Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC Cultural V A la izquierdei, Robert Rauschenberg en j estudio de la Isla de Captiva (Roríd Débalo de esAas líneas, Intermission, de 1996. En la página anterior, Retroactiw I, de 1964. i V- -ii -Í L P ROLÍFICO y con una inventiva desbordante, Robert Rausch berg siempre ha estado más interesado por el proceso del arte que por su resultado. En la gigantesca reü ospectiva que se presenta el próximo día 20 en el Guggenheim de Bilbao, se puede d servar la efervescente variedad de toda una vida. Es posible aprender muchas cosas de un artista fijándose en las tíbras que colecciona de otros artistas, en cómo las expone, y en io que dice sobre las mismas. En el caso de Robert Rauschenberg, los hechos resultan particularmente reveladles. En una de las paredes de su dormitorio cuelgan una serie de recuerdos del arte del sigto XX y de su propia vida: dibujos de Matisse, Magritte y Twombiy. garabatos de Duchamp. un bandera que Jasper Johns trazó a lápiz en ur hoja de notas, un posavasos de cerveza sobre el que una vez dibujó De Kooning. La casa de Rauschenberg es amplia, espaciosa, uno de los 10 edificios que mantiene en un 12 de nowembt de 1998 espectacular complejo en la isla de Captiva, en Florida. Alberga una buena colección de arte, tanto del propio artista como de otros; pero lo primero que enseña Rauschenberg a los invitados es esta íntima colección de recuerdos. Explica la procedencia de cada una de las piezas con placer. Me gustan las cosas que son casi como souvenirs de una creación, to contrario de una obra de arte, porque el proceso es más interesante que completar el materiaU. Sin embargo, a sus 73 años, Rauschenberg ha cc mpletado mucho material. Desde comi zos de la década de 1950, ha creado un sinfín de dibujos, pinturas, fotografías, cdlages, esculturas, montajes, y artilugios mecánicos, y ha estado desde el principio prácticamente en todos los movimientos recientes del arte norteanr ericano. Fue uno de los primeros en hacer arte con objetos de la vida di ia y los desperdicios de la cultura popular, y en ínfroducir fotografías en ios cuadros. Inauguró el conceptualismo norteamericano en 1953, cuando adquirió un dibujo de De Kooning, lo borró cuidadosan nte, y lo expuso más tarde con su propiafimia; a comienzos de la década de 1950 participó en los primeros happenings, colaboró con el compositor John Cage, con científicos de los Laboratorios Bell, y con los coreógrafos de vanguardia Steve Paxton y Trisha Brown, Parece incapaz de realizar una ctira que carezca de interés, y ha realizado un buen número de obras magníficas. La próxima semana se expondrá en el Museo Guggenheim de Bilfc ao una pequeña parte de su vasta producción; aun así, se muestran nada menos que 400 obras, una de las cuales. The 1 4 Mite or 2 Furlong Piece (La pieza de 1 4 de milla o dos estadios) es una magna obra autobiográfica, dividida en 178 partes diferentes, en la que el artista lleva frabajando desde comienzos de la década de 1980. El responsable de esta abundancia es un hombre pequeño de pelo blanco, con una parte de ascendencia cherokee que parece haberse im- 33