Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
6 de febrero de 1998 A B C literario Novela H préstamo de ocho milloACE ahora poco nes de pesetas para remás de un lusflotar su empresa. El tro desde que Belén Gopegui préstamo no parece Belén Gopegui irrumpió plantear problemas, en nuestra nueva narraAnagrama. Barcelona, 1998. 344 páginas, 2.500 pesetas pues son muy amigos, tiva con una primera notienen conciencia social y moral, y disponen del vela verdaderamente notable, La escala de los dinero, aunque más la mujer casada que el promapas (1992) que causó cierta sensación enfesor soltero; pero en torno a los tres surgen tre la crítica y le proporcionó un público apreciasus relaciones familiares, sus proyectos, que van ble, que le sigue siendo fiel, así como algunos siendo indirectamente influidos por el citado premios a posteriori Una segunda novela, préstamo, cuya devolución se va a retrasar más Tocarnos la cara (1995) confirmó las calidade lo previsto al multiplicarse las dificultades de des de su escritura y la ambición de su proyecto la empresa. Durante dos años, la voz narradora, narrativo, aunque quizá no tuvo la misma reperobjetivada pero nada impersonal- esa es la vircusión, pues ya no funcionó el elemento sortud de la prosa de Gopegui- va siguiendo a presa y tal vez el exceso de esa misma ambición cada personaje y a sus acompañantes, maridos, desbordó los perfiles de su propia forma. Pese a mujeres, amantes, socios; describe sutiles moditodo, la calidad textual de ambos libros y la proficaciones en sus sentimientos y relaciones, y fundidad de su proyecto han permitido mantener todo de manera poética y equilibrada, en un intactas las expectativas despertadas por esta alarde de tensión expresiva y serenidad temática joven escritora- nada dada, por otra parte, a las asombroso. No hay aquí efectismo alguno, ni veleidades del mundo literario- que ahora se ven demagogias, ni subrayados excesivos, y todo se confirmadas por esta tercera novela, más larga y encadena con una férrea suavidad conducida de ambiciosa que las anteriores, sin duda la mejor y mano maestra hacia un final que no lo es. más considerable de ellas, pues es aquí donde ese riguroso proyecto se cumple y define con Pues al final- que no es ni feliz ni infeliz- todo mayor eficacia estética y ética a la vez. ha cambiado, aunque la superficie del mundo, los seres y las cosas parezca imperturbable. El La voz narrativa revelada en La escaia de los préstamo ha sido devuelto, un matrimonio se ha mapas que unía una capacidad poética notaroto, otro se recompone sobre la falsedad, otro ble con una tensión narrativa personalísima, sise celebra como si fuera una traición, la empresa gue siendo la misma, aunque más concreta que Al tiempo, Gopegui se ha sentido obligada a esse salva a duras penas para ser vendida a otra nunca. Aquella primera novela se centraba en un cribir un prólogo a su novela para evadirse de las multinacional, alguno de sus empleados perderá tema muy común en nuestra joven narrativa- las habituales presentaciones editoriales y definir su su puesto de trabajo, y todos ellos sus ilusiones relaciones personales, y dentro de ellas la impopropósito al escribirla, lo que le lleva a autodefiy el sentido de sus antiguos proyectos. El 26 de sibilidad de amar- aunque con una densidad nirse como narradora frente al rutinario arte de noviembre de 1996 los tres personajes duermen tan notable que la diferenciaban de su contexto, novelar de hoy. Son poco más de cuatro págien sus domicilios y ya no son los mismos. Sogracias sobre todo a la potencia de su prosa y nas de una densidad inhabitual, de tal capacidad bre su piel cansada, el mundo está ordenado en procedimientos expresivos. En Tocarnos la de denuncia de la novela como simple entreteniapariencia El aire no se puede conquistar sino cara Gopegui amplió sus intenciones al pretenmiento, que constituyen un profundo programa al revés, sólo se puede contaminar para depuder describir un más allá dentro de esas mismas artístico y moral. Al reclamar para la novela la nerarlo después y cobrarlo, claro está, pues el direlaciones- el hecho de que nadie puede salcesidad del sentido, rechaza la corrupción de lo nero crece con el sujeto y construye su concienvarse solo- aunque ese proyecto quedaba más narrativo en nuestros tiempos, y proclama el sigcia ésta no es una novela de aprendizaje, sino difuso que en la obra anterior. En La conquista nificado de su propio proyecto: El narrador de desaprendizaje tal vez, y pocas veces he del aire da un paso más allá, pues su ambición quiere saber y por eso narra Y aquí se trata de leído una requisitoria tan hermosa e implacable es la de plasmar la destrucción que la actual culuna historia de dinero, algo que es fungible, y como esta importante novela de lectura tan oblitura económica y social provoca en jas relaciopor tanto lo opuesto a la esencia dice, pero gatoria como necesaria, ya lo verán. nes personales y en las utopías de la juventud, y cuyo imperio social y cultural constituye un presenta una fábula tan bien estructurada que único y último valor de cambio frente al que reviste los perfiles de una auténtica obra de arte. quizá ya no existen áreas no tocadas, discursos Rafael CONTÉ idealistas en torno a ciertos valores y ni siquiera el discurso de los afectos La literatura universal está repleta de historias de herencias, de robos, hasta llegar a Balzac, en plena expansión del capitalismo inicial. Gopegui no es Balzac, desde luego, pues viene del mun- do de los sentimientos, de las ideologías progresistas de anteayer, de la poesía y hasta de cierta formación Lagasca, 7- 1 Izda. científica- que respiran muchas de sus metáfoTel. 577 85 42- Fax 431 21 10 ras y comparaciones, su vocabulario y el rigor de sus descripciones- pero nos concede un punto de vista tan lúcido, cuidadoso y equilibrado que la convierte en un testigo y analista excepcional. Esta es la historia de tres viejos amigos, una mujer y dos hombres, antiguos soñadores revolucionarios de la Universidad de los 60, llegados a la treintena e insertos ya en sus vidas profesionales, ella casada y funcionarla contratada, otro un profesor universitario todavía soltero, y un inPiano de García Lorca, primeras geniero, también casado y con un hijo, que ha ediciones, autógrafos, dibujo original abandonado la empresa multinacional en la que de Alberti, grabados, aita bibliofilia, trabajaba para fundar una pequeña empresa de I I Exilio Indomable ejemplares únicos ilustrados por José electrónica e informática. La acción empieza el 41 varo Vargas Llosa. Caballero, etc. 11 de octubre de 1994, durante una noche en la il -loría de la disidencia cubana que los protagonistas, insomnes en sus hogaSolicite nuestro catálogo M ci destierro. res, piensan en lo que acaba de suceder: el emValoramos sin compromiso presario les ha pedido a sus dos amigos un Bibliotecas y Archivos ESPASA La conquista del aire L I B R O S FERNANDO DURAN FEDERICO GARCÍA LORCA YLAGEMRACmDELl? Subasta extraordinaria ¡2 de Febrero a las 6 de tarde CUBA. DESDE MIAMI, ESPERANZA. X r 13