Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
27 de marzo de 1998 Creación ética agresividad, el consumo de drogas y la sexualidad entre adolescentes tienen su origen en la impulsividad en aumento. A esta impulsividad se une una gran susceptibilidad al aburrimiento pretende ser una moral transcultural, el esfuerzo de la especie humana por constituirse a sí misma como una especie dotada de dignidad, es decir, de derechos. Si el mundo fuera bueno, nos bastaría con un código de circulación para no darnos topetazos. Pero estamos empeñados en alejarnos de la selva e instaurar un nuevo modo de vivir, y eso no se consigue simplemente con no hacer daño. Mis alumnos y los padres de mis alumnos lo creen así porque todos andamos intoxicados con la chachara de que la naturaleza está empapada de derechos, y que sólo hay que sentarse y esperar. La gigantesca torsión, el descomunal sismo necesario para hacer emerger el mundo de los derechos, la órbita ética, no puede proceder de cucos que van a lo suyo y cuya conciencia se tranquiliza con no hacer daño al vecino ni a la grulla escandinava. Para esa tarea cosmogónica- eso es el impulso ético- hacen falta personas autónomas, perspicaces, inventivas, generosas, ultramodernas. Tendré ocasión de hablarles de esto con más detenimiento cuando llegue a su término el Proyecto Alfa una investigación secreta por ahora de la que tendrán noticia dentro de unos meses. Espero que les sorprenderá. No se olviden de esta promesa. José Antonio MARINA 63 L. 9