Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
FOTOGRAFÍA Arte INSTALACIÓN La amenaza, identidad, sexo la el Mona Hatoum CentrodeArtedeSalamanca, el ide septiembre Hasta S curioso comprobar como los centros de arte contemporáneos van encontrando acomodo en lugares como un hospital barroco de ventanas enre jadas (el Reina Sofia) en una antigua fábrica de ar mas (KZMde Karlsruhe) o, como en el caso del Cen tm de Arte de Salamanca, en una antigua cárcel con cadalso. En una novela utópica, estos desplazamien tos funcionales habrían tenido lugar porque las anti guas instituciones ya no serían necesarias en la nue va sociedad, En la realidad, lo que sucede es que se han quedado pequeñas. El nuevo centro salmantino IntervencIón ciErno de es un edificio magníficamente transformado en el cual se ha tenido el buen detalle de mantener casi intacta una de las galerías con parte de sus celdas. Es una gran sala triangular cuyos lados más largos convergen en un ángulo siniestro: la celda de los con denados a muerta Aquí es donde Mona Hatoum. una de las artistas ciErno en mejor forma, estrella de la actual Documenta de Gailery IrmgardHeyd. Gottlieb- Daimler, Stuttgart. 9. Kassel, ha realizado una instalación especifica que Hasta el 1 de septiembre pone la guinda a una exposición monográfica que parece haber desarrollado en este entorno la pleni tud de su sentido. La escultura realizada para el Cen tro es relativamente simple. Hatoum ha cogido las o frecuente que, un mes después de su pri puertas metálicas de cuatro celdas y las ha soldadoa es mera exposición, un artista español sea invita un eje, formando así una puerta giratoria. Cuando do por una galería alemana sin que le conozcapre se empuja una de las hojas uno se introduce en la os viamente. Pero esto es lo que ha ocurrido con dEmo, curidad y vuelve a salir a la amplia nave tras haber quien, apenas terminada su muestra de Madrid en realizado un giro de 180 grados. Por un lado, esta en mayo pasado, recibió la invitación para exponer en trada en la oscuridad absoluta resulta muy inquie un centro recién inaugurado en Stuttgart. Se trata tante pero por otro parece casi optimista: lo que era del proyecto de Heyd: tres espacios exposi el último viaje defmitivofmaliza ahora con un regre tivos que reciben el nombre común y español de Ca so a la luz. En España ya no hay pena de muerte. sa de Arte. Buena parte del trabajo de Hatoum (1952, palesti dEmo es artista plural y ecléctico, como los tiem na residente en Londres) tiene esta misma caracte pos actuales, aunque trabaja fundamentalmente la rística de la amenaza, del peligro potencial ejercido escultura y la fotografía. Una de las cosas que más por fuerzas mayores, sociales, políticas, económicas. llaman la atención es la simbiosis que hace de am La planta baja de esta exposición está dominada por bos medios, utilizando el fotográfico para registrar el escultórico. Y digoregistrar deliberadamente por que lo que no hace es documentarlo, sino que la su ya es más creativa y subjetiva que la fotografía do cumental. Para sus esculturas antropomórficas, el artista utiliza piezas industriales (maniquíes) y ob jetos de deshecho. En ambos casos los manipula y les agrega gran variedad de materiales: pintura, pa pel y objetos de todo tipo. Luego incorpora digitalmente esos personajes fantásticos a escenarios ur banos, solitarios o concurridos por multitudes. En este último caso, la fotografla resultante es una fuer te imagen que, ante la indiferencia que provocan sus maniquíes en los transeúntes, registra cómo las prisas de la aglomeración humana parecen anular la capacidad de sorpresa, incluso la de simple per cepción, en un supuesto efecto alienante y autóma ta. Así, sus fotografías registran sus esculturas, pe ro expandiendo su campo (como diría Rosalind Krauss) y constituyendo una categoria autónoma dentro de su producción. La condición estándar y anodina del objeto la dustrial adquiere gran personalidad tras su mani pulación. Esto ocurre especialmente en Eres Menos, serie en la que cubre los femeninos y cabizbajos cuerpos prefabricados con papeles tratados que se mejan andrajos, como leprosas de otras épocas que ocultan sus rostros, O como representación eclécti ca de Occidente y Oriente: iconos cristianos ascéti cos y misticos, o el estigma de la bw a, símbolo de la carga de pesadumbre y alienación que algunas Qmuchas? mujeres llevan sobre sus hombros desde hace siglos. Eclecticismo N su enorme Mouli Jullene, una ralladora mecánica a escala 17 1, cuyas enormes hojas rotatorias parecen perfectamente capaces de reducir a juliana a una persona. Lo mismo sucede con una cortadora de huevos duros o un biombo compuesto por tres ralla dores gigantes. Este método de presentar objetos co tidianos bajo un prisma diferente tiene que ver con Claes Oldenburg, pero en Mona Hatoum es sólo una forma de exponer el peligro. Otras piezas, como una silla de ruedas inclinada hacia delante y cuyo manillar son hojas cortantes; una cuna infantil cuyo fondo son unos bilos de acero cortante; unas muletas deformada e inservibles co mo tiradas en un pasillo... Juan Muñoz también vie ne a la memoria con aquel simple y tremendo pasa manos que en el lado interior se disponía como una navaja abierta. Hatoum no es artista de un solo tru co. Una parte de su trabajo se centra en sus origenes palestinos y hace referencia a la situación cultural y polltica de su pueblo. Sin panfletos, yendo más allá de la noticia. Otro motivo recurrente tiene que ver con el sexo, en su doble acepción genérica y erótica, también cultural... No hay piezas de relleno, todas y cada una tienen una intención precisa resuelta en lo formal de manera brillante Inteligencia, sensibili dad y sentido. Esta es una gran exposición que sólo se verá en la periferia. Tras Salamanca, irá al Centro Gallego de Arte Contemporáneo en Santiago, otro de los espacios que se están moviendo en lo contempo ráneo, y no sólo en la modernidad histórica. En cuanto al centro salmantino, sólo cabe desear que tras este año de capitalidad cultural europea, su fu turo quede garantizado de forma coherente. El edifi cio es magnífico, junto a esta exposición puede con templarse una espléndida edición de la exposición de fotografía y video ¡mago y en su conjunto, el pro grama de este año primer año se sitúa a un gran ni vel. Claro, un edificio no lo es todo, por lo que tam bién sería deseable que en los nuevos planes se man tengan el equipo y la financiación que han logrado traer estos nuevos vientos. JoséManuel Costa Fernando Martín Galán Huis dos (2002) Mona de Hatoum 26 ABC Culrural 3- 8- 2002