Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC Cultural Madrid- Berlín, elogio de la pintura H ACE ya tiempo que la cuestión de la Centro Cultural del Conde Duque. Madrid muerte de la pintura ha dejado de ser Conde Duque, 11 debatida. Que la pintura es posible, después Hasta el 29 de noviembre de los excesos del arte conceptual, no era necesario demostrarlo ni aquí, ni en Alemania. Aquí, porque, ya desde los años setenta, hubo un movimiento muy importante de retorno activo y consciente a la pintura, acaudillado por Gordillo y en el que participaron- y todavía participan de un modo extraordinariamente fértil y creativo- artistas como Quejido, Alcolea, Serrano, Franco, Albacete o Pérez- Villalta. Por su parte, en Alemania, la tradición expresionista nunca se había agotado, pero en los años setenta cobró nueva fuerza con la obra de artistas como Baselitz, Penk, Kirkeby, Kiefer o Inmendorff. De que la pintura era todavía posible ya nadie dudaba en los años setenta. Por eso parece bien extraña la propuesta que nos hace esta exposición Madrid- Berlín, que se presenta en el Centro Cultural Conde Duque de Madrid, porque los comisarios parecen querer defender a la pintura contra fantasmas hace ya tiempo olvidados. Que la pintura es posible, ciertamente no requería ser demostrado. Pero que la buena pintura es todavía posible, es una cuestión diferente a la anterior y es Sintítulo (Monstruos) 1997- 98, óleo sobre tela sin embargo el verdadero resultado- no de Marina Núñez reconocido ni proclamado por los comisarios- de la presente exposición. Las ideas de confrontar artificialmente artistrar las mejores aportaciones de la pintura figuratas de diversas ciudades, por el hecho de vivir tiva en Madrid y en Berlín. o trabajar en determinado sitio, suelen produPero así como hay que elogiar a los comisarios cir resultados espantosos. Sin embargo, hay por su selección- particularmente acertada en el que reconocer aquí el buen gusto y la cuidada caso de los artistas españoles- sin embargo se selección de los artistas, llevada a cabo por les debe reprochar la dudosa justificación teórica tres comisarios alemanes (Barbara Eisenmann, de su propuesta. Si el texto introductorio del caFrank Meilchen y Christoph Strieder) para mostálogo es un cúmulo de necedades, los textos encargados para acompañar a cada uno de los artistas a doce críticos diferentes (seis alemanes y seis españoles) no se quedan a la zaga. Ninguno de ellos informa sobre el artista, es raro el que informa algo acerca de la obra y, la mayor parte, no pasan de meras divagaciones literarias en dos folios. ¿Cómo se puede reunir en torno de una exposición a un total de dieciséis críticos, para decir tamaña cantidad de tonterías? Y sin embargo, y a pesar de ello, la exposición se salva. No sólo porque es una buena exposición de pintura, sino también porque haya una cuidada selección de obra. De entre los artistas españoles, vale la pena destacar el trabajo de Óscar Seco y sus fascinantes yuxtaposiciones de fondos y figuras, el de Marina Núñez con sus mujeres exangües, desquiciadas y autodesgarradas, y el de Simeón Saiz, felizmente retornado a la pintura, con una impresionante serie sobre las matanzas de Sarajevo, presentada en hermoso colorido. En cuanto a los berlineses, es notable el trabajo pictórico de Regine Spangenthal, que presenta grandes paisajes contemporáneos, seccionados en dos partes, una en blanco y negro y la otra en color. Magnífico también el trabajo de Peter Stauss, aunque dudosamente figurativo, y por tanto, ajeno a una exposición que pretende presentar- según los comisarios afirman- la nueva figuración. Pues el trabajo de Stauss parece desarrollarse más bien en la línea de las investigaciones formales del último Frank Stella y, por tanto, parece poco preocupado por los problemas de la figuración. Por último, también es destacable el trabajo de Maik Wolf, que deliberadamente trata de romper muchos tabúes en materia de representación pictórica moderna. MIGUEL CERECEDA tH IIIO! SAU DE LAS ALHAJAS CAJA M A D R I D FUNDACIÓN Plaza de San Martin, 1- 2 8 0 1 3 M A D R I D T e l 9 l 379 24 61 Horario: Laborables de 11 a 14.30 h. y de 17 a 20 h. Domingos y festivos de 11 a i 4.30 h. Lunes cerrado 15 de octubre 13 de diciembre de 1998 12 de noviembre de 1998 35