Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC Cultural Las raíces aéreas de Guzmán sÑ- f xr. p- Galería Juana de Aizpuru. Madrid c Barquillo, 44 Hasta el 8 de diciembre De 50.000 hasta 1.500.000 pesetas L Ci m ¡Aá -Tm Yolecaigo (La hamaca voladora) vuelo experimental en el Parque Nacional de Bogotá A exposición Echando raíces al aire) recoge el material que el artista ha ¡do produciendo en Colonnbia, donde actualmente reside, como resultado de su trabajo sobre las propiedades intelectuales de las plantas que viene desarrollando en ese país sudamericano desde 1997, y que se concretará en un futuro próximo en el proyecto Planta tu vida cotidiana para el Centro Andaluz de Arte Contemporáneo de Sevilla. Así, el espacio de la galería tía sido ocupado prácticamente en su totalidad por distintas especies de plantas, propias de ese país (coca, caucho, etcétera) y de nuestro entorno (olivo, madroño, roble) y una serie de objetos; fotografías, dibujos y una suerte de cuadro, que tienen como tema exclusivo la planta. La planta se convierte así en el punto de arranque desde el cual Federico Guzmán (Sevilla, 1964) se propone recuperar la cotidianeidad para el arte. Al margen de la cuestionable idoneidad climática de la planta como referencia de lo cotidiano en la exuberante Colombia o en la reseca España, lo cierto es que su eficacia como objeto simbólico es patente. En la planta se produce en buena medida la cosificación de la naturaleza. En su transformación en objeto de uso confluyen el aspecto eterno del pasado de la naturaleza y el presente efímero de la cultura, esto es, la tensión entre naturaleza y cultura. Pero, este simbolismo latente de la planta recibe por parte de Federico Guzmán un tratamiento de proximidad, al situarla en la vida cotidiana, que la aleja de cualquier efecto dramático o artístico y, por lo tanto, de los discursos globalizaclores, sean ecológicos o ideológicos. Así, los objetos que forman la exposición- plantas incluidas- están regidos por una concepción germinal de lo artístico al solaparlas con la actividad cotidiana. Los objetos artísticos son el resultado de esa actividad: las fotografías recogen y testimonian una actividad social e individual en torno a la planta; los dibujos son el apunte del imaginario del autor o, simplemente, la descripción de la planta; y, finalmente, en los cuadros -tal vez las piezas más interesantes de la exposición- que simulan hojas, tanto por su forma orgánica como por su colorido verdoso, se sitúa el residuo ciudadano, urbano y cultural, de unos textos que, arniodode palimpsesto, entremezclan el aserto con la simple frase o el dibujo ingenuo de la tiza. Federico Guzmán ha abordado la recuperación del conceptualismo sin la grandilocuencia de antaño, a través de una concepción de la acción comunicativa en la que, no obstante, aún subsisten los peligros de la forma artística. FÉLIX GUISASOLA Francesc Torres instala un deseo L esta galería, una galería bien establecida en su momento artístico, están acostumbrados a atender cuantos gestos efectúen los artistas y siguen atentamente cuantas señales les perA descripción de la instalamitan establecer una correcta ción de Francesc Torres no comunicación con lo que allí se puede ser más sencilla: un saludo muestra. de entrada, un ¡hola! un hola ¡nvitador al que sigue la frase escrita En esta ocasión lo visual va ahora en la pared con que Alberto acompañado por un texto esSánchez saludaba al futuro y que crito por el autor, Francesc Todaba título a su escultura instalada rres (Barcelona, 1948) escueto, frente al pabellón español de la Exdirecto, político, que expresa y posición Universal de París de declara un deseo que ha atrave 1937: El pueblo español tiene un sado una cadena de expectaticamino que conduce a una estrella. vas frustradas hasta ahora y que La frase termina en la realidad de todavía sigue en pie; texto que una estrella de celebración, una esalimenta y da peso a la delgadez trella de Navidad, iluminada por muaparente del trabajo artístico; chas bombillas vibrantes luciendo texto que fusiona las vertientes con toda su potencia. En una pared ideológica y visual reuniéndolas diferente un saludo de despedida, en ese deseo que inevitable ¡adiós! y frente al adiós una fotogramente nos afecta a todos. fía enmarcada del hemiciclo de las Francesc Torres ha prescindido Cortes en un tamaño que se diesta vez de la multivocidad de sentisuelve en el espacio donde está coldos habitual en sus instalaciones, gada. Pero la instalación no se ha ido directo al verbo tener, tener acaba aquí, pues los visitantes de un camino tener derecho EfectiGalería Elba Benítez. Madrid c San Lorenzo, 11 Hasta el 28 de noviembre 40 Vista parcial de la instalación El pueblo español tiene un camino que conduce a una estrella, de Francesc Torres vamente, escribe, Nos merecemos algo más que eso. Nos merecemos una clase política que esté a la altura de la ciudadanía. Nos merecemos el privilegio de poder empezar a caminar por un camino, después de tanto tiempo de expectación, que nos conduzca a un lugar estelar que brille con intensidad para satisfacción y orgullo de todos ADOLFO CASTAÑO 12 de noviembre de 1998