Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC Cultural Poesía Una pregunta ascética Antoni Mari. El desierto Traducción de Vicente Valero. Edición bilingüe. Península. Barcelona, 1998. 94 páginas, 1.200 pesetas. hasta aquí, otra vez? El aquí es fundamental, pues sólo a partir de la conexión con lo familiar parece posible proyectarse hacia aquel espacio de plenitud, que no puede ser un recinto sino un límite. De ahí que la localización- árboles, atardeceres- haga referencia al qué de la pregunta- eje: se busca la razón última que atrae la mirada, ya que el lugar donde se fundamenta la búsqueda es un desierto que el alma ha creado a imagen nuestra Ese entorno ascético acoge la aspiración a la trascendencia con un tono que recuerda al clásico beatus vir. ¿Cuándo será que iré, como los otros, allí donde hay perfecta sincronía, y todo es movimiento y energía y compás temperado y deleitoso? En cada escena se busca un más allá cada imagen está atravesada por una intención iluminativa y cada expresión quiere elevar todos sus referentes hacia un estado libre de contingencia y de impureza. Al igual que en los movimientos anteriores, el contemplativo de El desierto busca la serenidad de un universo interior que sólo puede expresarse con palabras perecederas. No siempre logra el poeta contener y fijar significativamente el desbordamiento de las grandes palabras- la vida de la idea los límites del pensamiento al que le lleva la actitud invocadora de trasfondo elegiaco al modo de Rilke y de Caries Riba, pero remontándose a los momentos en que el romanticismo irradia más fulgor y propone más lecturas: Hólderlin, Leopardi. La lectura idealista del romanticismo- al que el autor ha dedicado ensayos- se refleja en la subjetividad esencializada o en imágenes que, aun apoyadas en la convencionalidad literaria- el giro eterno de los astros evocan una cosmología difícil de reconocer por la lectura de poesía actual. Quedan más claramente en la memoria, como surcos fértiles, los momentos de reflejo paisajístico y cotidianista (el poema Vil y, sobre todo, el que cierra el libro) donde se ahonda la dicción sin forzar el paso a seguir. Y queda el claro intento de iluminar esta oscuridad que hace del alma una profunda fuente donde todo, en lo más hondo, se mezcla PEDRO PROVENCIO E N la nota que abre este poemario, Antoni Mari señala que su nuevo libro forma un conjunto coherente con sus dos títulos anteriores: El preludio (1886) y Un viaje de invierno (1989) De hecho, los poennas de El desierto reanudan las reflexiones iniciadas en la prinnera de aquellas entregas, donde la voz contemplativa se preguntaba por un espacio capaz de armonizar la visión del momento y la palabra intemporal. Tras las tensiones que se aprecian en Un viaje de Invierno, el más conmocionado y sombrío de los tres libros, vuelve El desierto a remansarse y a reconocer el paisaje propicio a la meditación: la casa íntima, el campo apacible, las colinas que se alejan hacia el mar. Oímos la pregunta: ¿Qué es lo que me trae I UNIVERSIDAD AUTONOMAl DSiiÉÉai C u r s o s de Humanidades Contemporáneas 98- 99 XXI EDictOs La familia española en el umbral del siglo XXI Dirección: Gerardo Mcil Landwcrlin 2 al 13 de noviembre de 1998 La investigación en el arte flamenco Dirección: Jesús Ascnsi Díaz 30 de noviembre al II de diciembre de 1998 La música y la sociedad de nuestro tiempo Dirección: José Pcris Lacasa Enero de 1999: fechas pendientes de confirmación Chicas buenas, chicas malas: mitos e imágenes de lo femenino en el siglo XX Dirección: Eulalia Pinero Gil y Robería Quance al 12 Je marzo de 1999 El Mediterráneo: un espacio circular Dirección: Alejandro Lorca Corrotis ¡5 al 26 de marzo de ¡999 La educación ante la era tecnológica Dirección: Matilde García García y Agustín de la Hcrrán Gascón 5 al 16 de abril de 1999 Comportamientos juveniles de riesgo: análisis e intervención Dirección: Antonio Martín González y José Manuel Martínez García 19 al 30 de abril de 1999 La alimentación en el marco de la evolución biocultural de las poblaciones humanas y su repercusión epidemiológica Dirección: Consuelo Prado Martínez y Dolores Marrodán Serrano 3 a! 14 de abril de 1999 Escritores españoles e hispanoamericanos de hoy Dirección: Tcodosio Fernández Rodríguez y Carmen Valcárccl Rivera Fechas pendientes de confirmación Lugar: Facultad de Filosofía y Letras Hora: 7,30 de la larde Matricula del ctir o: 5.I0 S pía. Los alumnos matriculados obtendrán diplomas por su asistencia (20 horas lectivas) Oficina de Actividades Culturales Rectorado (antreplanta 2) UAM Teléfonos: 91 397 43 59 y 91 397 46 45 1 (de 9 a 14 horas) Fax: 91 397 41 74 Universidad Autónoma de Madrid 28049 Madrid Hacer pesar la luz Javier Bello. Las jaulas Accésit del Premio Gil de Biedma. Visor. Madrid, 1998. 98 páginas, 800 pesetas. U Vícerrectorado de Cultura (91 10 NA escritura es tradicionalista, en un sentido limitador, no porque opte por una u otra poética, sino por acercarse a la tradición como un repertorio retórico: aprende de ella como de un libro de texto enteramente fijado y combina sus lecciones con más o menos habilidad. Esto hace preciso que se valoren las coordenadas concretas de la tradición, bien distintas entre España y América. Así, en Concepción, ciudad chilena donde nació Javier Bello (1972) tuvo lugar, en 1962, un famoso congreso en que se encontraron Sábato, Carpentier o Neruda con Ginsberg o Ferlinghetti; allí también, en torno al golpe de 1973, sitúa Roberto Bolaño su novela Estrella distante, el bullir de los inquietos talleres de poesía que son caldo de cultivo de la acción. Son ejemplos azarosos de algo sabido: la tradición americana- muy a diferencia de la española- integra naturalmente en su cuerpo el aporte de las llamadas vanguardias. Tal vez sea útil recordarlo frente al brillante despliegue de imágenes y al fluido uso del versículo que ofrece Las ¡aulas, primer libro español üe Bello, ya cuarto de los suyos pese a su juventud. Aun siendo arrollados por su torrencialidad, apenas parece posible reconocer un lenguaje propio: el horror vacui de los poemas, las oleadas de realismo mágico, el énfasis de la voz, remiten a las fuentes: Neruda, Lorca, Saint- John Perse, ahora Gamoneda, como enumeraba en otro lugar el mismo Bello. Sin duda, lo que en el libro tiene mayor interés- al margen de que esa abundancia sea aquí desusada y no venga mal- son los síntomas, percepti- bles en su segunda parte, de una conciencia de ese conflicto estético y la capacidad de integrarlo indirectamente dentro de su curso. Se trata de textos que, en su mayor delgadez, más libres de los hábitos retóricos, buscan otra clase de respuesta, palpando entre voces que se oyen en la oscuridad, adentro, como con el sobrecogimiento de un niño en la noche. Con sus imágenes aluden los versos al fenómeno que los posee, a la fascinación por el caudal en que se inundan: Cuánto amo todavía mis orejas como ¡manes de una fertilidad que no cabe en mi boca Y ese todavía sugiere un nuevo estado- no pienses en nadie que esté sentado en medio de la verdad -donde nada se establece, y se anima a proponer otras vías. Así, pudiera unirse esta frase a la anterior: y ahora, mi imagen de la verdad es ésta: una mujer sin orejas, volcada Pocas veces ocurre: que lo más hondo de un libro guarde las semillas de su crítica, del salto que lo convierta en otro- reprimir la facilidad, cantar hacia dentro, prender el núcleo necesario de cada imagen: hacer pesar la luz, pero no derramarla -M. C. Bartleby Editores, S. L. Busca autores para sus colecciones de Narrativa, Poesía y Ensayo Apartado Postal 15.115- 28080 Madrid Tfno. de contacto 91 471 32 97 19 (Je noviembre de 1998