Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
Z ¡ílí ft bn ruci l9! í 8 A B C liierario No os uji género mcricf, aunquo lierie auttiios rioiKjfes- De IG b eFai ir ¡3 3 IQ vida y de E a vida a la liiefaruía pasando pCf ct rencor, lo cierto GS tpjo riO hfly lai úrico lipD de d e i a f o como no hay un uiuto iipo de Los hay litef ai fi, los hay rq Odicos y k s lay juslicJeíos Y emr estos, pocos tan divOftidos y polén cos c o n x j los de Joaíi Lujs Gaicia Martín, qije fiace i n a s semarías lanzaba su úlunia e i b e g a -Todo al (So- (Ifibfos d d Pcxe) -A m siempre rre íia gustado mucho la meítJa de Eüoralura y vKla. Toda Ijlerafuía es una lucha contra el Tiempo y en d dianooso es más manifiesto Se Uata d ewtar que desaparezca la luslOfía a n histona, esa mtiahretora una nuntana que no SB recoge los pCfiOdi- Cuaderno de bitácora Canenzo en 19 G 9. en una pequeña íevisla independíenle, y no ha parado, onipujado poi ese lecloí ideal al que va conoc ndo a medida que aparecen sus libros- -fJo me jnpoitari kos Oeiechos de aiílor rs el eco en las revistas y suplementos, ru las reseñas q u e h a c e a l g u i e n por compromiso. s 6lo k s lecloics Garda Maitwi levanla acia de su día a día. de sus convErsactcoes y lecíuras Es implacablo con sus amigos poí sus palabras y con sus erberrtgos, pee sus s- lenoos, pueslo íjLkS- sefia LSI horxx quo me ocupara de ellos- subtaya. AíTngos que aparecen con nonv bres y apetfpíos y que son leguyi V asLime que- r e suUaria más cOmodo no dar nombres, pero seda eslaíar aJ lectorLuego vienen las reacc lories, y las peores son las de quiericf. se lamerían y proclaman herklos: N o sabes el daño que me has hecho me decia hace po xí un joven escritor- Son los que le hacen sentirse culpable, hnctuso- cruel- pera- a lüeralura teño licendas, y el escnlot fK) licne p i e d a d O t i o s c o m o BRnitez Reyes me h a n d i c h o q u e lo q u e l e n g o que hacer son videos eroiicos de cscnto rea en fmMuy díslinlo es tH Tatanie de Miguel SArichez- Osliz, uno de sus rrias alonunad o s cuffivadores En 5 u caso, el dietario se desgaja d e u n diario intimo- q u e ííscíibo d e s d o los vcinfitríís a n o s- Su pri- mera enfoga, -La negra provincia d o F l a u b e r t- a p a r e c e e n 1966, -coifio liria f ií- sie de cuaderno de biiaccía de eso vagam u n d o s ü u c es cf narrador y c w n o res t momo también de É a búsqueda inteic- cluaf y IIVHHI a tia ÓG de k í i c o n l l d o s y vivencias del escfiicf- Acaso pof eso j- echaía. con Pía. aquelsos rnaledjcenies escrílos- d o manera sibilina paia lectores avisados. Portflje. tduhlíios los leen? SOto los mleiectualiís de la socíídad bterana. Al CoriÚJ do los ledOíes estas canaíladas Je importan un comPK) Sfli embargo, tas j j d i dos no reaccjcnan igual- y hay un monldn de gente que no so alreve a abnr el p co por lemor a salir coceada Sus autores son ctcaieros. miserables incluso, pueslo que actúan desde una impunidad sobrecofledo fl- V yo esioy c o n Pla, que d e c í a que nuTKa hatiig cuUrvado la memoria para que sirviera COmo tesümon o de la ííjmanaSimflar oomibn es la de Ajidrés Trapiello. que ccíneoTÓ a publicar su dietario- det que acaba d e aparecer La sexla e n l r e g a -Las cosas más oíLfa as- (PreT e x t o s) -e n 1 9 9 9 c o m o una manera- d e entrar en la rio feEa por la puerta falsa Novelar la Vida colidiana resulta míis iScil que crear de la nada una licc i d n- Pero no so engaíia- l a vo? de un diano le pómulo menrif mucho más que una n o ü Es un género muy neo, con ix a Qran capaodad de retjistf os. que admite relaTos, ensayo, a l o n s- síriplease dM alma, pero no me gustan los mordaces. Además, esos fuegos de artiSlcioson vanos. Si toda gloria es ejimero en el caso de los escrUores en España lo es aún jnás ARA P. in en mos. p o e m a s e n p r o s a U n contsnuum en el que liay vida, n u c l i a VFda, aunque no mí Utia novela en marcíia do La vida colidiana- Con dos mcdelos cLafOS a pesar de las apaiicrxaas, X J Wíieses- d c J o c c y- FÜlíxodel desasosiego- de Pessoa. Acaso por eOo no dfjda en consideíaflo c o m o- e l g e n e r o g e n u i n o de este siglo qmza porque la realid a d supera cualquiof ftcciún. No hay más que v r la lelevisif n para comprendui que hoy es tmpostble soíortíod al IGCTQÍ con un ñ r c L j j i f o por descabellado qui -i r e z c a- Por eso buena r j de la f i c c ó n ccntempora- nea- h a enlrado en el descrS (fío- TrapíOflo fecfRa Vj qt- e y a sus p f o t a o o í i s i a i a IOÍ. que d e traía ccn r caites. -Pretendo que los dol: i íí tengan mlefés por lo qi. iecuenían. peif laacdOn. porto que sienlen tos personares y no poí su kfEfiTklad Los d- aríB, que son Eiteralura desde el pnmer momento, no están para coniar makiades re p i r a tu JCar a í ñúi sino paia consirurr mundos y peisofsaies perdurables Ahora algunos sofi loconoctbles. pero píelcTído quí dftn! ro de cuarenta sivys. cuarxío fiso ya nada importe, sigan vivosDe la iTtsma opirnón es A itonfo Madioez SarnOn, autor d e dos voliimenes de niofn ias y que prepara un dkítaiio que estará listo- ¿n un par de ai ios- -H e leído lodos esos dietarios malvados, rr. uchos son de amigos y cciegas. y aunque s npre fia 4 ab ío i m x í s de valor r e benóvoLos, desdo el momenlo en que se convferifjji soto en ajusics de cuenta! no rre mteiesan a están bTín a m a d o s o escritos con g a c a verdadoía me parecon muy tvfr p t r o la vileza V. -Í Cíi dejrmtfnfo de la catdajl üíeraria- DESDE ei Ttunneyüo en (fue sólo son ajustes de ruejiías no me interesan. Si e láii escritos con gnicia verdadera me parecen muti biím, pero la xnií za va en detrimento de la calidad liíemriajf, dic Martínez Sarrión llcza contra calidad El éxito actual del gíiLe. ü se debe, según d auto de- InJancíi y corrupCD xs- ol agolannefito de tü níFAJa, -rfyjTocido mcluño por urto do sus QjHi adO es más brillantes, Javier Marías- a la- pfütostanrizacion de nueslra cultura, p o c o tMOpida iradicioria Tifinle a la tierattía cc restonaJ. y al auge det í idividuatómo 17