Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC Cultural f Nuevo Museo de la Ciencia en Cuenca Tres premios Nobel- los profesores Frangois Jacob, Jean Dausset y Aaron Klug, junto con el director de la Unesco, Federico Mayor Zaragoza- asistirán mañana a la inauguración del Museo de las Ciencias de CastillaLa Mancha, en Cuenca. Un ambicioso proyecto que, a las puertas del siglo XXI, aspira a convertirse en el museo español más moderno, tanto por su original concepción como por su avanzada tecnología C ITUADO en pleno casco antiguo de la ciudad de Cuenca, el Museo de Ciencias de Castilla La Mancha se inaugura mañana después de cinco años de trabajos y un presupuesto de dos mil millones de pesetas. Sobre una superficie de 6.000 metros cuadrados, y encuadrado dentro de los proyectos de la Junta de Comunidades de Castilla- La Mancha, este proyecto museológico pretende acercar la ciencia a todo tipo de públicos utilizando una fórmula que acaba resultando irresistible: la interactividad. En palabras de la directora general de Cultura de Castilla- La Mancha, María Ángeles Díaz Vieco, el debate sobre la ciencia y su traslado a la sociedad se presenta como objetivo fundamental del Museo de las Ciencias La presencia de los profesores Frangois Jacob y Jean Dausset (premios Nobel de Medicina en 1965 y 1980) del profesor Aaron Klug (Nobel de Química en 1982) y del director general de la Unesco, Federico Mayor Zaragoza, avalan un proyecto en el que el público se convierte en protagonista de la ciencia. Buscábamos un equilibrio entre el rigor científico y su propuesta interactiva y didáctica añade María Ángeles Díaz Vieco. Al fondo, perfil del Museo sobre las casas colgantes de Cuenca museo: Astronomía Tesoros de la Tierra Historia del Futuro y Laboratorio de la Vida Para el visitante, la aventura comienza nada más entrar en el edificio. Rodeado de lienzos en blanco y negro que dotan a la sala de un halo de misterio, el espectador encuentra, bajo sus pies, algunos restos históricos hallados durante la edificación. Al adentrarse en el museo aparece una gran máquina de reloj que recuerda el transcurrir del tiempo. Un tramo más y se llega a la parte más espectacular del Museo: una lanzadera espacial en la que se proyectan imágenes desde la toma de Cuenca por las tropas francesas hasta la gran explosión, el BigBang Comienza, entonces, el recorridO por los bloques temáticos. Los Tesoros de la Tierra recoge aspectos geológicos, estratográficos y paleontológicos parsi dar paso a las salas que albergein la Historia del Futuro Éstas recorren, partiendo de una secuencia de ácido desoxirribonucleico (DNA) la vida de una persona hasta el momento de su muerte, presentando asimismo las posibilidades de futuro. En el Laboratorio de la Vida el visitante puede contemplar un bloque íntegramente dedicado a la Comunidad de Castilla- La Mancha, sus sectores de ocupación y el agua. Por último, pero no por ello menos relevante, se encuentra la sala de Astronomía en la que se ha pretendido recoger la historia de esta disciplina científica, desde los egipcios a la actualidad. Uno de los recursos más interesantes del Museo es el Planetario, con capacidad para 74 personas y una cúpula con un diámetro inferior de diez metros. Dotado de la más avanzada tecnología, se basa en la concepción clásica de proyección en el cielo. En la parte más alta del Museo, está situado el Obseri atorio Astronómico, equipado ccn un moderno telescopio desde el que se pueden realizar observaciones del firmamento y transmitirlas al Planetario. Otra instalación digna de ser visitada es la biblioteca. SILVIA MUÑOZ 14 de enero de 1999 Bloques temáticos El edificio, obra del estudio de Salvador Pérez Arroyo, levantado sobre los restos de antiguos inmuebles de la judería y construcciones posteriores de los siglos XVIII y XIX, se enclava dentro del casco antiguo de la ciudad y ha sido concebido para albergar un área de exposición permanente de unos 2.800 metros cuadrados. Allí se han situado los cuatro bloques temáticos que darán cuerpo a este Vista parcial de la sala Historia del futuro del Museo de las Ciencias de Castilla- La Mancha 62