Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
6 de febrero de 1998 A B C de las artes vuelca con nuestros vecinos en el programa ISTO desde España, el medio artístico Madrid en común El arte portugués de las úlportugués de las últimas décadas no se timas décadas tiene también sus citas míticas, diferencia en exceso del nuestro. Parte caso de Alternativa zero Tendencias polémide una larga dictadura que provocó un duro aiscas na arte portuguesa contemporánea expolamiento, tanto exterior como decomunicación sición organizada por Ernesto de Sousa en Lisinterior, para el público y para los artistas. Han boa en 1977 y revisada por Joáo Fernandos, pasado ios años y la lectura que ahora hacemos desde la Fundación Serraives de Oporto, en de las década de los 50, 60 y 70 está dominada 1997. Todo repaso al arte portugués actual está por la recuperación de artistas a los que el marcado por esa cita, y por unas pautas muy tiempo ha terminado convirtiendo en referencias definidas, apoyadas en unos nombres igualintensas pero aisladas. En líneas generales, el mente básico. medio artístico se caracteriza hoy por la debilidad del coleccionismo público y privado, con partida con Galicia. Ésta, el Foro Atlántico alNombres como el de Paula Regó, cuya obra pocas y muy marcadas excepciones; una red de terna su sede entre Oporto y una ciudad ga- -solitaria y personal- aguanta y se engrandece centros institucionales todavía insuficiente; difi- llega; la propiamente portuguesa, el FAC en- ante cada revisión; Alberto Carneiro, otro solitacultades extremas para buena parte de las gale- tre Oporto y Lisboa. Lo pobre de sus resultados rio felizmente considerado como la referencia firías privadas; y poca presencia internacional de económicos insiste en la debilidad real del co- nal de no pocos de los proyectos posteriores de los artistas, entre los que, sin embargo, existe leccionismo. Habría que añadir que la presencia interés; o Helena Almeida, pionera en actitudes una fuerte conexión con los problemas y len- de galerías portuguesas es notoria en ARCO, y recuperada tras la atención que hoy se presta guaje del momento. donde hasta ahora no recibían el trato que re- a quienes, como ella, utilizan como medios la foLisboa y Oporto siguen siendo los ejes clave y clama su implicación. La edición de este año tografía, el cuerpo y la cita autobiográfica. Junto hasta cierto punto enfrentados. Lisboa tuvo, en- tiene a Portugal por país invitado, y buena parte a ellos, Alvaro Lapa, Antonio Dacosta, Jorge tre finales de los 80 y principios de los 90, un de las instituciones culturales madrileñas se Molder, Gaétan, Angelo de Sousa, Jorge Martins, Manuel Casimiro o selecto grupo de galerías Julia Ventura marcan las cuyas programaciones se pautas de progresiva- y parecían a las de las mehoy sorprendente- interjores belgas o alemanas. nacionaiización de un arte Actualmente, el peso de que, con tanta frecuencia la iniciativa privada es como poca justicia, se muy débil mientras se desuele vincular a esa tradifinen proyectos con la ción con la que se confunambición del Centro Culden los efectos en un protural de Belém o las posilongado aislamiento. bilidades del Culturgest. Hace un mes, el visitante se encontraba con una L arte portugués amplísima muestra del cuenta afortunaarte pop de los años 60 damente hoy con junto a otra no menos una serie de artistas cuya amplia de Sean Scully: la presencia se deja sentir primera en el Centro Culen colectivas y museos intural de Belém, la seternacionales, caso de gunda en Culturgest. Al Pedro Cabrita Reis, Juliáo mismo tiempo, en el MuSarmentó, José Pedro seo do Chiado se celeCroft, Gerardo Burmester, braba la primera exposiRui Chafes, Alburquerque ción de Picasso en PortuMondes, Leonel Moura, gal (excelente- y Pedro Proenga, Joáo Pereveladora- sobre una de nalva o Pedro Calapez; sus épocas más difíciles y junto a otros que, como peor estudiadas, la que Pedro Tudela, André Gose abre en 1967 y tiene el mes, Patricia Garrido, AnHierro, yeso y madera, materiales con los que trabaja Croft tema del mosquetero por tonio Cerveira, Pedro Porexcusa) y en el Centro de Arte Moderno José de tugal, Manuel Rosa, Rui Sanchos, Ángela FeAzeredo Perdigáo, dependiente de la Fundación rreira, Augusto Alves da Silva, Cristina Ataide, Gulbenkian (otra referencia ineludible, de tintes Miguel Angelo Rocha o Fernanda Fragateiro remíticos para décadas anteriores) Deslopresentan un relevo atractivo. Repasando sus EL medio artístico cagoes es una intensa reflexión sobre las relaimágenes, llama la atención la versatilidad con ciones entre fotografía, pintura y escultura. porttigtiés se caracteriza hoy la que solucionan los problemas de espacio, la abundante recurrencia a la fotografía como meEn las mismas fechas, la Fundación Serraives por la debilidad del dio, el carácter a la vez deconstructivo y consde Oporto cambiaba su exposición: de James tructivo de las obras, y la preocupación por dos coleccionismo, con pocas y Lee Byars a Franz West. Ambos planteaban una conceptos de clara actualidad, el fragmento (el reflexión sobre el espacio: el primero lo resolvía muy marcadas excepciones; del cuerpo encerrado, con algo de objeto y meforzando el sentido sagrado del lujo mientras el táfora) y la percepción (sus límites, la implicasegundo proponía el choque más drástico con una red de centros ción del espectador, su necesaria sorpresa) la desnudez de los materiales. Y en las galerías, institucionales insuficiente; Junto a un detalle un tanto portugués ese Tapies, Gerardo Burmester, Pedro Tudela... murmullo (de voces y ecos) que se siente tan aunque la mayor sorpresa era el cambio de esdificultades para buena presente en las mejores piezas de Cabrita Reis. pacio y el reagrupamiento de media docena de privadas las más sobresalientes. Portugal tiene dos ferias parte de las galerías de arte contemporáneo, una propia y otra comM. FERNÁNDEZ- CID y poca presencia V NOMBRES PARALA PENÍNSULA PORTUGAL EN ARCO E internacional de los artistas 43