Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
A B C de las artes 24 dejuliodel 998 NUEVO TRAZADO DE LOS ESPACIOS VERDES M REAL SITIO DE LA GRANJA DE SAN ILDEFONSO LA RECREACIÓN DEL JARDÍN DE LA DOTICA unos jardines tan versátiles y excepcionales como los de La Granja supone años de tenaz investigación. El clima severo de la sierra del Guadarrama, la ausencia de un proyecto científico y el tiempo pasado se han encargado de atenuar huellas y borrar métodos y orígenes. Cualquier proyecto de rehabilitación sobre un medio botánico tan vivo no puede ciertamente basarse en referencias inalterables. El terreno, la climatología y los años imponen su ley, no hay vuelta de hoja. El de La Granja es un jardín clavado en la montaña, es un jardín de un Palacio Real y es un jardín público. Todo ello le proporciona carácter y singularidad. No es fácil acometer la rehabilitación, o recreación, como prefieren llamario sus autores, de unos jardines históricos tan alejados de la intención primitiva. Las actuaciones recientes, realizadas bajo la dirección de Santiago Soria, han afectado hasta hoy a los Bosquetes del Laberinto, a las fuentes de la Selva y de la Fama, al ahora inaugurado Jardín de la Botica y, próximamente, a las zonas del Nocturnal y el Bosquete de los Vientos. En todas ellas el juicio sobre el resultado requiere la A colaboración de los años, pero en todo SP caso es elogiable el método seguido. Se ha impuesto el rigor científico: se ha realizado una minuciosa investigación sobre los antecedentes del terreno, de los que se ha encontrado vaUn aspecto de la rehabilitación del Jardín de la Real Botica (Segovia) liosa documentación, aunque incompleta; se ha redacoriginal exacto. La documentación tado un proyecto riguroso con los conservada nos aleja hasta 1450, datos disponibles, que se ha ex CuATRO años de cuando Enrique IV mandó conspuesto para facilitar la crítica y, fitruir la Granja Jerónima, junto a la trabajo y un proyecto nalmente, se ha acometido la obra Ermita. A partir de 1736, el Jardín con las más modernas tecnolodocumentado de la Real Botica aparece en la gías. Y con valentía. cartografía que se conserva con científicamente en los diseños muy parecidos. Los eleLos años, la climatología y las Archivos del Palacio mentos comunes más representadiferentes miradas y criterios, adetivos que figuran en los planos más del abandono, Real han cristalizado ficando el terreno. Yhan ido modiconsultados han sido los cuatro si hasta 1868 cuadros del Jardín, una fuente en el Jardín conservó su carácter en este espacio el centro, un estanque en el ánproveedor de la Real Botica, para gulo noreste y una casita triangu- rectangular de tres mil el que había sido concebido, a E L Patrimonio Nacional ha recreado el Jardín de la Botica del Real Sitio de San Ildefonso (Segovia) Cuatro años de trabajo de campo y un proyecto documentado científicamente en los Archivos del Palacio Real han cristalizado en este espacio quieto y rectangular de tres mil metros cuadrados, curado de plantas medicinales, que la Reina Doña Sofía inauguró hace unos días en los Jardines de La Granja. Adosado al límite noroeste de la Partida de la Reina y frente a la ermita de San Ildefonso, que fue la construcción primera que dio origen al Real Sitio, el Jardín de la Botica está cercado por un muro de piedra con una sola puerta original y otra posterior, que comunica con el área del jardín. El proyecto de recreación se ha inspirado en un jardín de botica con cierto aire medieval del que no se conoce el diseño lar, que hoy se conserva. Esta actuación se integra dentro de un programa de rehabilitación comenzado en la década de los ochenta con un minucioso estudio de los problemas existentes y la creación de una nueva cartografía, basada en trabajos de campo y fotografías aéreas. El proyecto, según juzgan los especialistas, era imprescindible pues Los Reales Jardines- el jardín como es conocido por los habitantes de La Granja- se encontraban avejentados y desfigurados debido tanto a la caducidad o meteorización de sus espacios, como a actuaciones poco afortunadas en el último siglo y la aparición espontánea de árboles que, si bien ha producido espléndidos ejemplares, no responden a la intención del proyecto original ni son oportunos por su ubicación en el conjunto. Seguir el rastro de los siglos de partir de 1880 se convirtió en un huerto de frutales que no prosperó y, en 1918, tras el incendio del Palacio Real que afectó considerablemente a la Botica, el espacio del Jardín quedó reservado para almacén de aperos y materiales. Hasta hoy. La composición y relación de espacios del proyecto actual se basa, en líneas generales, en el trazado del Plano de 1830. Se mantiene la disposición de ámbito cerrado, propio de los jardines medievales y la estructura general en dos alturas, con una escalera flanqueada por dos ejemplares de Aesculus hippocastanum Se han seleccionado árboles, arbustos y matas teniendo en cuenta sus características de adecuación al medio, su valor en farmacopea y la antigüedad del cultivo. El polígono es irregular, la plantación informal en sus márgenes de árboles y trepadoras sirve de cerramiento y asimismo de pantalla cortavientos. El primer espacio, rectangular y de nivel más alto, se ha destinado tradicionalmente a eras de cultivo de proporciones regulares; el segundo, en cambio, es cuadrado y en él se estructuran las eras de plantación de aromáticas, según el trazado clásico, en dos ejes regulares en cuyo centro se instalará la pequeña fuente llamada de los Niños, actualmente depositada en el Palacio. La selección botánica plantada estos días en los Jardines de La Granja ha tenido en cuenta la tradición y la belleza, pero no quiere olvidar su carácter didáctico. Las plantaciones disponen de rótulos con el nombre científico y vulgar de cada especie, se ha proyectado un estanque para cultivar las plantas medicinales acuáticas, se instalará un plano con indicación de las familias, usos y su localización en el jardín y, finalmente, la Casita servirá de centro de consulta de libros, con un Herbario, catálogos y fichas de las plantas. El Jardín de la Botica del Real Sitio de San Ildefonso permitirá el cultivo y la exposición de hasta trescientas especies medicinales y aromáticas de uso tradicional al menos desde la Edad Media, y con antecedentes en los Archivos del Palacio Real de Madrid y del Palacio de San Ildefonso. B. B. i WJ P 38 metros cuadrados