Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
í ENTREVISTA M AJNÍTÓN LAMAZARES: A mi pintura hay que acercarse a gatas, con mirada de niño Javier Díaz- Guardiola IEBLA, cielo, otoño, invier- mis materiales y no veo necesidad de no... más niebla; Carnaval, Se- cambiarlos. Creo incluso que puedo samana Santa, paxoliñas (villancicos) y carles mucho más partido. terhpo moucho (tiempo triste) filloas y- El barniz es trascendental... vino... ¿Y por qué no? Estiércol, sexuali- Sí, claro. Yo lo utilizo como color, dad, fantasmagoría. Todo esto y mucho como luz. El aspecto último brillante más es el último homen e de Antón La- que hace que los cuadros funcionen mazares (Maceira- Lalín, Pontevedra, como espejos es algo que me interesa 1954) a las tierras del Norte d de la pa- muchísimo. Uso el barniz en capa o con labra, el trab o y el sueño de su amigo las manos. Hay algo de cristalización del Pol y la aldea de Adelán. Cunqueiro o paisaje que se consigue con este mateFernández Flórez traducidos al arte a rial. Losflamencoslo sabían bien. golpe de pincelada, creando una Galicia- ¿Es una metáfora de la lluvia de mJ ca, mágica por ser auténtica. su tierra? ¿Por qué el homeiuge a este per- También es cierto. Me gustan muson e y a esta tierra? cho los colores mojados, la naturaleza- Pol es un amigo de la familia de mojada. Creo que eso tiene mucho que toda la vida. Adelán es una aldea vecina ver con los sentimientos. El efecto raa la nuestra. Pol representa la esencia diante del barniz comunica directadel hombre rural en constante rebeldía, mente con el sentimiento, porque es una de lucha consigo mismo y con la vida, visiónfrontal, todo lo que acontece en el un gran soñador, la gente que más apre- cuadro está multiplicado... Es el corazón cio. Pol es un inmortal: tendrá unos 55 de mi pintura. años, pero podría tener 5.000. A la vez, la- Usted ha dicho que la vida es huserie es un homenaje a mi tierra, por- medad. que lo menos que puede hacer una per- Sin duda. Hense que por dentro essona es estar agradecida a su territorio. tamos llenos de sangre, de agua. En mi En mi caso es algo que me sale sólo. tierra la humedad en las paredes es lo- La serie es muy prolija (70 pie- más corriente. Es un planteamiento de zas) pero se exponen menos de 30. la vida muy personal, muy gallego. ¿Qué es lo que no se verá? -Otoño, invierno, noche... ¿Es un- Desgraciadamente sólo se mostrará homenaje melancólico de Galicia? una pequeña parte por cuestiones de es- No es un homenaje tanto a Galicia pacio. Hemos tenido que elegir en un in- como al Norte. La melancolía es algo tento de mostrar cómo es esta familia de que aparece constantemente en mi pincuadros. Hay algutura y aquí vuelve a nas muy personales, ser mtencionada. Yo como las dedicadas a no tengo palabras Mi pintura cuenta mi padre, que me las cariñosas para el veguardo, porque no le rano, pero existe nanon un arma (ín van a interesar a naturaleza en el vepoético sin l que no die más que a mí. rano y he tratado de- ¿Son todo gran- se lodn a (íímiiirendei reflejarla. -Comenzó como des formatos? autor muy colo- No, hay de todo, grandes y pequeños. Los hay dedicados rista; más tarde rebajó el tono. ¿Haal verano, al otoño, al invierno, a la no- cen justicia a este Norte los colores che, a historias y sueños de Pol... He actuales? -Aunque hay más niebla, más plaquerido elaborar un homen e a la Galicia interior con mi amigo de fondo, pero tas y oros, en esta serie está todo, he juplasmando toda la circunstancia de pai- gado con todas las posibilidades del cosajes y naturaleza que hay en nuestra lor, siempre en función de lo que quiero tierra: le acompañan la niebla, las nu- contar. El color es lo más importante, la b las estaciones, que comunican co- manera de disponerilo en el cuadro es la carne de la pintura. El marqués de Visas... Es un homen e muy abierto. Uamediana definió la poesía como la- Vuelve a repetir con el cartón y fermosa cobertura A mí me parece la madera. ¿Se adecúa su humildad a más apropiada para la pintura. lo que busca transmitir? -Elegí el cartón y la madera porque- La serie tiene mucho de atempome recuerdan el medio en el que he vi- ralidad, de recuerdo... vido. Curiosamente, la manera que yo- Siempre quiero que mi pintura sea tengo de trabajar, con pinturas indusintemporal. Hablamos de homenaje, triales, barnices, da unas posibilidades algo que tiene que ver con el corazón, que no he encontrado en otros materia- con el sentimiento, con las emociones: el les. Desde que empecé a pintar me he paisaje está; su naturaleza, mi tierra, esservido de ellos, he entendido que son tán en primer plano, con todos sus mila 36 ABC CULTURAL Iferritorios de la emoción ANTÓN LAMAZARES Galería Metta. Madrid 0 Marqués de la Ensenada, 2 Hasta el 12 de diciembre De 700.000 a 7 millones pesetas C gros. Pero a la par he querido que el homen e sea muy abierto, que sucedan muchas cosas. De hecho, las escenas de Carnaval son las de mi infancia. -Hablando de milagros, ¿hay influencia mística en su obra? -No me gustan nada las palabras puño esas palabras importantes, demasiado definidoras. No soy místico. Soy una persona que tiene sentimientos, que se emociona, con sus afectos y sus cosas. Cton los franciscanos aprendí a meditar, a contemplar, algo que sí que es capital en mi pintura. El término místico me parece demasiado gordo para definirme. -Quizás la palabra es espiritual... -Esa palabra me resulta más cercana, más afectiva y cordial. Yo lo junto con ese término republicano que me gusta tanto. Mi educación franciscana es una educación de humildad, de respeto, y probablemente debido a ella trabajo con estos materiales. Mi pintura es una pintura contemplativa. Escribo poesía, recibo influencias de los trabajos artísticos de todos los tiempos y mi obra cuenta con un armazón poético sin el que no se podría comprender- ¿No ha sentido la necesidad de acercarse a otro tipo de géneros? -Hice en los 80 algo de escultura, y me gustaría retomarla El grabado lo he trab ado también, aunque no mucho. He hecho teatro; el cine me ha apasionado... Estoy abierto a hacer otras cosas. Sin embaído, hasta hoy con lo que más he trafagado ha sido con el color y la palabra. Me gusta estar solo, trabajar solo. Eso condiciona mucho y quizás sólo lo sepa entender la pintura. ¿Pinta en gallego? -No. Yo soy gallego y pinto. No sé lo que es pintar en gallego. La pintura es universal, y si es universal también es gallega. Pero no puede ser gallega nada más, de igual manera que no puedo hacer que sea universal sin que sea gaDega. Ahora bien, ¿por qué tengo que titular en castellano, en francés o en inglés? Digo yo que tengo que Uamar a las cosas como las llaman mis vecinos. -Sí que es muy insinuante. -El arte que yo valoro es aquél que exige al observador poner al menos el 50 por ciento de sí mismo. El cuadro está ahí, pero el que mira el cuadro lo está construyendo. Si no hay atención, mala cosa. Si no, caeríamos en el realismo, en pintar la camisita con los botones. La realidad que rae interesa es la que no se ve y el arte debe traer a primer plano esas cosas que están escondidas y que nos ayudan a caminar. Es una pintura la mía que hay que ver con mirada de niño, andando a gatas. N UENTA Alberto Sánchez que un domingo contempló Barradas a im niño que era el porterito de su casa y afirmó emocionado: Ese amarillo de picador lleva la altitud del niño, parece un ángel Ese don de la visión poética, destilada en el seno de la cotidianeidad, es uno de los rasgos cruciales de Lamazares, pintor extraordinario. Hasta este impresionante ciclo en el que rememora a un paisano llamado Pol en la aldea de Adelán, hay en Lamazares una corriente de filiación plástica en la que combina los recursos de un pais jismo que es, simultáneamente, lujoso y ascético, con una estructura del dibujo, formulado con radicalidad gestual, que sostiene una serie de narraciones cifradas. Escenas de caza, conversaciones entre ese amigo y su amada, mochuelos, estiércol. Carnaval, escenas que deberían recitar ciegos, intempestiva- Paiaiiátíín. J. n zta. oartán y mente, en un tiempo de credulidades tontorronas. Pocas pinturas contemporáneas han conseguido afectarme, por su honda belleza, tanto como estas de Lamazares, uno de los artistas más intensos y veraces que conozco. Lamazares conmemora lo que tiene origen; libera la mirada del horizonte definido para ajustar su pulsión a la apertura infmita de la infancia, hace que la amistad cobre una proporción monumental. No hace falta conocer detalladamente las correrías de Pol, arquetipo del corsario del amor. Los cuadros imponen, más que la dinámica de la anécdota, la sublime presencia del color, que oscila entre el negro y la calidad austera dada por el cartón, y la sugerencia del dibujo, en una imaginación trenzada de sueños. He entrevisto un person e en lo alto de una loma, torrentes, pais es húmedos, destellos en la noche, nieblas, signos de correspondencia amorosa. Las emociones primordiales que han suscitado en mí estos cuadros prodigiosos está separada por el abismo de la verbalización retórica de la crítica. La contemplación de estos territorios en los que el clima impone sensaciones propiciará otras sugerencias, en una oportunidad en la que algo necesario se sedimenta en la pintura. Fernando Castro Flórez 11 de noviembrp de 2000