Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
6 de febrero de 1998 A B C de las artes 5 A la izquierda, Frente a Tian An iVien (155 x 285) óleo de SunZixi, de 1964. Bajo estas líneas, general del ejército de terracota fiallado en Xiang, de la dinastía Qin. Abajo, botella octogonal de la dinastía Tang t -í Á- í antes de Cristo y termina- en la sede del Soiio- con una generosa representación de pintores y escultores contemporáneos. Un proyecto de esta amplitud ha requerido dos conservadores: Sl- iernrian Lee, del Museo de Cleveland, para la parte antigua y En la otra página. Dragón de la dinastía Tang (618- 907) A la derecha, torso de mármol de la dísnastía Tag Julia Andrews, de ¡a Universidad del Estado de Ohio, para la sección moderna. El Guggenheim recabó, además, la ayuda de expertos de las universidades de Slianhgai, Pekín y Hong Kong, de las de Zurich, California y Bruselas, pasando por historiadores como Jonathan Spence, de la Universidad de Yaie. La estructura de espirales del museo de Nueva York se presta bien al reparto de áreas en las diversas rampas: jades, bronces, cerámicas, el mas allá, etc. El visitante emprende un ascenso temático que ayuda a evitar la dispersión y que- gracias al reajuste de espacios- permite contemplar de cerca objetos de gran valía cuya riqueza se perfecciona en acabadísimos detalles. Entre los objetivos de los organizadores chinos y norteamericanos figura mostrar la variedad de corrientes artísticas. Todo lo que hay bajo el Sol uno de los muchos nombres de China, no fue un imperio monolítico en términos creativos. Cada época y cada estilo tiene sus características, pero también muchísimas variantes. Otra de las grandes lecciones se refiere al adelanto técnico: los jades neolíticos o los bronces se extienden por China casi mil años antes que en Occidente, por no hablar de descubrimientos como el papel, la seda, etc. símbolos de una cultura refinadísima que constituíría una leyenda para Europa. La parte moderna incluye los últimos 150 años, con especial atención a la pintura de finales del XIX y la primera mitad de este siglo. A partir de 1950 hay un corte brusco: el realismo socialista inspirado en Moscú desplaza de repente a la creatividad venida de París. El dírigismo revolucionario de Mao perdura hasta los años ochenta, en que la pintura refleja un nuevo esfuerzo de apertura en la vida social. v Ex p o I o n Dentro del Ciclo lil de los X Encuentres Internacionales en el Arte Contemporáneo 15 16 17 de Febrero patrocina el debate El Coleccionismo de Arte Contemporáneo en Portugal COLECCIÓN DE ARTE CAIXA GALICIA m m ojüÉi MADMD 12 17 DE f BRERO FUNDACIÓN CAiXAqALICIA PataeHén 7 Stand AOl 39