Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
A B C de la música 27 de marzo de 1998 DISCOS jp Brahms: Los 2 conciertos para piano. Variaciones sobre un tema de Haendei. Vaises Op. 39 L i ieisctier (piano) O. de Cleveland. Dir. G. Szeil. 2 CDs. MH 2 K 63225. Sony. Mozart, Massonneau, Stamitz, Krommer. Cuartetos para oboe Paul Goodwin (oboe clásico) y Terzetto. Harmonía Mundi. DDD. García Abril: Alegrías J. Brivlo (mezzosoprano) D. Abeijón (recitador) Coro del Cons. de la Sociedad Coral de Bilbao. Orq. Sinfónica de Galicia. Dir. V. Pablo. CD. Autor 97032 7. Sviatosiav Richter, piano. In memoriam. Obras de Bach, Haydn, Chopin, Schubert, Schumann, Debussy. Rachmaninov, Prol ofiev. DG 457 667- 2. 2 CD ADD. serie Masterworks Heritage la del siglo lacantata- divertimento L Anos está trayendo muchas y E NXVI 11 segunda mitadestructura E N Alegrías parece que se había producido un, muy interesantes sorpresas, procecambio ostensible en la confluyen todos los talentos, dentes del antiguo e ilustrísimo arciiivo de la antigua CBS. Una de ellas es este registro de los dos conciertos para piano de Brahms, que se pueden incluir entre las mejores grabaciones de estas obras. Szell los grabó junto a Rudolf Seri in, pero este registro junto a León Fleischer es muy superior. Fleischer es uno de tantos pianistas víctimas de su instrumento: su mano derecha quedó incapacitada en 1965 y ha pasado lo mejor de su carrera tocando obras para la mano izquierda que él interpreta de manera indescriptible. Su caso es doblemente penoso porque sus registros atestiguan que estaba destinado a ser uno de los grandes pianistas de nuestro tiempo. Grabados en 1956, su interpretación muestra una madurez y un talento extraordinarios. Sólo así podía ponerse al lado del intransigente Szell para abordar estos dos grandes monumentos de la historia del plano. Su arte hace excelente pareja con la energía interior, el compromiso y la veracidad que caracterizaban al genial director húngaro- americano. Veracidad, sí, porque también en música existen verdades y mentiras, del mismo modo que es la música terreno abonado para las medias verdades y no digamos para la demagogia. Uno de los secretos de Szell y Fleischer es su perfecta comprensión de la peculiar concepción de Brahms de la relación concertante entre solista y orquesta en la que no existe diálogo sino colaboración, en la que el solista deja de ser protagonista para ser copartícipe y la orquesta deja de ser acompañante. Una gran lección de música. -Alvaro MARÍAS 50 del cuarteto con oboe: el chelo, hasta entonces sostén del bajo continuo, se convertía en una voz más junto al oboe, que a partir de 1770 empezaría a sufrir importantes modificaciones en cuanto a extensión y sonoridad. El admirable, aéreo y melodioso Cuarteto K 370 368 b de Mozart, escrito en 1781, plantea notables exigencias para el solista, que ha de escalar comprometidos tonos agudos. La obra fue destinada al virtuoso Friedrich Ramm, miembro de la famosa Orquesta de Mannheim. En esta partitura destaca la emocionada gravedad del Adagio, premonitorio del posterior Quinteto para clarinete Una emoción de no menor intensidad resplandece en el Adagio K 580 a que anticipa por su parte al motete Ave verum K 618 El solista es aquí un corno inglés. Fue probablemente Giuseppe Ferlendis el destinatario de la pieza. Otros importantes virtuosos fueron asimismo los recipiendarios de las demás obras que figuran en el compacto, escritas por músicos de menor talla pero hálDlIes y discretos, como Cari Stamitz; o Franz Krommer, muy conocido en Viena a finales de siglo. Partituras bien hechas, con indudable aroma mozartiano. El menos relevante, el alemán Louis l lassoneau, de inspiración operística, compuso su cuarteto, hacia 1798. Cristalina, bien regulada, nítidamente fraseada, de sonoridades punzantes, es la interpretación que nos brindan Goodwin y sus compañeros Anna MacDonald, Jane ogers y Helen Hough. -Arturo REVERTER habilidades y convicciones de Antón García Abril. Con su don melódico, su seguro oficio y su voluntaria renuncia a toda dureza sonora. García Abril construye un monumento al niño tomando como base una colección de inspirados poemas infantiles de IVIarina Romero. El logro es evidente. La cantata es puro candor, se oye con facilidad y dispara en los espectadores todos los instintos maternales y paternales. Pero también es cierto que, tras casi una hora de melodías lindas, situaciones Cándidas y armonías inocentes, queda la sensación de que falta algo. En el alma del niño no todo es alegría. También hay conflictos muy violentos y miedos muy profundos. El alma del niño es en blanco y negro, pero García Abril ha preferido retratarla en blanco y blanco y la uniformidad del color produce empalago. La versión que contiene este disco está muy bien interpretada por Víctor Pablo y la Sinfónica de Galicia. El niño David Abeijón recita con inocencia y Josefina Brivio canta bien pero está un poco plana de expresividad. Lo mejor de todo, el trabajo de la orquesta y el del coro infantil. -Á. H De referencia Bueno Aceptable Discreto Mediocre E aquí una selección del mejor Richter, expurgada de entre los numerosos registros que el pianista ruso, nacido en 1915 y fallecido el pasado año, grabó para Deutsche Grammophon, uno de los sellos con los que trabajó. Fechadas entre 1959 y 1962, estas interpretaciones, muchas de ellas en vivo, nos muestran la auténtica dimensión del instrumentista, un verdadero coloso del teclado, un voraz recreador de cualquier género y estilo, uno de los pocos capaces, a juicio de su gran maestro, Heinrich Neuhaus, de dar una visión de las obras en su conjunto, como si se tratara de un inmenso paisaje en el que se propicia una observación global, abarcadura: la gran línea, el arco general en combinación con el examen minucioso de los pasos interiores. Estructuralismo de altos vuelos. De Richter nos capta el podeno orquestal- ¡impresionante Preludio número 3 de Rachmaninov! -el vigoroso fraseo, la nitidez de digitación- asombrosos Estudios op. 10 número 1 y número 2 de Chopin- el Impulso arrasador, la delicadeza del dibujo- Variaciones Abegg de Schumann, Visiones fugitivas 3 6 y 9 de Prokofiev- los cambios de clima, el colorido- definitivo Debussy de La soirée dans Grenade o Les collines dAnacapri la elegante simplicidad trascendente- 5 Preludios y Fugas del Libro I de El clave bien temperado de Bach- sólo por señalar algunas de las características que han contribuido a personalizar el estilo de este singular artista. Buena oportunidad para calibrarlo en esta selección. Todas las grabaciones habían aparecido ya con anterioridad en CD, a excepción del Preludio número 5 de Rachmaninov. Buena labor de restauración sonora. -Á. R.