Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
NARRATIVA Pacto de tinta PACAARCEO, JUANTXU HERGUERA CASADO Y MARÍA ANTONIA SLOCKER TENAS Baríieby. Madrid, 1999. 229 páginas, 1.97 S pesetas. un pacto de tinta, tal vez un homenaje personalidades bajo la losa desproa la l i t e r a t u r a a la prueba de u n a porcionada de unas pasiones y emoamistad más allá de lo corriente. Es, ciones sin equilibrio, no consiguen sin duda, un ejercicio lúdico, la vía liberarse del monstruo que los conláctea de guiños entre unos y otros, la dena a vagar en la indefinición más construcción de un mundo extraordi- absoluta, si no es a base de saltos nario que parece levitar de puro fan- más mortales que los ya realizados. tástico, de puro inasible y ficticio, El ritmo de la novela es moroso y exagerado fruto de una imaginación circiilar en su puntillosa descripción puesta por entero al servicio de lo ex- de los personajes- casi única base socéntrico. bre la que se asienta la trama- No es Una galería de personajes imposi- de extrañar, si tenemos en cuenta bles comparte el cobijo de una casa, que cada uno de los autores habrá antaño solariega y en la actualidad necesitado un tiempo para entrar en m a t e r i a y hav e n i d a a menos, cerse con su proconvertida en pio espacio, p e n s i ó n por su EL ritmo de la novela desde la dificuldueña. Corre el sitad de tener que glo XXI y se obseres moroso y circular en ir o b l i g a t o r i a van cambios, insu puntillosa descripción mente enlazando ventos, giros sosu discurso ciales, ensayos de de los personajes. No es lo escrito porcon el u n f u t u r o no lede extrañar, si tenemos anterior. La cirjano. Todo en Mac u l a r i d a de la ñana no ha lleen cuenta que cada uno narraciónd se magado es marcadanifiesta asimente raro, de los autores habrá mismo en que la extravagante, ranecesitado un tiempo h i s t o r i a avanza yano en la caricaor un tura infantil, para entrar en materia y m e c i d adepoleadas vaivén como salido de un cuento del consahacerse con su espacio sucesivas, en que al tono intenciobido científico n a d a m e n t e poéloco que ha creado objetos útiles para soñar, y que tico le sigue un deseo de tomar tierra vive rodeado de seres absurdamente en lo concreto que no acaba de mater e a l e s que l u c h a n p o r g a n a r s e a rializarse, engullido por el pretexto pulso su propio derecho a una vida de lo singular, que se enseñorea de la normal, pero que, constreñidas sus historia, para de nuevo ceder el turno E aquí u n experimento literario. Tres escritores que se reparten entre sí la autoría de una sola novela. Sin saber qué parte es de cada cual, el lector se introduce en el enredo de Mañana no ha llegado con la zozobra de no saber quién está detrás de cada página y con la curiosidad de descubrir los hilvanes que unen los fragmentos de este traje narrativo que tres sastres han cosido en los talleres de un magín comunal. Reza en la solapa del libro que al modo en que los artistas del surrealismo concibieron sus cadáveres exquisitos- dibujos que de mano en mano iban sumando trazos célebres- el trío formado por Paca Arceo, J u a n t x u Herguera Casado y María Antonia Slocker Tenas ha escrito esta novela: entre dos y cinco folios de cada vez antes de pasar el turno al siguiente, y así sucesivamente hasta el final, sin acordar de antemano el argumento que habría de tener la obra. El riesgo de esta receta literaria lo asumieron los tres el día en que decidieron llevarla a cabo. El resultado es H Javier Pagóla a la imaginería exacerbada, y así una y otra vez hasta el remate. La fuerza del oleaje levantado desembocará en la desaforada traca final de la novela- q u e aquí no desvelaremos- digno cierre para un experimento de estas características. Lola Beccaria La memoria borrosa OSVALDO SABINO La historía de las panteras y de algunos de los animales conversos Hiierga Fierro. Madrid, 199 S. 15 paginas. 1.800 pesetas. las copas de los árboles, para invocar en silencio la presencia de los ausentes. A modo de relato incoherente, la pantera narra los sucesos de su vida a un entrevistador desconocido, que recoge pasivamente el testimonio que le cuenta. En ocasiones, las confidencias de quien habla se hacen tan obsesivas que p a r e c e n e n c a l l a r s e en aguas pantanosas. Sólo las referencias de algunas imágenes luminosas permiten hallar un camino al animal para avanzan El metálico sonido de una campana guía a la pantera a un destino desconocido; m i e n t r a s camina, la fuerza del viento pega hojas secas sobre su piel. No puede borrar en su memoria el recuerdo que le tortura compulsivamente. Bajo las inquietantes líneas del libro, el lector se pregunta a quiénes pueden ocultar los animales conversos. No es difícil hallar respuesta con las pistas que ofrece el escritor: uniformes azules, campos de reclusión, torturas... aUí están agazapadas con tal nombre las dictaduras feroces del Cono Sur, con sus secuelas de desapariciones. A pesar del simbolismo, la claridad del mensaje de Sabino es evidente al mencionar las ausencias y la presencia de las panteras huérfanas. Sin embargo, la denuncia de la narradora va mucho más lejos, pues afirma que los conversos son numerosos y se encuentran, desafortunadamente, en todas las sociedades. Asientan sus posiciones en el poder y la oscura burocracia, rescatando lo que ellos Uaman hipócritamente la moral. Esa moral con cuya bandera se inician muchas guerras. Sólo queda a los animales rebeldes reservada la espera, la espera de lo que vendrá después de abrir las puertas. Mientras eso ocurre, se ve pasar a otras compañeras de viaje, a a m a n t e s familiares y amigos que compartieron la experiencia cruel de la vida y del desengaño. La historia de las panteras y de algunos de los animales conversos resulta un texto apasionado, denso y de difícil clasificación intelectual. Deja al confundido lector la vía abierta a cualquier interpretación. Es una lástima que el relato se paralice, en ocasiones, repitiendo con frecuencia las m i s m a s ideas. No obstante, el autor logra con su intensidad despertar la conciencia de las panteras dormidas. C fe f. T. -U- JMV i Íp Javier Pagóla ON lenguaje metafórico y simbólico, Osvaldo Sabino, escritor argentino afincado en Estados Unidos, realiza en La historia de las panteras y de algunos de los animales conversos un libro original y diferente, que pretende golpear los pliegues más íntimos del lector Metiéndose el narrador en la piel de una pantera explica, a t r a v é s de s u s p á g i n a s la amargura de vivir en un mundo perverso rodeado y controlado por los conversos. Algunos párrafos de conmovedora belleza están escritos con sinceridad, destilando el pesimismo de quien ha sobrevivido a desoladoras experiencias, a horribles pesadillas. Sin embargo, el autor invita a las panteras a no doblegarse, a vivir sin defensas mentales, buscando en el amor sin límites una salida. Piensa el escritor que quien se sienta pantera entenderá sus palabras, y subirá como él a Paloma Fernández- Quintanilla 1.5 d enero de 2000 18 ABC CULTURAL