente pueda decla rar una victoria defmitiva En es tos momentos, parece tener más va lor la desesperanzada observación de Walter Laqueur: Es difícil ima ginar un mundo sin terrorismo en el futuro cercano, porque ello implica ria un mundo sin conflictos ni ten siones) E. G, C. 17 Ant: wrnd 7- 9- 2002