Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
24 de julio de 1998 A B C literario Novela Epistolario íntimo de Madame Erard Lloreng Villalonga Estudi Gral. Lul- liá. 164 págs. 1.500 ptas. Cartes i articles (1914- 1936) Edic. J. Pomar. Ed. Moll. 280 págs. 7.800 pías. Obres Completes, III. Edicions 62, 1998. 474 págs. 4.990 ptas. Jaume Pomar: Lioreng Villalonga i el seu mon. Di 7 edició. 172 págs. 3.500 ptas. B IEN, como puede verse por la densa ficha conjunta que antecede y motiva estas líneas, todo parece liaberse coaligado para que no tenga más remedio que corregir las afirmaciones que vertí a finales del año pasado en el comentario que dediqué al breve Diario de guerra de Lloreng Villalonga que, preparado por José- Carlos Llop, publicó Pre- Textos en 1997, y que en mi excusable- dada la desconexión entre los mercados editoriales españoles- ignorancia de lo que sucede en el catalán, tomé por la única publicación de importancia que se había producido el año mismo del centenario del nacimiento del máximo narrador mallorquín, uno de los mayores de las letras españolas de nuestro siglo. Estos nuevos títulos que presento demuestran lo contrario. Tres de ellos, el de Cartes i articles el tercer volumen de sus Obres Completes y el lujoso álbum sobre el escritor y su mundo, han aparecido ahora mismo y con retraso, aunque el año anterior, el del centenario, sí se publicó una inacabada novela inédita de Villalonga, que sin duda es la novedad más importante. Mallorca ha conmemorado bien (mejor que Cataluña) el centenario de Villalonga, aunque la desconexión entre ambos mercados del mismo ámbito lingüístico haya silenciado en parte el hecho para el resto de la península. Hasta han editado un vídeo sobre su vida y obra, así como otras publicaciones, revistas y algunos libros de interés, de los que quiero destacar los Escrits sobre Lloreng Villalonga de Damiá Ferrá- Pong (Abadía de Montserrat, 1997) y el ensayo sobre Lloreng Villalonga i les bolles artes de Manuela Alcover (Palma de Mallorca, 1996) Sin olvidar, como señalaba en mi artículo anterior, los dos recuperados por la editorial valenciana 3 i 4 de Eliseu Climent: la novela postuma inacabada La bruixa i l infant orat (1992) y los falsos poemas de Preses rimades (1995) así como el citado Diario de guerra (Pre- Textos, 1997) y la hasta hoy más completa biografía que Jaume Pomar publicó en 1995, La rao i el meu dret Precisamente de aquella gran biografía nace este lujoso álbum sobre la vida y la obra del escritor, descritas respectivamente año tras año y libro a libro, con abundante material gráfico, que Pomar preparó para esta editorial Di 7 de la ciudad mallorquína de Binissaiem, con la ayuda de su Ayuntamiento y del Consell de la isla, un verdadero tesoro documental imprescindible para todo seguidor de la obra viilalonguiana. Mientras tanto, el tercer volumen de la obra completa recoge tres de sus novelas: L ángel rebel (1961, que recupera la primera edición, aun incluyendo las variantes de la adulterada segunda de 1974) Les Purés (1967) una de las menos conocidas y nunca traducida al castellano, y ese híbrido de autobiografía y novela del mismo año que son las Fases memóries de Salvador Orlan El mayor interés de estos tres volúmenes aparecidos es que se ha conseguido lo que parecía imposible, la fijación del texto catalán según las intenciones del autor adulterado en las anteriores por muchas manos: correctores, editores, y hasta por el propio autor, que tan sólo hablaba el dialecto ma- llorquín del catalán, sin haberlo aprendido de manera sistemática. Así, ya tenemos un texto canónico de su obra, que, dado el ritmo de publicación y de que, grosso modo faltan otros cuatro ó cinco tomos, algunos ya no podremos ver completado. Y al final, he aquí dos novedades importantes del propio Villalonga, rescatadas con motivo del centenario. Aunque quizá debiéramos aquí escribir Lorenzo en lugar del catalán Lloreng ya que se trata de dos libros casi enteramente escritos en castellano, y de los que no se conocen versiones catalanas. Sólo en el de las cartas y artículos se dan tres de estos últimos en catalán, bien que ambas ediciones gocen de sendos y buenos estudios introductorios de Jaume Pomar y María del Carme Bosch en catalán, claro está. Temps de preguerra se subtitula el volumen de cartes y articles escritos entre 1914- a los 17 años- y 1936, que incluye 33 de las primeras y 70 de los segundos, lo que, según el propio recopilador Jaume Pomar- que ya publicó en 1985 otras 34 cartas del escritor, aparte de incluir fragmentos de unas y otros en su monumental biografía- no es más que una ínfima parte de la labor de Villalonga como epistológrafo y articulista, que si se recopilase de verdad contabilizaría miles de piezas en ambos casos. En fin, como tantas otras veces- de Fernán Caballero a Valora- nos veremos reducidos a colecciones parciales, temáticas o personales, siguiendo el placer, trabajo y patrocinio de que EL GRAN P R E M I O D E la Icfigiiíi española. Amor, locura y violencia en una playa del Caribe. No tendrás escapatoria. PREMIv ALFAGUARA gocen sus recopiladores. De todas formas, este libro es un tesoro para aficionados y conocedores de la vida y la obra del escritor, pues nos muestra sus gustos, obsesiones, opiniones y relaciones familiares y profesionales, sus opciones políticas y estéticas, donde partió del modernismo francés a coquetear con las vanguardias, para llegar a un elitismo cercano al despotismo ilustrado y al aristocratismo escéptico, volteriano y finalmente reaccionario, con su libertad tan políticamente incorrecta siempre y que resultaba indigerible hasta para sus propios partidarios y defensores, como bien muestra Damiá FerráPong en su obra antes citada. Bien, con el espacio casi acabado, aquí presento la máxima novedad de este seria! el Epistolario íntimo de Madame Erard una media novela inédita e inacabada que fue escribiendo (en 1947 y en castellano) en colaboración con una amiga, María Alfaro, cuyo texto se ha perdido. ¿María Alfaro? ¿Quién recuerda ahora a aquella escritora asturiana, residente en el extranjero y medio exiliada durante años, narradora, poeta, traductora y crítica, a la que sobre todo recuerdo en ínsula rescatando mujeres sin parar, de Elisabeth Mulder, Paulina Crusat o Susana March a una jovencísima Carmen Martín Gaite, buen tema para feministas en busca de tesis perdidas si quieren saber que su mundo no empieza ahora? La viuda del escritor decía que las cartas cruzadas entre Villalonga y Alfaro eran mucho más sabrosas y polémicas que las de la novela misma que estaban escribiendo. Pues se trataba de una novela epistolar, donde dos amantes- un escritor español y una gran dama francesa mal casada- se cruzaban sus cartas, en las que Villalonga describía el París mundano y cultural de 1894- 95 (años que suceden en la cronología de su obra a los de Beam señala con acierto Bosch) y Alfaro al parecer insistía más en el drama pasional de los personajes. Bien, ¿alguien dijo que Villalonga no sabía escribir en castellano, o que era demasiado frío Falta hace un poco de frialdad a nuestro peristáltico y demagógico castellano de hoy. Pasen y vean la precisión, elegancia, humor y desenvoltura personal de un escritor que acababa de perder una guerra que había ganado (y a su hermano y colega Miguel) y que ya empezaba a ser el creador de un mundo personal e irreductible, tan incómodo y ambiguo como de incomparable hermosura. Rafael CONTÉ 11