Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
30 de enero de 1998 A B C literario Novela P OR fin, J. J. Armas residía en Cuba, cuya preMarcelo ha crusencia es un constante zado el Atlántico, leit- motiv a lo largo del J. J. Armas Marcelo algo a lo que parecía estar relato y hasta decisiva en destinado desde el princisu final. Personajes reales Alfaguara. Madrid, 1998. 486 páginas, 2.900 pesetas pio. Su identidad canaria, e imaginarios se entretan férrea y originaria, le ha empujado a desemmezclan con sucesos también auténticos o fictibarcar en esa otra orilla a la que su insularidad cios, en una estructura cuya férrea construcción atlántica le enfrentó desde sus comienzos y que- dos partes de seis capítulos cada una, El sansiempre le inspiró, tanto en sus temas como en tuario en ruinas y La Habana ilusión con un sus procedimientos literarios. Su decidida opción epílogo final que sucede en España- pretende y por una literatura mestiza estaba implícita o exconsigue unificar la dispersión de los relatos que plícita en su obra, aunque en esta su octava y se empujan y encabalgan sin cesar. mejor novela haya dado un paso más allá, pues La creciente tensión de los episodios desemno sólo se instala definitivamente en ese mestiboca en una unidad férrea, aunque ello sólo se zaje hispanoamericano, que tan bien ha practiadvierte del todo al final, lo que puede suscitar la cado hasta ahora, sino que se pasa ya delibeimpaciencia de lectores apresurados al rebajar radamente y con armas y bagajes al otro lado. su interés inicial. También el particularismo de No estamos ante una obra que entremezcle lo muchos episodios requiere tanta mayor atención español y lo hispanoamericano, sino de una nocuanto que pueden resultar poco conocidos vela decididamente cubana, sin más, aunque ello para el lector común, no tan integrado en la prono suponga la desaparición de aquel mestizaje, blemática cubana actual como lo está el autor sino su definitivo triunfo, pues ¿acaso no es la desde hace ya años. Cuba no ha dejado nunca cultura cubana una cultura en sí misma mestiza? de estar presente en la vida española y más ahora, cuando se cumple el primer siglo de su inLa gran eclosión de las letras hispanoamericadependencia y la actualidad se refuerza con el nas de mediados de siglo marcó profundamente viaje papal, y los productos cubanos o españoles a las españolas propiamente dichas no sin alguinspirados en Cuba nos invaden por doquier. nas ridiculas polémicas iniciales, en las que ArEste libro, además de un evidente testimonio anmas fue desde sus principios, allá a finales de los ticastrista, es a la vez profundamente procubano, 60, uno de los máximos defensores de la interdeterminada la aventura. Pero no se trata de una o al menos un acto de amor a la Isla, para la que pendencia de ambas, con tanta mayor razón conversación lineal, sino que se ve atravesada se preconiza una solución pacífica y dialogante cuanto que la batalla estaba ganada de antecontinuamente por recuerdos del narrador y del por encima de todo. Los medios del exilio antimano: su campo era como un simple vaso de testigo, evocaciones de sucesos y personajes castrista, por ejemplo, son tratados sin complaagua, estaba tan acotado dentro de un mismo anteriores, que se van desgranando hasta casi la cencia alguna. Y al final, el gran personaje de Peidioma que los lectores dijeron la última palabra mitad del libro, cuya eficacia va surgiendo de la tronila Valdés (o Petra Porter una modelo nedesde el principio. Esta opción por el mestizaje licuidada selección de los episodios, la potencia gra, santera, producto de la revolución y de las terario y la defensa a ultranza de lo hispanoamede los retratos y gracias a la recreación del lenmás ancestrales raíces cubanas, se yergue como ricano ha sido ya la base sobre la que Armas ha guaje cubano, quizá el elemento clave de la nouna metáfora de la isla, seductora, realista, revoido construyendo su obra narrativa, que es la vela, sin parangón en las letras españolas de lucionaria, disidente y resistente a la vez, a la esfundamental dentro de una obra de editor, ensanuestros días, lo que la coloca al nivel de una pera de que alguna vez algún día acabe esta yista, periodista y animador o interventor cultural. gran recreación literaria y revela que se trata de guerra de mentira Aquí se cuenta lo que no se Pues aunque sólo ocho novelas en casi siete lusuna novela perfectamente cubana o escrita ve desde fuera- la solidez interior cubana- y lo tros no sean muchas- no considero como tal desde el interior de la más apasionada cubaque no se ve desde dentro dice la presentación Cuando éramos los mejores del año pasado, nía si puede decirse así. Se trata de personajes editorial, lo que nos proporciona a nosotros, los su apasionada narración sociodeportiva y hasta variopintos, cubanos de dentro y de fuera, caslectores exteriores, un profundo acto de amor a autobiográfica que le proporcionó el premio Don tristas y anticastristas, y dos españoles de origen Cuba y un texto literario de primera magnitud. Balón -entre casi una veintena de títulos de canario, un hipotético diplomático, y el más real todo tipo, sí son lo fundamental y entre ellas hay delviejo patrón de pesca que acompañaba a Hevarias excelentes, como Las naves quemadas mingway en sus excursiones marítimas cuando Rafael CONTÉ El árbol del bien y del mal y Madrid, Distrito Federal Y en lo más serio de esta obra, como he dicho, se halla la opción por el mestizaje, la ambición del mito y el desbordamiento compulsivo de una expresión barroca de la mejor ley. Así en La Habana como en el cielo Dentro de este panorama, el presente libro se coloca como un producto total, un cuadro excelente de la realidad cubana de nuestros días, una obra coral y férrea, compuesta por una serie de episodios, retratos y personajes cuyas vidas se interpenetran de manera tan potente como dialéctica. La primera voz narrativa es la de una suerte de trasunto del propio autor, un personaje- testigo, procedente dé otra novela anterior, Los dioses de sí mismos Marcelo Rocha, periodista español que viaja frecuentemente a Cuba para hacer reportajes periodísticos y televisivos sobre la situación conflictiva de la Isla en este final de milenio y al borde del centenario de su independencia. La narración se inicia con la imagen de La Habana vista desde el mar, en la huida de un grupo de balseros que escapan del régimen de Castro, cuyo principal protagonista, un ingeniero negro antiguo colaborador del régimen, inspirador y director de la huida, la relata en una larga conversación con el periodista citado en un famoso bar de Cayo Hueso, en Florida, una vez JOSÉ SARAMAGO CONOCES EL NOMBRE QUE TE DIERON, NO CONOCES EL NOMBRE QUE TIENES. NOVEDAD j mz ünJIfmiflfSm mu. i D m. l i vj um. i U! mW! J ALF 13