Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
A B C de las artes 20 de febrero de 1998 FOTOGRAFÍA TAJO TEJO Sala Julio González Juan de Herrera, 2 Hasta el 8 de marzo Madrid En esta balada del río Tajo orquestada mayoritariamente en blanco y negro- el cielo, la campiña y la ribera constituyen la presencia dominante. Así lo comprobamos en los trabajos de Fernando Curado- amante de puentes, atracaderos, barcazasy Luis Asín, acaso el mejor paisajista del elenco, junto a Afonso Furtado. Díaz- f laroto se centra en los habitantes de la frontera: gitanos, turistas, pastores, animales, niños. Javier Esteban busca la abstracción en el tronco de un árbol, en el pelo de una mujer, en los amasijos de cieno o de maleza. La cámara de Furtado se prenda de ruinas, barracas, panoramas desnudos, cipreses arqueados a la orilla del camino. Castro Prieto ensaya una vía intermedia entre naturalismo y artificio, monumentalidad y llaneza. Las fotografías de Patricia Allende parecen elaboradas a base de brochazos de color. Paulo Ferro persigue las ondas acuáticas- ¿Y qué soy sino el río cuando contemplo sus ondas? escribía Novalis- mientras que Monteiro Gil se ciñe al ámbito rural, en una clave casi sociológica. Construyendo sus paisajes como si fueran bodegones, Alberto Picco se remonta hasta la desembocadura del gran río, esa divisoria marina que representa al mismo tiempo, según afirmaba Baudelaire, su muerte y su infinito. José Luis GALLERO ANDRÉS PIÑAL Galería Bacelos Luis Taboada, 11. Viga Hasta finales de febrero De 80.000 a 130.000 pesetas presentadas pertenecen a un mismo medio: el fotográfico, en realidad las fotografías dejan palpables relaciones intensas con otros medios como la escultura y la pintura (lo que estratégicamente de alguna manera las acerca al collage En efecto, tal y como el artista comenta, se trata de piezas que parten de un concepto escultórico, pero que, imposibles de llevar a término con los materiales y los procedimientos de la escultura, se apropian de la fotografía para poder hacerse visibles. Ello no convierte a la fotografía en un documento o un registro, sino en la posibilidad real de citar, utilizar y parafrasear al mundo de la escultura o la pintura deconstruyendo irónica o ingenuamente tanto sus referentes como los tópicos asociados a estos medios. Más allá de la capacidad de Piñal para realizar guiños ingeniosos o construir potentes imágenes poéticas, es precisamente esta deconstrucción amable la que dota a sus fotografías de intenso interés y a su trabajo de una más que sólida promesa. EIS fotógrafos portugueses- Fernando Curado, Paulo Ferro, Afonso Furtado, Agostihno Gongalves, Monteiro Gil, Alberto Picco- y seis españoles- Patricia Allende, Luis Asín, Castro Prieto, Díaz- Maroto, Javier Esteban, Rosa Muñoz- rastrean en las aguas del Tajo un reflejo de sí mismos. La idea original de recorrer el curso de un río- de explorar la vida que contiene y la ida que lo envuelve- supera con creces el resultado de Tajo, Tejo, doce objetivos fotográficos probablemente porque la. experiencia no responde a necesidades expresivas de carácter individual, sino a exigencias estratégicas de la industria de la cultura. El proyecto de fraternizar en el conocimiento del mapa que habitamos, de la tierra que compartimos, queda como aportación más valiosa de una muestra cuyo balance estético transmite una suerte de poética de la pobreza, de belleza sombría en cuyo corazón parece latir una llamada al silencio, a la soledad, a ese tiempo inmutable de los ríos, las montañas, o los océanos, contra el cual se dibuja- como señalaba Thomas Wolfe- la condición transitoria de la vida humana. S L A idea de collage se basa en la yuxtaposición en un mismo espacio de dos realidades o dos objetos que pertenecen a dos realidades diferentes. La utilización de este recurso, que tan radicales resultados encontró en manos de las estrategias surre- Fotografía de José Afonso Furtado Ni siquiera la excesiva acumulación de Sin título (1 2 2 x 9 4) de 1997 piezas en los muros, ni la forzada ubicación alistas, tiene una presencia nota- de algunas de ellas en los estreble en los últimos trabajos presen- chos márgenes que dejan los vatados por Andrés Piñal (Vigo, nos, consiguen restar protago 1969) en la galería Bacelos. Se nismo a unas obras caracterizadas trata de un conjunto de fotogra- por dosis fuertes de claroscuro y fías en blanco y negro sobre papel un distanciamiento emotivo evibaritado en las que se produce dente. Todo ello- aderezado con una relación fructífera entre dos referencias muy en la línea de, por entidades diferentes: el cuerpo y ejemplo. Chema Madoz- les conun objeto (o su marca- rastro fiere una sobria teatralidad contraEsta relación remarca y potencia puesta a un sugerente y esquivo la especificidad de ambos, a la intimismo que es producto tanto vez que desata unos niveles de de la referencia al cuerpo como del significación y evocación que por proceso de gestación de cada sí solos no tendrían. Las aso- pieza. No sólo se trata de la relaciaciones y el imaginario poético ción de complicidad y proximidad suscitados por una mujer- barca, que el artista mantiene con cada una mejilla- pintura o un ombligo- uno a de los as modelos, sino oasis potencian mutuamente sus también de la intimidad del propio propias cualidades expresivas, proceso fotográfico (cámara, revecomo podrían hacerlo los frag- lado, positivado, etcétera) que el artista controla hasta el final. mentos de un collage Aunque cada uno de los eleManuel OLVEIRA mentos que componen las piezas 36