Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC Cultural Descendimiento OLVIDO GARCÍA VALDÉS EXTERIOR NOCHE Sobre la superficie del papel dos formas apuntadas, unidas por su vértice, completan un espacio triangular de duplicación casi biológica. Un eje de simetría parece organizar texturas y relieve, también el dinamismo de plegados, de quebradas y curvas. Pigmentos terrosos, indecisos e inciertos de centenarias cortezas, o densa ingravidez de liumo; pardos, marfileños o hialinos, grises de arena casi plateada. Ritmo no regular más repetido, sobrios empastes, tornasolada tinta tenebrosa. En el vértice, crestas y grumos- materia de lo quemado- surcos y grietas en disposición radial. Y en cada una de las mitades, con inexacta simetría y sobre una de ocre oscurecido que se aproxima al negro, dos trazos vigorosos de un blanco brillante, conspicuos, realzados, a modo de gammas griegas. Y, en efecto, se trata de una autographa gamma, lepidóptero ¡mago de la familia de los noctuidos, heliófoba común de envergadura alar entre 35 y 40 milímetros y vuelo rápido. Lepidóptero: cabeza, tórax y abdomen pierden presencia frente a la suntuosa superficie de las alas, constituyendo éstas una delicada labor de filigrana e ingeniería: una membrana doble de estructura reticular sirve de armazón en que se insertan mediante cortos pedúnculos las sedas laminares que denominamos escamas. Las escamas, al presentar el limbo superior abierto, sirven también a la penetración del oxígeno de la atmósfera hacia las tráqueas alares; sistema que en las mariposas se completa con nueve pares de estigmas o abert; uras por donde el oxígeno afluye a los órganos, sin que la ayuda fisiológica de! a circulación sea necesaria. El sencillo aparato circulatorio, a su vez, consiste en un único vaso dorsal que, ensanchándose al atravesar el abdomen en una serie de pequeñas cámaras, llamadas en su conjunto corazón, transporta la hemolinfa. Especie críptica, que se mimetiza con facilidad merced a sus colores muy matizados y nada vistosos, la autographa gamma se alimenta, como casi todos sus hermanos de orden, de tejidos y jugos vegetales, y siente, también como las otras heüófobas, amorosa fascinación por las luces que en la noche se encienden; amorosa, en verdad, pues tan fatal entusiasmo parece seguir trayectoria análoga a la de sus danzas nupciales. Estigmas y corazón, sistema respiratorio y circulatorio, así como función nutritiva pueden ser inhibidos o frenados en lo que se conoce como quiescencia o diapausa. Son éstos estados de inmovilidad o letargo orgánico en los que el insecto parece recogerse en sí y vivir de sus reservas. Heliófoba, elude el sol pero lo verde y lo dulce le sirven de alimento; rechaza el sol, y, sin embargo, ama la luz. Veloz y quiescente. Críptica y mimética, mas señalada en sí por sí, autographa. Í -Tií -tft rf- f r I 4 f i M ÍI CI A i ll iJIIi -3 f J I I 36 19 de noviembre de 1998