Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC Cultural De boca en boca IGNACIO RUIZ QUINTANO Grabados: Francisco Díaz de León TÚ me querías decir no sé qué cosas ¿Qué ave te gusta más? -le preguntaron por San Martín a un campesino gallego- ¿El pollo? ¿La perdiz? ¿El pichón? Tú piénsalo bien y dílo sin miedo. Verá usted. Verá usted- contestó el campesino- El pollo... la perdiz... el pichón... no están mal. Pero... se o porco volara... Ai ESPACIO. John G i e n n p r o p o n e a M ore abrir un asilo e n e l espacio fTituior die Prensa. AL VUELO. Ho h e cfaofo concesiones la lírica o a ios s p e n s a m i e n t o s profundos, y m e ite ¡educado a escribir cosas q u e a mí m e e n t r e t e n í a n M i g u e l Ánge! Sodriguez, novelista. L A comida, pasable, y la cama, blanda. Visto así, y encima por un español, más que una nave espacial, el Discovery parece una pensión de autores costumbristas en la madrileña calle de Jacometrezo, donde también se viven los retos del espacio, y con la misma preocupación que en el hangar de la Nasa o en el cenobio de san Basilio, autor de De renuntiatione saeculi: Todo el que sea joven y físicamente hermoso, oculte su atractivo Cuando durmáis, no permitas que tu ropa toque la suya, sino que has de poner un anciano entre vosotros... La descripción utilitarista que del espacio ha hecho John Glenn- si tiras la comida, no se te cae encima, y si no duermes en una noche, llega otra en seguida -es la que de nuestras pensiones más literarias solían hacer los huéspedes venidos de provincias, y no aspiraban a otro asilo que el de la Academia. Pero Glenn es un héroe americano que masca chicle con su esposa para celebrarlo. He was chewing her gum... decía la canción. N L OSñBU O. U i m a y o r s m Dios Co perf l e i d novi d e i ii Í ieitilfer. l S O lo entretienen los arrebatos líricos ni los pensamientos profundos; prefiere la literatura de intriga- ¿a qué político español va nadie a intrigarlo con un terceto de Dante o con un pensamiento de Hume? pero con tramas sencillas. Por ejemplo: un candidato a la presidencia del gobierno es asesinado, y alguien tiene que descubrir al asesino y el móvil, o no estaríamos en un Estado de Derecho. He aquí lo que Miguel Ángel Rodríguez promete resolver en El candidato muerto, su primera novela policial, aunque no tanto, si tenemos en cuenta la forma en que Poe prefiguró ese género literario que Borges definía como cualquier ficción de un hombre que descubre un crimen por medios lógicos y a fuerza de razonamientos, y que tiene un amigo menos inteligente que él que se encarga de ir contando la historia. (En la vida real, los crímenes se descubren I en la Biblia estaban para cantar las verdades del barquero (el profeta Natán al rey David) en Psicología representan el arquetipo que gobierna lo que los profesionales con consulta llaman ego observador que debe de tener forma de ombligo. La función de los magos consiste en el dominio de la Naturaleza, cuyo secreto, según la interpretación ramoniana, todos los ilusionistas guardan en su ombligo: De ahí sacan todo lo que no se sabe de dónde sale. ¡Ah, si no tuviesen ombligo! El ombligo de David Copperíield se llama, naturalmente, Claudia Schiffer, que es como el ombligo de Eva- Adán no podía tener ombligo- es decir, nuestra Madre Naturaleza, y no hay que tener un gran ego ni ser un gran observador para darse cuenta de que, dominando a esa Naturaleza, Copperíield se ha convertido en el mago más famoso del mundo. El mundo ve la fama como los gnósticos ven el mundo, por parejas, o, ya puestos, como un grandioso misterio sexual y, a los ojos del mundo, lo de Copperíield lo es. Además, vuela. Sólo quien ama vuela. Y vuela por volar, con gran pericia acrobática, que siempre queda más romántico que lo de Shelley, cuando se proponía aniquilar la esclavitud volando en globo sobre África. por investigaciones, por delaciones o por azar, no por razonamientos. Teóricamente, pues, el caso que ños ocupa, siendo policial- leer un texto del género policial sospechando todo de antemano es el tipo de lectura creado precisamente por el género policial- no constituiría ficción, puesto que el propio autor renuncia a los razonamientos- no hace concesiones a los pensamientos profundos- para resolverio y al amigo menos inteligente para contario. Pura vida de novelista posmoderno que confiesa haber vivido: A mí, por ejemplo, me encanta cocinar, y todos los sábados voy al mercado, pero ésto nadie lo sabía. 12 de noviembre de 1998 26