Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
24 de julio de 1998 A B C de las artes res a alumnos, en aulas teóricas y prácticas; finalmente, con las conversaciones informales de tiempo libre. A estos tres niveles de vida universitaria se encuentran ámbitos específicos en el nuevo edificio. A la investigación se dedica íntegramente la última planta, estructurada por un sistema de patios interiores empedrados de canto rodado abiertos tan sólo al cielo a los que asoman los seminarios. Un acer japónica palmatum constituye el único ornato de cada patio, y la constante variación de sus hojas según las estaciones introduce una referencia de cambio en el apacible ambiente. Su obra acepta la razón ilustrada y desde el conocimiento de este primer nivel conceptual propone el espacio moderno para vivirse desde la experiencia interior. Una arquitectura que se ampara en la geometría, razón del Movimiento Moderno Ignacio Vicens éstas proceden de un lucernario sobre el muro principal de fachada que, bañado interiormente, la refleja hacia el espacio de convivencia. Todo el edificio se trata interior y exteriormente en hormigón visto. Los pavimentos son de hormigón bruñido, excepto en la plaza, que son de cuarcita gris. Los huecos se protegen con celosías de chapa de acero perforada enrasada con los paramentos exteriores. El plasticismo volumétrico de Vicens, así como su especial sensibilidad en el tratamiento y dominio de la luz natural, definen la solidez de una obra incipiente. Desde la experiencia personal y la coherencia formal de sus paradigmas estéticos, la obra de Vicens acepta la razón ilustrada y desde el conocimiento de este primer nivel conceptual propone el espacio moderno para vivirse desde la experiencia interior. Una arquitectura que se ampara en la geometría, razón del Movimiento Moderno. respuesta a las distintas categorías espaciales para evidenciar de nuevo la validez del espacio del Movimiento Moderno. La arquitectura que defiende Vicens supera la ficción que supuso el avance tecnológico que el lenguaje moderno exigía. Así, los expresivos hormigones a la manera de Le Corbusier se transforman en sus obras en inmaculados paños de material y las líneas en limpios niveles de precisión absoluta. Vicens migró a la arquitectura tardamente, e incólume por su vocación de arquitecto ha mantenido firme una obra conexa con las enseñanzas de Javier Carvajal en avenencia con una vasta cultura, que desde Bernini a Derrida recibe influencias. Antón GARCÍA- ABRIL Razón ilustrada El ámbito de la convivencia es el que tiene mayor protagonismo en el edificio, y se estructura verticalmente para que vuelquen sobre él todas aulas. Las circulaciones a diversas alturas mediante pasarelas y pasillos abiertos al espacio central pretenden asegurar la constante actividad y el carácter siempre vivo de este espacio. Un cuidadoso tratamiento de luces de diferente origen subraya su protagonismo. En la cota de entrada el muro de fachada se rasga horizontalmente para permitir una espectacular visión enmarcada del campus universitario. Sin embargo, la profundidad del porche subraya la voluntad de separar vistas de luces; Juego racionalista La búsqueda instrumental de juegos plásticos del espacio racionalista tiene en Vicens uno de los ejemplos más puros dentro de la arquitectura española, sin insistir en brillos novedosos y efímeros, y con el justo manierismo que la modernidad admite. Su arquitectura se legitima por la dicotomía enfrentada con la ya caduca iconografía racionalista, con un sistema de estilo arquitectónico que conjuga movimiento volumétrico y de luz como 37