Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
LIBROS Universo Baroja ENTREVISTA Libros del siglo: Senel Paz Polémico e incisivo, el ensayista Harold Bloom vuelve a reflexionar sobre la literatura, su gran pasión, en Cómo leer y por qué A punto de cumplir setenta años, el autor de El canon occidental ha conversado con ABC Cultural El resultado es esta entrevista, en la que el dinosaurio declara una vez más su amor por Cervantes y Shakespeare HAROLD BLOOM: Nunca se ha escrito nada más grande que El Quijote Alfonso Armada (NewHaveri) A casa, de dos plantas, tejados de múltiples aguas y fachada cubierta de simétricas teselas de madera cobriza a modo de tejas, parece deshabitada y hubiera podido inspirar a Edward Hopper si hubiera pasado por la calle Linden, en las afueras de New Haven (Estado de Connecticut) a unas cuantas manzanas del campus central de la Universidad de Yale, donde. Harold Bloom, que la semana próxima cumpUrá setenta ciños, todavía sigue con su voz Indómita y el cabello revuelto y nevado derrotando al tiempo por amor a la literatura. Acaba de publicar Cómo leer y por qué (Anagrama) y se ha convertido, para desazón de su creciente melancolía, en un autor de éxito: objeto de culto para miles de desconocidos que le reconocen como su maestro mientras es denostado por los críticos, que le acusan de haber escrito un prontuario demasiado superficial para las dotes de su portentoso cerebro. Tumbado en el trono de sus lecturas, rodeado de Milton, Emerson, Dickens, Hermann Hesse, Shakespeare, Freud, Nietzsche, Leopold von Sacher- Masoch y otros cómplices, con el cuerpo desmadejado y los ojos tristes, calcetines rojos y el súbito cansancio de la tarde del sábado, Harold Bloom es a veces su admirado Falstaff y otras semeja un remedo del Orson WeUes encamado que interpretaba al indolente y lascivo abogado de Joseph K. en su versión del proceso kafkiano. Dueño de ima memoria prodigiosa y de una lente personal que le ha servido para denostar sin piedad la corrupción univer- L sitaria, se ha atrevido a publicar sus lecturas en artefactos tan rotundos y apasionados como El canon occidental. Bloom se ha encomendado al amor para enseñar sus artes y debilidades de lector empedernido, que en esta entrevista extiende más allá de Shakespeare y Cervantes nunca se ha escrito nada más grande que Don Quijote á ima pléyade que entre sus. muchas devociones le lleva a hablar de Unamimo, Lorca, Cernuda, Carpentier y Saramago. Bloom interpreta en la intimidad el papel de un hombre sumido en una inconsolable pesadumbre, devastado por el error de esta época infame, desmemoriada y entregada al océano gris de Internet aunque desde su atalaya de tan certero como afable francotirador gima, resople, agonice, seduzca y ría antes de bautizarse como un anacronismo, un viejo dinosaurio: Bloom Brontosaurus Bardolator. En cualquier caso, una inteligencia y una pasión admirables entregadas a la lectura como la mejor forma de sopesar y reflexionar ser más nosotros mismos: leer sin cesar quizás para comprender que nuestra humana condición es incorregible. ¿Es Cómo leer y por qué ¡n libro de amor? -Sí, creo que sí. Es lo que en Estados Unidos llamamos un Ubro amigable. In- 1 de juWo de 2000 ABC CULTURAL 7