Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
CONCIERTOS ENTREVISTA 1 1 f 1 lvii 1 Si (1 Músicas para una Paz ESDE hasta 1802l a isla de 1708 Menorca fue francesa siete años, española dieciséis e inglesa setenta. El Tratado de Amiens, fir mado en julio de 1802, esto es, hace. ahora exactamente dos siglos, devol vió definitivamente Menorca a la Corona española. La isla, con am- pijo apoyo institucional, celebra este año el bicentenario de la Paz de Amiens y, entre las actividades pro gramadas (congreso internacional, exposición... no falta la música, presente en el concierto del pró ximo día 8 y que estará protagoni zado por el activísimo Jordi Savail, cuyas propuestas musicales tienen tantas veces- -yal margen del alto nivel interpretativo que garantiza- -el atractivo de la original, ocurrente programación. Desde luego, éste es el caso. Se escuchará abriendo el con cierto La Batalla de Mahón, una to nadilla original de Manuel Espinosa de los Monteros, el autor del célebre Libro de la ordenanza de los toques de pífanos y tambores... que con tiene, por ejemplo, el toque de re treta que popularizó Boccherini en sus obras más castizas italiani zando el título como Ritirata di Ma drid. La mencionada tonadilla de Espinosa se refiere a la conquista de Menorca alcanzada en 1782, que dio lugar a los dieciséis años de domina ción española arriba mencionados. La vozde contratenor tienealgoprohibido D 1 ESDE su triunfo en Salz burgo con Radamisto en el último Festival de Pascua, el contratenor Carlos Mena (Vitoria, 1971) no había tenido ocasiones de lucirse es Exaltación patriótica cénicamente en España. Aparte de su La otra obra española progra participación en el espectáculo que mada es original del navarro Blas Jordi Sayal! presentó a finales de de la Serna, principal tonadillero mayo en el Teatro Liceo de Sala que, en plena madurez, celebró el manca al que ahora regresa. Esta vez Tratado de Amiens componiendo a las órdenes de Rinaldo Alessandrini un Fin de fiesta para las funciones en una producción escénica del orato Reales de 1803, lleno de gracia y rio de Haendel Theodora. exaltación patriótica. -Eltérmino contratenor parece Estas dos muestras de la rica tra unido a Haendel. dición de nuestra tonadilla escénica- -Haendelno compuso para contrairán acompañadas por otras que re tenores sino para castrati, ya fuesen presentan a la potencia invasora. contraltos o sopranos, y ahí nos en Del inglés Charles Avison se ofrece contramos con el cénit del Barroco. el ConcertoIX, basado en ejercicios Yo lo veo como una cumbre técnica y, clavecinísticos de nuestro Scarlatti. sobre todo, expresiva. Y esto me pa Y culminará el concierto con la es rece lo más difícil de asimilar porque, pectacular Música para los reales por lo que sabemos, la potencia expre fuegos artificiales, que. el gran Haen siva de aquellos castrati debía ser im del (alemán de carrera londinense) presionante. Por eso lo califico de compuso en 1748 para la celebración cumbre. Pero he encontrado otras en de la Paz de Aquisgrán. músicos como Machaut. Hay que Sa 1 ber mucho y cantar muy bien técni JoséLuis García Busto camente para atreverse con su Misa del de Notre Dame, por ejemplo. O Bach, 1 quetiene otras dificultades. -iCómo se Conmemoraciónbicentenario del del Allessandrini? trabaja con Rinaldo Tratado Amiens de (1802) -Alessandrini tiene una manera peculiar de interpretar que yo cali La Capella de Rejal Catalunya. LeConcert Nations. des ficaría de muy instrumental, desde Dir. J. Savall. Programa: Espinosa Monteros: M. delos La un punto vocal interesante y sacán batalla Mahón. delaSerna: defiesta las de B. Fin para dole todo el jugo a la voz como instru funciones de 1803. Avíson: reales Ch. Concerto IX. mento. Así que me encuentro có Haendel: Música losreales para fuegos artificiales. 8 deagosto. PrincipalMahón. Teatro de Menorca. modo, pero en un repertorio con el que Rinaldo se convierte en muy exi gente en el aspecto vocal. Yluego hay que ver la vertiente del héroe niño, que es Didimus: un romano que, por amor a Theodora, se convierte al cris tianismo. Este tipo de héroes un tanto blandos presentan sus dificultades, puesto que uno tiene que ser héroe, pero sin pasarse. Sin franquear cier tas fronteras de masculinidad y de más. Dejar en cierto modo el aspecto de niño, de persona que necesita ese amor materno. Pero esas cosas poco a poco se han ido ajustando. -Por comparación con el Radamisto de Salzburgo, ¿cómo se siente? -En el caso de Radamisto, el ac ceso resultaba más fácil por ser en italiano, mientras que Didimus se canta en inglés, con lo que el proceso de memorización muscular y del co lor de la lengua en mi caso es mucho más lento. Por otra parte, Radamisto es el héroe total, por así llamarlo. Y son muchas arias, ocho en total, de las que a mí me correspondieron seis, además de tres dúos, y demás. Física mente muchísimo más cansado. Ra damisto es casi un Orfeo. Más que un héroe, un semidiós. -A Orfeo, el personaje que men ciona, le tiene un cierto cariño. -Porquees el ideal del cantante, y porque la primera ópera que hice fue el Orfeo de Gluck. A pesar de ha berme hecho la promesa a mí mismo de no cantar ópera antes de los treinta años, me surgió una oportuni dad excelente para irme fogueando. Además, en Brasil, donde el riesgo parecIa menor al estar tan lejos de Eu ropa. Me sentía más relajado pen sando en el impacto de la crítica. -Qué le parece la moda Farine 111? -Quees muy vendible, aunque no sea el cantante con más interés de la época. Pasqualino, de quien se decía que además de cantar rápido y bien tenía una sensibilidad extrema, o Senesino, para quien Haendel compuso algunas obras, son más interesantes. En el caso de Farmnellise han tocado varios puntos de su vida, y no los más importantes. Tal vez el tiempo que pasó en España sea uno de los que tiene más jugo dramático. Esa impo sibilidad de cantar para nadie más que para el Rey es la castración de todo lo universal que tiene el arte. Además, las reproducciones que se han hecho de su voz, desde mi punto de vista son absolutamente fallidas. René Jacobs comentaba que antes de las óperas, los castrati cantaban arias de tenor para ir calentando la voz. En una grabación que se conserva de Moreschi se nota cómo utiliza el re gistro grave, y lo fuerza; lo explota por su estridencia. Como quien tiene un 600 con un motor mercedes. Algo desde mi punto de vista hasta desa gradable, si se quiere. Y me parece que en las grabaciones que imitan al castrado Farmnelli se ha tenido en no cuenta el registro grave. Y los castra dos, aparte de su potencia, unida a la disfunción que supone un diafragma de hombre en una garganta de niño, tenían un granfiato, una grandísima textura, tanto por arriba como por abajo. -Muchos compositores contem poráneos recurren a la voz del contratenor. -Hayque distinguir dos influen cias en estos compositores. Por un lado, la del artificio propio de la voz, y por otro, la de esa estética oriental de hombres haciendo de mujeres, como ocurre en el Kabuki, donde hay una parte de circo y otra de prohibido, de imposible. Se presiente algo terrible; como un miedo hacia algo. -Ha cantado contemporáneos? -Recientemente en un recital in cluí cosas de Vaughan Wffliams, que estoy seguro de que conocía la voz del contratenor. Y he interpretado obras de algunos españoles, como del re cientemente desaparecido Carmelo Bernaola, y también de Arad. Juan Antonio Llorente Theodora Música: F. Haendel. escénica: G. Dir. y. Boussard. 0. York, S. Prisa, Mesa, Sears, Foresti. dela C. N. S. Coro Generalitat Valenciana. Concedo italiano. R. Dir. Alessandrjni. 9 y 11 de agosto. Liceo. Teatro Salamanca. 29 ABC Ciltural 3- -8- 2002