Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
A B C de las artes 19 de junio de 1998 BARCELOMA FREDERIC AMAT, CARTELISTA Centro Santa Mónica Rambla de Santa Mónica, 7 Hasta finales de junio dros, porque Amat sintetiza su mundo en unas pinceladas, unos gestos y unas manchas de gran fuerza iconogáfica, que consiguen una eficacia cartelística inusitada. A través de estos más de sesenta carteles, podemos seguir su trayectoria plástica que incorpora reminiscencias mexicanas, toques neoyorquinos y una grafía de trazos decididos que define su quehacer más reciente, estrechamente vinculado a nuestro país y a la cultura europea. En todos ellos es palpable que Amat no trabaja por compromiso, sino que se implica en las causas que defiende, sea los derechos humanos, el teatro de Lorca, la promoción del libro o la poesía de Foix. Como han hecho Picasso, Miró y Tapies, Amat otorga al cartel un sentido cívico y cultural y armoniza creatividad y comunicación como pocos diseñadores saben hacer, porque emplea un amplio repertorio de simbolismos que, por su expresividad, simplicidad y claridad, todo el mundo puede entender. Los suyos son carteles hechos con pasión, deliberadamente contundentes, que se acercan a lo que el maestro Cassandre definió como un puñetazo en el ojo sólo que realizado con una calidad plástica que mitiga su impacto. La pictografía, el graffitti y la poesía visual, más todos los recursos propios de la pintura contemporánea, se ponen al servicio de unas ideas gráficas que esencialmente son arte. Carteles como el de la obra de teatro El Público la serie Temps de poetes el del Festival Chopin 1992 de Valldemosa, el de la película Huevos de Oro o el impresionante Odeon. Theatre de Europe son ejemplos delpersonal arte de hacer carteles de Amat. Daniel GIRALT- MIRACLE 3? fe- Cartel de Amat para el Festival Grec 95 UN los que le conocemos bien no podía. mos imaginar que Frederic Amat (Barcelona, 1952) desde 1970 hasta 1997, hubiera realizado tantos y tan interesantes carteles. No se trata de un cartelismo al servicio de sus propias exposiciones, que también lo hay, sino sobre todo de unas realizaciones destinadas al mundo del teatro, la literatura, la música y a todo tipo de manifestaciones culturales y sociales. Sabe transportar toda la fuerza gráfica, compositiva y cromática de sus pinturas a un lenguaje directamente vinculado al diseño gráfico y la comunicación visual. En ningún caso se trata de aplicaciones miméticas, salidas de sus cua- A SEVILLA JORGE RARRI Galería Juana de Aizpuru Zaragoza, 26 ¡Hasta mediados de julio De 340.000 a 4.000.000 de pesetas Otro orden (1993- 1998) de gente apenas permitía ver- menos, descubrir- la capacidad de seducción que pudiera anidar en árboles que, como la obra de este autor, por su extraña singularidad, resultarían menos familiares al común de los visitantes. Qué diferencia ahora. Aunque compuesta por piezas sumamente variadas, el espectador dispone en la presente exposición del sosiego necesario para, seducido en seguida- aquí sí- por la calidad y pulcritud de todas ellas, intentar aproximarse a las intenciones del artista. Tarea no demasiado compleja cuando se acierta a interpretar la metonimia contenida a veces en los títulos o textos que acompañan a las creaciones con que Jorge Barbi reinventa la realidad. Abren la muestra tres obras, una formada por dos serigrafías en color, donde, junto al eco de su lejana vinculación con el Land Art, se percibe ya el aliento poético que con tanta intensidad se manifiesta en las cinco grandes piezas expuestas en la planta superior de la galería. Allí, üttle Bang plancha de acero pintada de negro en la que con impactos de perdigones se crea la hondura cósmica de todo un universo; la Solutio perfecta que supone enfrentar el interior de las dos mitades en que ha sido cortado, de arriba a abajo, un alambique de cobre, también pintado de negro; el Otro orden que muestra la disposición de un prolongado archipiélago; Continente donde el texto perforado en una bola de madera puede leerse en la fotografía que de ella, iluminada interiormente, le acompaña y, por último, De paso instalación creada para el lugar que ahora ocupa. Compuesta por la unión de dos piezas circulares (30 x 238) hechas de mantas termoaislantes- una mostrando al exterior su dorada superficie y la otra al revés: la parte plateada- el tránsito de un espacio a otro produce sensación verdaderamente inefable. Manuel LORENTE UIENES conocen bien los pasos seguidos por Jorge Barbi (La Guardia, 1950) desde que, apenas iniciados, en 1984 participaran en la VI Bienal Internacional de Arte de Pontevedra, afirman que su trayectoria es una de las más singulares del actual panorama artístico gallego. Así avalado se produce ahora la presentación en Andalucía del artista que durante un año fue becado por la Fundación Pollock- Krasmer de Nueva York y, como en distintas ferias internacionales de arte, también participó en la Exposición Universal de Sevilla, donde, ahora reparamos en ello, su obra estuvo representada en el Pabellón de Galicia. Presentación, decimos, no sólo porque ahora t lo hace individualmente, sino, también, porque dudamos que alguien no avisado hubiera podido observar en aquella señalada ocasión, cuando un multitudinario y constante bosque 36 Q