Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
24 de julio de 1998 A B C de la ciencia NUEVA HIPÓTESIS SOBRE LOS CÁLCULOS RENALES Las nanobacterias son las bacterias con pared celular más pequeñas conocidas. Su presencia se descubrió recientemente en sangre humana y vacuna, así como en cultivos celulares de suero comercial. Un equipo de investigadores ha detallado en Proceedings de la Academia Nacional de Ciencias de EE. UU. una nueva hipótesis que relaciona estas minúsculas bacterias con la formación de cálculos de riñon, que pueden estudiarse ahora con un nuevo modelo de laboratorio L Madrid. Carolina Samper A formación de estructuras cristalinas inorgánicas en el exterior de las células es un fenómeno biológico bien conocido al que los científicos se refieren generalmente como biomineralización. Los huesos de los mamíferos o el esmalte dental son dos ejemplos de estas formaciones en los que están implicados minerales como el apatito. Pero la base molecular de los procesos de mineralización es aún una incógnita para los científicos. Recientemente se ha implicado a las bacterias como factores necesarios en los ciclos bioquímicos que dan lugar a formaciones de minerales en sedimentos acuosos. Los microorganismos son capaces de precipitar apatito en aguas marinas, en condiciones similares a las del cuerpo humano. En este estudio, investigadores de la Universidad de Kuopio, en Finlandia, y la Universidad de California, en EE. UU. afirman que un grupo de microorganismos recientemente descubiertos y denominados nanobacterias a causa de su diminuto tamaño, construyen abrigos de piedra a su alrededor, similares a los agregados minerales que se encuentran en los cálculos de riñon y en otros tipos de depósitos de calcio, perjudiciales para el organismo humano. Las nanobacterias son los microorganismos más pequeños conocidos con pared celular. Su presencia ha sido detectada en sangre humana y vacuna y se sabe que tienen capacidad para viajar desde la sangre a la orina en animales. Los autores de este trabajo cultivaron nanobacterias en laboratorio y observaron que producen formaciones de fosfato de calcio muy parecidas a las descritas en piedras deriñon, ve- renales. Abajo, conjüntp de piedras de riñon humeas sícula y vejiga, y a las características de patologías como la ateroesclerosis, el escleroderma y la peligrosa calcificación que afecta a muchos de los pacientes que se ven obligados a someterse a la diálisis. Todos los modelos desarrollados anteriormente para entender la formación de cálculos deriñonapuntaban a una misma hipótesis: un pH elevado y concentraciones patológicas de calcio y fosfato en el cuerpo eran los principales factores litogénicos. Los resultados de este trabajo indican que estos nocivos depósitos se pueden producir sin necesidad de que se den las condiciones anteriormente mencionadas, si existen un pH de 7,4, concentraciones normales de fosfato y calcio así como la colaboración de las nanobacterias. Asimismo, se observó, también en laboratorio, que aquellas células infectadas con nanobacterias desarrollaron depósitos minerales tanto en su interior como en el exterior de su pared celular. Para comparar los depósitos de apatito construidos por nanobacterias en cultivos celulares con cálculos de riñon, se reco- gieron treinta piedras de riñon al azar. El análisis reveló que todos ellos contenían nanobacterias. Todos estos nuevos datos sugieren que estos diminutos microorganismos pueden tener un importante papel en la formación de cálculos de riñon y en otras enfermedades asociadas con la calcificación tisular patológica. Estos investigadores estudiaron estos procesos en laboratorio con un tipo de nanobacteria aislada de un suero comercial bovino (FBS) El punto de partida de estos trabajos fue la constatación de que cualquier fase de crecimiento de las nanobacterias produce automáticamente una precipitación biogénica en la envoltura celular. A esta conclusión se llegó a través de microanálisis por rayos x y análisis químicos. Posteriormente, a través de una técnica de espectroscopia, se concluyó que el mineral que forma estos depósitos es un tipo de carbonato. Las nanobacterias pueden producir estos depósitos en cultivos celulares mimetizando el crecimiento tisular y la filtración glomerular, de manera que suponen un modelo ideal para los estudios en laboratorio sobre los procesos de calcificación. 53