Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
A B C literario En gallego 24 de julio de 1998 Contos malvados Xurxo Borrazás Editorial Xerais. Vigo, 1998. 144 páginas, 1.300 pesetas E miraremo- las ondas! Mendinho, Martín Codax, Joan de Cangas Espiral Maior. La Coruña, 1998 64 páginas, 1.500 pesetas C ON tres novelas en su haber, más este libro de relatos, Xurxo Borrazás (Carballo, La Coruña, 1963) se ha revelado como uno de los jóvenes escritores más interesantes entre los aparecidos en los años noventa, con un lugar ya seguro en la narrativa gallega última. En sus novelas hay una permanente indagación metaliteraria encaminada a explorar en las posibilidades y límites de la ficción y en su componente lúdico. Así ocurría en Cabeza de chorlito (1991, traducida al castellano en Ronsel, 1993) con su trama de autor, narrador y personajes en conflicto creador y de identidad en un discurso autorreflexivo y abismado en el imposible discernimiento de fronteras entre realidad y ficción. Sin caer en manierismos gratuitos, su segunda novela, Criminal (1994) merecedora del Premio de la Crítica, consigue integrar sus modulaciones de signo metanarrativo con una personal visión de la Galicia rural. Y la tercera, Eu é Yo es 1996) lleva su planteamiento metafictivo hasta la figura del receptor en busca del renovado arte de contar historias. Muchos ingredientes de este singular universo narrativo de indudable modernidad reaparecen en los 13 relatos de Contos malvados Algunas de sus historias esconden su último secreto en los borrosos límites entre lo vivido y lo inventado. Su modo narrativo se complace, a menudo, en combinaciones de la primera y la tercera persona, con transición de una a otra por medio de pertinentes desdoblamientos, traslados de un nivel flccional a otro o introduciendo hábiles cambios de perspectiva. Lo real y lo ficticio, la vida y la literatura e incluso el realismo y la fantasía se dan la mano en unos textos que proponen una compleja diversión intelectual que incluye a narradores y receptores como agentes fundamentales llamados a participar de comunes actitudes lúdicas e ironía creadora. La tradición de estos cuentos es, por ello, la misma que la de las novelas del autor. Una tradición medular en la novela moderna, que arranca de Cervantes y llega, en nuestro siglo, hasta Unamuno, Gide, Borges y Torrente Ballester, por citar sólo a figuras de primera magnitud. Los relatos encuentran cierta unidad temática en sus variaciones en torno a la muerte, desde el asesinato hasta el suicidio pasando por el agostamiento vital y creativo. También son comunes las situaciones de soledad, de necesidad de comunicación y de amor y la lucha contra el tiempo. En su organización se ha intentado construir un marco formal con el primero y el último. De manera que entre ambos componen el pórtico y el cierre de la colección, apoyados en sendas muchachas que practican el robo como ejercicio singular de rebeldía anticapitalista, en especial el robo de libros. La condición de cierre en el relato final, Felices fiestas viene remarcada por la figura del mendigo que se encarga de asesinar por dinero, como ya hacía el personaje homólogo del sexto cuento. Y a ello se añade, además de la reiterada reflexión sobre la vida y la escritura, la referencia a que queda menos de una página cuando eso es aproximadamente lo que falta para que se termine el libro. No todos los cuentos reúnen la misma cali 24 E Y dad. Hay notables diferencias entre ellos. En conjunto, no Igualan los méritos de las novelas anteriores de Borrazás. A veces no se logra la intensidad requerida por el relato breve. En algún caso hay fallos en la cronología interna del relato. Así en Bodas de oro cuyo presente se sitúa en 1989, medio siglo después del enlace matrimonial de Emilia, que tenía trece años en 1938 y ahora ha cumplido los 64, y Bernardo, que nació el mismo día que José Antonio (1903) y tiene ahora 72, lo cual es imposible en 1989 (págs. 41- 42) No obstante, por encima de estos desajustes ocasionales, hay una media docena de textos de elevada calidad. Los mejores son aquellos de más clara prosapia borgiana, como Iniciales y El poeta él Ambos reconocen el diálogo intertextuai con el maestro argentino en su concepción de la literatura como palimpsesto y en sus reflexiones sobre el problema de la identidad. En Iniciales esto se desarrolla, con voluntad de juego y parodia, gracias a los anónimos en torno a Pierre Menard firmados por J. B. que responden a las iniciales de Borges y también del autor gallego. Y en El poeta él a través del desdoblamiento creador y critico en la exégesis que el autor representado, Xurxo, lleva a cabo sobre la poesía de su interlocutor. Ángel BASANTA STE año el Día de la Letras Gallegas (17 de mayo) estuvo dedicado a Mendinho, Martín Codax y Joan de Cangas, juglares del mar de Vigo y figuras señeras de la lírica gallega medieval. Por ello se han reeditado sus textos y han visto la luz estudios que interesa reseñar. La aportación más madrugadora ha reunido en ¡Y miraremos las oiasl Once cantigas en el mar de Vigo los poemas de los tres juglares (editados por Martínez Pereiro) los comentarios y textos incluidos por Álvarez Blázquez en su Antología de la poesía medieval (1975) y un penetrante ensayo de Álvarez Cáccamo sobre O mar dos poetas da ría de Vigo Este mar poético nace con la única cantiga de Mendinho, que habla de un amor desesperado en la soledad y el silencio, de la isla de San Simón; se enriquece en matices en las siete cantigas de Martín Codax, transmutado en motivo de gozosa contemplación y en cómplice de un amor vitalista; y el triángulo marítimo se abre desde Vigo hasta Cangas, de donde surgen las tres cantigas del homónimo poeta del Morrazo, proyectadas hacia la ría de f ontevedra, con lugar de encuentro de los enamorados en la ermita de San Mamede. A este cuidado volumen hay que añadir la recuperación del estudio de Álvarez Blázquez Martín Codax, cantor do mar de Vigo (Xerais, 1998) actualizado por X. R. Pena, la monografía divulgadora del propio X. R. Pena Xograres do mar de Vigo (Xerais, 1998) y el trabajo de M. Queixas Os trobadores do reino de Galicia (A Nosa Terra) -Á. B. Un ano no Courel Xurxo de Vivero Editorial Xerais. Vigo, 1997 304 páginas, 2.500 pesetas E Libros más vendidos 1. -Manuel Rivas: O lapis do carpintero (Xerais) 2. -SL; SO de Toro: Calzados Lola (Xerais) 3. -Manuel Rivas: ¿Qué me queres, amor? (Galaxia) 4. -Victor Hugo: 0 reiciño de Galicia (Laiovento) 5. -José Saramago: Todos os nomes (Caminho) librerías consultadas A Corbeira y Abraxas (La Coruña) Balmes y Souto (Lugo) Platero y Torga (Orense) Michelena y Seoane (Pontevedra) L Caurel es una comarca montañosa situada al sudeste de la provincia de Lugo, limita con las de Orense y León y abarca las tierras lucenses comprendidas entre Pedrafita do Cebreiro, Quiroga y Samos, ya en el Camino de Santiago. Esta zona de la Galicia interior más aislada constituye un regalo de la naturaleza por la hermosura de sus paisajes, sus contrastes entre la alta montaña y los valles y por la riqueza de su flora y fauna. Si no en cantidad sí en calidad estos parajes han tenido su recreación literaria en los cuentos de Ánxel Fole, que vivió por allí algunos años en la posguerra, y en la poesía de Uxío Novoneyra, el poeta caurelano por excelencia, a cuyos versos deben añadirse los de M. Marino Carou y F. Vergara Vilariño. Todo esto, naturaleza y cultura, aparece registrado ahora en Un año en El. Caurel con ilustraciones de R. López Hernández. El libro es excelente en todos los sentidos. Como guía de una comarca y libro de viajes ofrece, con precisión, itinerarios, mapas, fotografías y obsen aciones de todo tipo. Lo hace recreando con voluntad de estilo hallazgos e impresiones cambiantes a lo largo de todo un año. De manera que el lector percibe un lujurioso festín de colores, olores, música, silencio y soledad regalados por antiguas sierras y bosques frondosos de aquella placenta telúrica que el autor revive con ¡Dasión literaria y con nostalgia por un mundo que se extingue. -Á. B.