Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
27 de febrero de 1998 A B C de la música ROSA Basante defiende la importancia STOS últimos meses han marcado un cambio de rumbo tanto en ia Orquesta como en e! Coro de la Comunidad de Madrid. Por una parte, e! pasado mes de enero, la Orquesta se convirtió en la titular del foso dei Teatro de la Zarzuela, ocupada hasta entonces por la Sinfónica de Madrid. Aunque la decisión en un pricipio parecía precipitada- se hizo oficial en diciembre y pocos días más tarde comenzaba ia temporada de ia Zarzuela- Jorge Cuüa, gerente de! a Orquesta y Coro de ia Comunidad de Madrid desde octubre de 1997, o desmiente a ABC Cuitural. Existían conversaciones desde el pasado verano- afirma Culla- Sabíamos que concurríamos junto a la Sinfónica al foso. de la Zarzuela pero desconocíamos la decisión final. Sin embargo, desde que hubo estas conversaciones hasta la comunicación oficial el 23 de diciembre, estuvimos trabajando. Hicimos audiciones para aumentar la orquesta porqeun una de las cláusulas consistía, precisamente, en presentar una reiación nominal de las personas que- lónnaban la orquesta Tras la notificación y la firma del contrato por la temporada 1998, la orquesta se puso a trabajar ei 12 de enero para presentarse ante el público el 23 de enero. -Aparte de su labor en el teatro de ia dalle Jovellanos, bajo la dirección musical de Miguel Roa, la Orquesta continuará con su repertorio y sus diferentes compromisos, como el Ciclo de Conciertos del Auditorio. E de que el coro pueda conseguir una formación dúctil y versátil que le permita hacer frente a diferentes repertorios, y que deberá establecer un diseño complementario de actividad coral para evitar el amaneramiento al que puede conxiucir la especialización operística tener un coro estable han llevado a éste a requerir los servicios del Coro de la Comunidad de Madrid, con el que actualmente mantiene una relación de colaboración. En las próximas semanas, la Comunidad de Madrid, la gerencia de la Orquesta y Coro de la Comunidad y el Teatro Real decidirán el futuro de la agrupación coral. algunos pretenden. El coro necesita un proyecto de futuro, y el futuro hoy por hoy es el Real Para él uno de los puntos positivos de este compromiso es la estabilidad económica que alcanzaría el Coro y que no tiene ahora. La Orquesta y Coro es una asociación cultural sin ánimo de lucro que hasta ahora ha vivido exclusivamente de las subvenciones que recibía de la Comunidad de Madrid, aunque en estos momentos recibe otros ingresos del Teatro de la Zarzuela y del Real. Sin embargo, el ir al teatro de la ópera le proporcionaría una estabilidad de cara al futuro Si bien, el aspecto económico inclina la balanza en favor dei Real, el aspecto artístico la desestabiliza. No hay nada decidido todavía- asegura Culla- pero lo que sí ha quedado claro en las conversaciones mantenidas hasta el momento con Cambreleng y García Navarro es que el coro quiere tener una vida propia que le permita hacer su repertorio al margen del Teatro Real, pero esto vendrá determinado por el régimen de trabajo que se alcance con el teatro La falta de tiempo para abarcar el programa operístico del Real, que para la próxima temporada tiene previsto once títulos de los que ei coro cantaría alrededor de nueve, y la complejidad de ampliar un coro para luego adaptarlo a un repertorio tan diferente como la música de cámara, esTjna de las razones que defienden los que no ven con buenos ojos estas conversaciones. Dedicación preferente Juan Cambreleng, gerente del Teatro Real, confirmaba a ABC Cultural las conversaciones con el Coro de la Comunidad y la toma en breve de una decisión. El contrato, que seria por tres años, debería estar firmado antes del verano Esta premura de tiempo obedece a la necesidad de ampliar el coro de 36 voces a las 80 que son precisas, y a que los ensayos deberían empezar en septiembre. Entre los motivos que han llevado al Teatro Real a elegir al Coro de la Comunidad, Cambreleng esgrime tanto razones artísticas como presupuestarias: Por una parte, es un coro joven con un núcleo muy bueno. Y, por otra, la Comunidad de Madrid es socia de la Fundación del Teatro Lírico El gerente del Real no se opone a que el coro prosiga con su repertorio, aunque sí se le exigirá una dedicación preferente Por su parte, Rosa Basante, directora del CEyAC, prefiere que la relación entre el Teatro y el Coro avance por sí sola aunque la Comunidad directa o indirectamente se encuentra a ambos lados de la negociación En lo que se refiere al futuro artístico de la agrupación vocal en caso de que se llegue a un acuerdo, la directora del CEyAC sostiene la importancia de que el coro pueda conseguir una formación dúctil y versátil que le permita hacer frente a diferentes repertorios, y que ei coro deberá establecer un diseño complementario de actividad coral para evitar el posible amaneramiento al que puede conducir la especialización operística Para Jorge Culla el que el coro continúe con su repertorio es sólo una cuestión de tiempo y de trabajo. Hay determinado repertorio que no se podrá hacer, por ¡imitación de tiempo. Pero si analizamos la presente temporada, el Coro- a tiempo parcial- ha compaginado su repertorio con sus colaboraciones con ei Real. Con mayor dedicación, aunque tenga que participar en más títulos, no veo problemas para que pueda hacerio Susana GAVINA Proyecto de Maro Las posiciones ante esta decisión, sin embargo, no coinciden. Para algunos, como su director titular, Miguel Groba, ei compromiso con el Real supondría el abandono por parte del coro del repertorio que actualmente desarrolla y que lo ha convertido en unos de los puntales de la música de cámara y polifonía actual. Para otros, sin embargo, supone ia posibilidad de participar en un proyecto de futuro que está en camino de convertirse en una realidad según palabras del gerente del Coro, Jorge Culla. Para Culla la situación no es tan alarmante como Calidad y versatilidad Si el paso de la Orquesta de la Comunidad de Madrid a la Zarzuela ha sido recibido con agrado por la mayoría, no ocurre lo mismo con su Coro. Creado en 1984 y liderado por Miguel Groba desde su fundación, se ha convertido durante esta década y media en uno de ios exponentes más solidos de la música de cámara y polifonía de España. De probada versatilidad, su repertorio va de la polifonía clásica a los oratorios y obras sinfónicas corales, con incursiones en la zarzuela, estreno de numerosas obras de compositores españoles y grabaciones- La ópera tampoco se escapa de sus dominios. Durante la primera temporada del reinaugurado Teatro Real, el Coro de la Comunidad participará en cinco de sus títulos operísticos y de ballet, entre los que se encuentra el estreno el pasado día 18 de octubre de Divinas palabras de Antón García Abril. La necesidad del Teatro Re de CON VOZ Y VOTO C j j READO en 1984 a instancias de ia Consejería de Cultura, el Coro de la Comunidad de Madrid nació en principio integrado por becarios- durante diez meses recibían una ayuda de 25.000 pesetas- Más tarde, con el cambio de década, se transformó en una asociación cultural sin ánimo de lucro en ia que los socios trabajaban ya bajo contrato laboral. Dentro de sus atribuciones se encuentra la de tomar parte, democráticamente, en las decisiones artísticas que les afecten. Ante ia posibilidad de convertirse en el coro estable dei Real, la opiniones se han mostrado divididas, La mayoría quiere hacer títulos de opera y seguir con su repertorio de siempre. No renuncia a su repertorio sinfónico- coral- aseguraba uno de sus componentes- Es bueno ser versátil La altemancia es pues la posición más aceptada, aunque existe una minoría que se decanta por hacer sólo ópera Para Jorge Culla, existen más facciones; Los que quieren continuar con su repertorio, los que quieren alternacia y en caso de no ser posible sólo su repertorio, los que se dencantarían en este caso por la ópera, y, por último, los que sólo harían ópera Las razones económicas- continúa- son bastante decisivas, pero, en mi opinión, existen también razones generacionales. Los más jóvenes lo ven como una oportunidad para mejorar, es el futuro, mientras que los más mayores prefieren la altemancia o seguir con el repertorio de siempre concluye Culla. 49