Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
3 de julio de 1998 A B C de la ciencia OASIS DE VIDA DAJD EL HIELD ANTARTICO A varios metros de profundidad bajo los desiertos polares de la Antártida, los nnás secos y fríos del planeta, científicos de varios centros norteamericanos han descubierto colonias de microorganismos que sobreviven en condiciones extremas. Estas bacterias que se aterran a la vida son, según los investigadores, similares a las que podrían existir en la luna Europa y quizá en los polos de Marte Madrid. A. Aguirre de Cárcer NTES de buscar microorganismos en meteoritos marcianos, o incluso en otros planetas, debemos conocer los existentes en las zonas más hostiles de la Tierra, porque de lo contrario no podremos reconocer las formas de vida extraterrestres afirmó a ABC Cultural Lynn Margulis, autora de la clásica teoría endosimbiótica sobre el origen de las células. Su opinión es compartida por otros científicos, que exploran los hielos antarticos en busca de microorganismos muy primitivos. Hace escasos días, investigadores norteamericanos comunicaban en Science el hallazgo de colonias de diversos tipos de bacterias y algas a más de dos metros de profundidad bajo varios lagos helados de los Valles Secos de McMurdo. Estos oasis microbianos sobreviven, pese al frío y la tremenda sequedad ambiental, en pequeñas bolsas provocadas por la infiltración de aguas, gracias a una combinación de sedimentos y la radiación solar durante los largos días del verano austral. En esas condiciones extremas, estos organismos son capaces de fijar nitrógeno y liberar oxígeno, al producir carbohidratos a partir del agua y el dióxido de carbono. Otro hallazgo igualmente espectacular ha sido logrado por Richard Hoover, del Centro de Vuelos Espaciales Marshall de la NASA y S. S. Abyzov, de la Academia de Ciencias Rusa, tras examinar muestras de hielo obtenidas de perforaciones profundas bajo la estación antartica rusa Vostok A tres mil metros de profundidad bajo este punto existe un gran lago de agua líquida, descubierto por Rusia en 1996 y donde la NASA experimentará un perforador que será enviado al océano de Europa, una de las cuatro grandes lunas A de Júpiter. En las muestras de hielo recuperadas, que podrían tener una antigüedad de unos 400.000 años, Hoover y Abyzov hallaron, con un avanzado microscopio electrónico, una variopinta colección de microorganismos fascinantes, desde cianobacterias y hongos a fragmentos de esponjas, que parecen encontrarse en un estado de latencia. En esta página se puede observar una pequeña muestra de los microscópicos habitantes de este desconocido y gélido submundo. 1.1 V, I. i -í i U F. Estas imágenes son una nnuestra de la colección de los enigmáticos habitantes descubiertos en hielos profundos y muy antiguos extraídos bajo la estación antartica Vostok Las fotografías han sido obtenidas con un microscopio electrónico ESEM í -i -ar- A m if i M- w C- t i 1 I jaMf 51 y