Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
A B C de las artes 20 de febrero de 1998 ¿QUIÉN MANDA EN LOS MUSEOS? desde: hace unos días relevado de su cargo por un Consorcio que ahora busca sustituto a la desesperada- se barajan los nombres de Manuel Borja- Villel, Victoria Combalía, Josephine Matamoros, Gloria Moure y María Corral, entre otros- en un intento de frenar el avance de la critica reivindicó en una conferencia más autonomía en la política de compras y sugirió que la propiedad de las obras no tendría que ser de la Fundación privada, sino de titularidad pública. En teoría, la comisión asesora es la que propone las obras que ha de adquirir la Fundación, pero su dictamen no es vinculante porque la decisión final es de la Fundación. Las críticas también apuntan a las administraciones públicas a las que acusa de tener un peso excesivo en el museo y que en sus comisiones no haya presencia de profesionales independientes. De momento, por el Macba ya han pasado dos directores. A Daniel Giralt- Miracle le ha seguido la defenestración de Molina, al que desde el Consorcio se le acusa de haber puesto en peliL Centro Andaluz de ESevilla en el MonasterioArte Contemporáneo con sede en de Santa María de las Cuevas, tiene para 1998 un presupuesto de 420 millones de pesetas, de ios que, según su director José Antonio Chacón, hay destinados 100 millones para inversiones en adquisición de obra, y otros cien, para actividades (exposiciones, talleres, cursos, etcétera) Respecto a la política general del centro, Chacón, señala con claridad: Responde a los criterios de riesgo, agilidad, provocación y reflexión dentro del arte contemporáneo Además, el Centro se plantea, según su director, tres líneas generales de actuación: por una parte, establecer unos criterios para la exposición de la colección permanente del centro y para determinar las necesidades de adquisiciones. En segundo lugar, el ÍP UN LARGO PARTO POLÍTICO Centro tendrá actividades que irán desde grandes exposiciones que sirvan de referente del arte contemporáneo a exposiciones de artistas jóvenes pero con discurso coherente. Además se desarrollarán actividades paralelas como talleres, conferencias, visitas guiadas, etcétera. Chacón resalta que el Centro de Arte incidirá en todos los lenguajes del arte contemporáneo; la tercera línea de actuación del Centro es un proyecto pedagógico y de divulgación. Por último, el CAAC está abier- to- según su director- a la colaboración con todos los demás centros nacionales e internacionales para la coproducción de proyectos que coincidan con sus objetivos Por ejemplo, el Centro Andaluz ha coproducido con el del Atlántico el proyecto Islas que se verá próximamente en la Isla de la Cartuja. Asimismo, hay un convenio con el Museo Reina Sofía para tener en Sevilla sus fondos vldeográficos al servicio de investigadores. El director del centro, que fue nombrado en su cargo hace poco más de un mes, asegura que ya se está poniendo en contacto con otros centros españoles como el de MEIAC, de Badajoz, o el IVAM para trabajar en conjunto en algunos temas. Desde 1986 hasta hoy, el CAAC no había tenido ni sede propia ni un director nombrado por el Consejo de Gobierno como establece la normativa de los organismos autónomos. A falta de un director propio, han sido los directores generales de Bienes Culturales, que han ido desfilando en estos doce años por la Consejería de Cultura: el primero de ellos fue José Guirao, actual director del Museo Nacional Reina Sofía de Madrid. En esa época fue cuando se encargó el proyecto museológico a Carmen Giménez y a Richard Gluckman. A Guirao le sustituyó Lorenzo del Campo, quien, con otros criterios, encargó el proyecto de rehabilitación al arquitecto malagueño Rafael Martín Delgado. Con la llegada de la actual consejera, Carmen Calvo, las funciones de director pasaron al director general de Instituciones Culturales, Reynaldo Fernández Manzano, que ha tenido esa responsabilidad hasta que el pasado mes de enero el Consejo de Gobierno nombró, por primera vez, un director del Centro. Los fondos que tiene actualmente el Centro proceden, por una parte, de los adquiridos por los sucesivos responsables del CAAC- unas 300 obras, compradas con criterios dispares- y, por otra parte, los fondos y depósitos con que contaba el Museo de Arte Contemporáneo de Sevilla, unas 1.200 obras. El CAAC cuenta con 3.500 metros cuadrados de espacio expositivo, 3.000 de los cuales forman el Claustren, edificio que en el futuro se destinará a albergar la colección permanente. Las críticas apuntan a las administraciones públicas, ya que se les acusa de tener un peso excesivo en el museo y que en sus comisiones no haya presencia de profesionales independientes gro la imagen positiva y de unidad institucional del Macba En ambos casos, la Indefinición política y la actitud de un importante grupo de empresarios ha sacrificado la independencia de sus directores. En el ínterin, el gerente, John Szvereff, asume el mando del museo. La Generalitat, que no quiere afrontar una nueva crisis que se añada a la polémica por la destitución de Flotats al frente del Teatro Nacional y a las sucesivas crisis del Museo Nacional de Arte de Cataluña, arguye que lo prioritario no son los nombres, sino la definición del modelo de gestión. De momento, el Consorcio ha pasado página y cambiado el rumbo... para que todo siga igual. 40 Salas de exposiciones del MEIAO, en Badajoz La política del centro es responder a los criterios de riesgo, agilidad, provocación y reflexión dentro del arte contemporáneo