Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
SUBASTAS Los aires de Sevilla L panorama de las convocatorias celebradas en noviembre nos ha deparado al menos tres citas de interés: Arte. Información y Gestión, Ansorena y Castellana Subastas en Madrid. El resto, las dos de libros de Velázquez, Casa de Subhastes de Barcelona, la de Castellana Subhastes y la de Duran de esta semana, han sido de trámite, una más en el calendario anual de subastas. En espera de que las convocatorias de diciembre contengan algunas significativas piezas artísticas y caprichos ante la proximidad de la Navidad del Milenio. Con los obligados regalos. La gran ausente de este mes ha sido la de Sotheby s, tan habitual por estas fechas. El mercado español de subastas sentirá esta ausencia, este vacío difícil de cubrir. El puesto lo llenó al menos este año la cita de Arte. Información y Gestión, celebrada en Sevilla el pasado día 11. La convocatoria atesoraba al menos unas 25 pinturas de relieve de varias épocas y estilos artísticos. El esfuerzo de reunir tal número de pinturas en los tiempos que corren, en los que la oferta de pintura de una gran calidad, de primera división, está casi oculta, a pesar de la fortaleza del mercado nacional, merece nuestra felicitación. Es también un síntoma claro de que su responsable tiene buenos contactos con el mundo siempre secreto de los coleccionistas. De los cinco grandes diamantes, el precioso Van Dyck Virgen con el Niño y Santa Ana y la explosión de colores de Mediterráneo, de Hermen Anglada Camarasa, no se vendieron. Los que se vendieron fueron a unos precios de poco más de su salida. Creemos que en algún lienzo la escalada debía haber sido mayor. La más alta puja recayó en San Pedro Nolasco asistido por dos ángeles, de Francisco de Zurbarán. Salía en 45 millones. Se remató en 47. Narra el pequeño lienzo un paisaje de la vida de este santo. Se realizó entre 1635- 40 como un encargo para el convento sevillano mercedario de las Descalzas. Sin alejarnos de los artistas andaluces, la otra gran puja recayó en un beUo y siempre misterioso lienzo de Julio Romero de Torres. Se remató en el mismo precio de salida, 35 millones, Panneau (Paisaje abierto al barandal de la ribera) con Córdoba y su inseparable Guadalquivir en segundo plano. El lienzo, pintado en 1912, refleja el estilo propio de este artista que supo combinar en sus lienzos la realidad con la idealidad. Completa el trío de ases de esta subasta, y con la que algunas ñrmas han obtenido grandes éxitos en las últimas temporadas, im NoneU que salió en 35 millones. Uno más de su precio de salida. Fechado en 1904, forma parte de los conocidos estudios y preferencias de este artista por las figuras de gentes pobres y desgraciadas, idiotas y gitanos. La segunda subasta importante fue la celebrada por Ansorena los días 15 al 17. Estaba cargada de cierto simbolismo para los fetichistas de los 46 ABC CULTURAL E t i Í- A la izquierda, San Pedro Holasco asistido por dos ángeles, de Zurbarán, vendido en 47 millones en Arte (Sevilla) A la derecha, Puer de Colliure, de Celso L ar, que alcanzó los 8,5 millones en Castellana (Madrid) capicúas. Era la número 22. Tenía aproximadamente unos 282 lotes de pintura y obra gráfica sobre un total para toda la convocatoria de 861 piezas. Aquéllos arrojaron unas ventas de poco más de 100 millones de pesetas. El núcleo de la cita estaba en unas 40 o 50 pinturas, cercanas al millón o rebasada esta cantidad en el precio de salida. En general, las adjudicaciones subieron poco más. Dentro de este núcleo el néctar se encontraba en 5 lienzos de pintura antigua. El palmares mayor lo obtuvo un Retrato femenino, de Raimundo de Madrazo. Sólo subió un millón más de su precio de salida en 12 millones. La segunda puja más elevada, que merece nuestro subjetivo respaldo la obtuvo una Santa Rufina, del Taller de Bartolomé Esteban Murillo. El lienzo del que se conocen numerosos datos de su biografía y algunos estudios de especialistas, salía en 9 millones. Ciertos aires de moderado rebote tuvo la adjudicación en 5,3 millones de una otoñal vista de los jardines de Aranjuez, realizada por su admirador y descubridor Santiago Rusiñol. Salía en 2,3 millones de pesetas. Y cerramos este breve recorrido con la primera sesión de Castellana 11 K MATES Arte, Sevilla, 11 de noviembre 8 San Pedro Nolasco asistido por dos ángeles. Francisco de Zurbarán. Óleo sobre lienzo pegado a tabla. 70 x 44,6 centímetros. 47.000.000 de ptas. ffi Panneau. Julio Romero de Torres. Óleo sobre lienzo. 412 x 222 cm. 35.000.000 de ptas. Ansorena, Madrid, 15 de noviembre a Santa Rufina. Taller de Bartolomé E. Murillo. Óleo sobre lienzo. 101,6 x 81,3 cm. 14.000.000 de pesetas. a Retrato femenino. Raimiuido de Madrazo. Óleo sobre lienzo. 200 x 135 cm. 13.000.000 de pesetas. Castellana, Madrid, 22 de noviembre S Mujer con sandía. Antonio Clavé. Óleo sobre lienzo. 81 x 65 cm. 14.000.000 de pesetas. m Puerto de Colliure. Celso Lagar. Óleo sobre lienzo. 38 x 47 cm. 8.500.000 pesetas. Duran, Madrid, 23 de noviembre U Bodegón. Joaquín Peinado. Óleo sobre lienzo. 50 x 61 cm. 3.250.000 de pesetas. Desnudo de mujer. Eduardo Úrculo. Aerifico sobre lienzo. 65 x 100 cm. 2.250.000 de pesetas. Subastas en Madrid del día 22. La cita en general fue bastante bien en pujas y ventas. Había grandes ganas de comprar entre los asistentes y a través del teléfono, pero en su desarrollo se produjeron ciertos altibajos en las pujas. En la velada el protagonismo estuvo sobre todo en la pintura antigua y del siglo XIX y en algunos lienzos de renombrados artistas de este siglo. De grata sorpresa fue la venta en 4.250.000 y 4.750.000 pesetas de dos cobres realizados por Frans Francken II. Salía cada uno de ellos en 1.300.000. Y no digamos dos escenas costumbristas de Manuel Barrón, que partían cada una de ellas en 450.000 pesetas. Y escalaron a 4,5 y 3 millones de pesetas. Este artista se ha convertido en los últimos tiempos en Castellana en un talismán de éxitos. Y en nuestro casi, casi terminado siglo las mayores pujas recaerían en un atractivo Foujita, Niño en un jardín con gato y pájaro, pintado en 1918. El cuadro bien documentado en su procedencia salía en 3,8 y subió a 7 millones. Las otras locuras millonarias fueron los 8,5 millones pagados por Bañista en un paisaje, del pintor cubano Mario Carreño y los 6,5 millones en que se adjudicó un colorista lienzo de Emilio Grau Sala, Paddock en Chantilly. Su precio de catálogo era de 2,5 miUones. Su arranque en la sala fue de 4,5 miUones. Y en la recta final de la sesión, cuando los asistentes recogían su abrigo para emprender la salida a una fría noche madrileña, se remató en 8,5 mülones una vista del Puerto de Colliure, de Celso Lagar. Salía en 2.250.000 pesetas. Los lienzos de este artista ha proporcionado a esta joven firma ciertos éxitos en sus subastas, y también ha contribuido en buena medida a una revalorización de sus cuadros. Prudencio Mateos 27 de noviembre de 1999