Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
A B C literario 6 de febrero de 1998 CARIAS PERDIDAS Tras su autoexilio preventivo la noche del incendio del Reichstag, cuando los nazis comenzaron su persecución sistemática e implacable de izquierdistas y judíos, Bertolt Brecht saltó por numerosos países hasta llegar a Los Ángeles, Estados Unidos, donde escribió algunas de sus mejores piezas que, a excepción del Galileo (estrenada antes en Zurich) producida por su amigo Charles Laughton, no llegaron a representarse ni publicarse en aquel momento. Finalizada la guerra, Brecht abandonó Estados Unidos al día siguiente de ser interrogado por el Comité Me Carthy de actividades antiamericanas. Tras estaciones en Zurich y Viena, Brecht fue invitado por el gobierno de la RDA a regresar a Berlín oriental, con la promesa de un teatro propio. Pero su vuelta, a pesar de estar acompañada por numerosos premios oficiales, no resultó como el autor se la había imaginado: su actitud artística era considerada formalista y algunos bonzos del partido, como el entonces secretario general de las juventudes socialistas, Erich Honecker, no tenían empacho en corregir sus versos. Brecht, comunista convencido, no resultaba menos sospechoso en la recién fundada República Federal. Hasta su muerte en 1956, Bertolt Brecht tuvo ocasión de comprobar en propia carne hasta qué punto había degenerado el tono de la cultura en el socialismo real soportando críticas demencialmente ideologizadas y todo tipo de desplantes cotidianos. Las cartas que publicamos (procedentes de los tomos 28- 30, aparecidos este mes de febrero, los últimos de la gran edición comentada de las obras de Brecht que publica Suhrkamp) son una muestra de ello. Ahora, en el centenario de su nacimiento y casi medio siglo después de su muerte, prácticamente todos los teatros alemanes conmemoran al creador del teatro épico y el distanciamiento En la Academia de las Artes de Berlín se le dedica una magna exposición, en su ciudad natal de Augsburgo se ha preparado una larga serie de actos, y diferentes biografías, más o menos escandalosas (que insisten en la tesis de que las principales obras de Brecht fueron en realidad escritas por sus mujeres) llenan los escaparates de las librerías. Más vale tarde que nunca. -José Manuel COSTA ¿PODRÍAN ENVIARME DOS CAJAS DE CERVEZA AL MES? A la VEB Radeberg Cervezas de exportación Berlín, 5 Abril 1956 Muy estimados señores, OY bávaro acostumbrado beber SRadebergeryPilsner (Export) a ¿Podríancerveza con la comida. Pero por el momento la cerveza en la RDA ciertamente no es buena, excepto su tal vez enviarme excepcionalmente y durante algún tiempo dos cajas al mes a VLK Bebidas, Sección Importación y cervezas especiales, Berlín N 4 Brunnenstr. 188? Con mis mejores agradecimientos Bertolt BRECHT 22 HJ STOY convencido de la Tiecesidad de los controles, de lo que me quejo es del tono rudo y de ordeno y mando en este lugar, donde también escuché al mismo joven policía hablar con un trabajador que traía su ropa sucia a lavar a Berlín y no sabía qtie para ello necesitaba de un certificado