Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
A B C de la ciencia 6 de febrero de 1998 POLÉMICA POR lA AMENAZA DE LOS VIRDS El trasplante de células y órganos de animales a seres humanos acaba de recibir un cauteloso respaldo por parte de las autoridades de Salud Pública en EE. UU. Esta polémica decisión ha sido cuestionada por acreditados investigadores de ese país. Advierten de la posible transmisión al hombre de virus endógenos de cerdos y primates, con consecuencias imprevisibles a corto plazo. Los responsables políticos aseguran que estos riesgos son menores que los beneficios B hallazgo de un retrovirus porcino que Infecta células humanas preocupa a los expertos Madrid. A. Aguirre de Cárcer J. M. Fernández- Rúa OS beneficios médicos de los xenotrasplantes no se han puesto en duda en ningún momento, y menos ahora cuando los avances científicos permiten aventurar que, con ayuda de la manipulación genética, podrá evitarse el rechazo inmunológlco de los órganos trasplantados. Incluso las reticencias éticas de estas intervenciones parecen formar parte del pasado. Sin embargo y aunque se han conseguido éxitos preliminares con xenotrasplantes experimentales para tratar la diabetes, el Parkinson, la epilepsia y la enfermedad de Huntington, algunos investigadores norteamericanos han solicitado una moratoria a las autoridades federales. La petición se fundamenta en la posibilidad de que virus endógenos del cerdo y de primates crucen la barrera de las especies, infectando a los seres humanos con un hipotético riesgo de pandemias. En el próximo número de la revista Nature Medicine Fritz Bach, de la Universidad de Harvard y considerado uno de los mayores expertos en xenotrasplantes, pide junto con otros ocho destacados investigadores en este campo una moratoria en esta clase de ensayos clínicos hasta que los riesgos de infección estén 54 clarificados y se hayan discutido abiertamente en foros científicos internacionales. La preocupación surgió en este grupo de científicos tras el hallazgo de un retrovirus endógeno del cerdo, en 1996, que ha demostrado capacidad para infectar células humanas in vitro Esta sola posibilidad es suficiente- según argumentan- para ser extraordinariamente cautelosos a la hora de empezar esos ensayos clínicos a una mayor escala. El retrovirus fue descubierto independientemente por dos equipos de investigadores, uno dirigido por el virólogo Robín Weiss, del Instituto de Investigación del Cáncer de Londres, y el otro por David Onions, de la Universidad escocesa de Glasgow. En un artículo publicado el pasado día 22 en Nature el doctor Weiss señala que los riesgos de zoonosis (transmisión de agentes patógenos de animales a seres humanos por trasplantes de órganos o sangre) exigen un apropiado sistema de vigilancia durante la práctica de estas intervenciones. L Odisea invisible Pero antes de eso, en su opinión, había que dilucidar si los trasplantes de órganos porcinos ya realizados han originado algún tipo de infección en los pacientes. Nadie desea promover una odisea invisible de virus porcinos, viajando a través del receptor hasta una población mucho más amplia escribe Weiss. Uno de los principales problemas es que estos retrovirus porcinos viven en los cerdos sin producir en ellos ningún tipo de patología infecciosa apreclable. De ahí que el retrovirus descubierto por Weiss y Onions no sea más que la punta de un amenazante iceberg Pese a todas estas advertencias las autoridades federales de Estados Unidos rechazaron la moratoria propuesta, en una reunión celebrada días atrás en Bet-