Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
30 de enero de 1998 A B C literario N los indios, al margen de la AIPAUL es el ejemmentalidad occidental. plo más famoso de Esta revolución hacia denuna literatura conV. S. Naipaul tro, hacia el pasado, mil vetemporánea inglesa escrita r cic oorrf niHo inor un s rpñpor autores de las antiguas Traduc. de Flora Casas. Debate. Madrid, 1998. 583 páginas, 3.900 pesetas lidades casi inamovibles colonias, y a veces de otros países europeos, cuando no de lugares tan remuy duras de pelar, con tristes paradojas como motos como el Japón. Desde el polaco Conrad, la de importar ios errores más graves de OcciInglaterra quizá no había tenido un escritor asidente o dejar que perduren prejuicios y odios milado de tanta resonancia y tan curiosamente que tienen un aura sagrada, es la que ha hecho representativo: nacido en la isla antillana de Trinila India que ahora visita devotamente Naipaul dad- que fue española hasta fines del XVIll- de con los ojos muy abiertos y las palabras ¡ay, inuna familia hindú, y educado en Oxford. glesas! justas para desentrañar algo de ese misterio que es también el fondo de su vida. Lo que Exótico e inglés a un tiempo, hindú por tradise nos cuenta son costumbres tan ajenas a las ción heredada más que por cualquier otro faccoordenadas del mundo occidental, que causan tor, nació en 1932, y poco después de traslacierto estupor, una impresión enmarañada, de darse a Europa, empezó a asistir al gran fenóun exotismo no fácil de descifrar. Bombay, Goa meno de la descolonización, que según Malraux sin los portugueses que la hicieron, el palacio del ha sido uno de los grandes hitos de ia historia de maharajá de Misore, Calcuta, Lucknow, llena de la humanidad. Fiel a sus orígenes, pero también recuerdos ya degradados del famoso Motín, la muy occidentalizado, los problemas del mestiextraña historia del guionista del cine, que da zaje cultural no pueden dejar de ser los suyos, idea de lo que es la industria cinematográfica en porque son los que le han hecho lo que es. Nala India... Políticos, funcionarios, gente de la caturalmente, el tema de la India, sobre el que ya lle, un hormiguero humano que se retrata con había publicado libros en los 60, tenía que inteescrupulosa veracidad. Lugares y vidas casi inresarle por partida doble: era la tierra de sus anconcebibles que conocemos en un relato que tepasados, que emigraron al Caribe hace poco parece hecho con lupa, para que se pueda ver más de un siglo, y es también el caso más llalo que es muy pequeño, captando la individualimativo de una convivencia asombrosa de mendad dentro del abigarramiento nacional. Naipaul talidades y formas de vida opuestas. No hay civiparece pensar que cualquier intento de sacar lización sin fuertes contrastes, pero la India pagrandes conclusiones, de explicar lo que es casi rece una mezcla siempre a medio hacer, un inexplicable para nuestra óptica, traicionaría el continuo estallido de contradicciones. carácter fundamentalmente diverso y desarticuEl subtítulo de esta obra de Naipaul en inglés lado de esta sociedad. Él cuenta lo que ve y lo era muy diferente al adoptado en la versión casque oye, paso a paso, persona a persona, pertellana, algo así como un millón de motinesmitiéndose pocas digresiones y compendios. ahora quizá poco eufónico y, aludiendo al trágico motín de los cipayos del siglo XIX, no era No juzga nunca, lo cual es muy honrado, muy el más indicado para el lector español, pero rebonito, aunque un poco frustrante para el lector Cursos de Literatura sumía muy bien el espíritu de ese reportaje en el que se extravía en ese maremágnum; más que que se van mostrando aspectos de un giganuna visión global de la India, lo que se nos da tesco, complicadísimo país, como partes de un son elementos que se ponen a nuestra disposiLA GENERACIÓN DE 1914 conflicto esencial, diríase que irresoluble. Nada ción, como un informe de primera mano, con un Y E l RIMER HORIZONTE VANGUARDISTA encaja con nada, excepto en una tendencia a respeto casi religioso; y eso nos evita una gran aumentar la confusión. cantidad de clichés baratos y generalidades tonDirigido por: tas apresuradamente leídos en libros que suelen A diferencia del ensayo histórico de Octavio Agustín Sánchez Vidal haber escrito ingleses. Paz, que se publicó recientemente en España, Naipaul no quiere dar una visión de conjunto, no Kipling es siempre muy inglés al hablar de la sobrevuela ia inmensa complejidad de la iridia India- donde había nacido, no era un extraño 11 conferencias a cargo de: en busca de síntesis, de ideas generales. Éste allí- y sin duda por eso le entendemos muy es un libro de entrevistas con multitud de porbien; no sólo habla un idioma accesible (Naipaul Ag: ustin Sánchez Vidal menores, con muchísimos datos concretos, también, y maneja la lengua de Shakespeare anécdotas, ambientes, individuos, el aire que se con una seguridad y una precisión admirables) Pedro Laín Entralgo respira en las casas, la manera de hablar de sino que lo ve todo a través de unas gafas ingleVíctor García de la Concha unos y otros; es como un puzzle de detalles, sas, como las que en Kim el director del muJavier Blasco muy respetuoso con las infinitas y raras peculiaseo de Lahore- es decir, el padre del novelistaJosé Luis Calvo Carilla ridades que describe Gastas y dioses, hindúes y regala al lama tibetano... para que vea con más Julián Marías musulmanes, la discutida herencia de Gandhi, claridad. Naipaul quiere presentarnos sus persoAndrés Soria Olmedo el hacinamiento, las mafias, los violentos y los najes tal cual son, no tal como los podemos Antonio Gallego corruptos, la pobreza, el pasado colonial en comprender en Europa, se identifica con ellos, Juan Manuel B o n e t buena parte inútil, un presente muy turbio y entra maravillado en su comprensión íntima, por grandes necesidades de cambios que se prolo común enigmática para nosotros; señala, reFrancisco Calvo Serraller ducen con una desesperante lentitud. Uno de gistra, deja hablar, reúne apasionadamente malos hombres que dialoga con el autor anuncia teriales que no interpreta, como un creyente que una revolución que no será nada, el caos abno se sintiese con derecho a enjuiciar los mistesoluto y el pesimismo de este diagnóstico D e l 1 6 d e febrero al 1 8 de marzo d e 1 9 9 8 rios de su religión. Si opina es, por ejemplo, soqueda flotando en el aire. ¿Cómo salir de ese bre la arquitectura hindú, que es un asunto inteembrollo sin lanzarse al vacío? Aparte de moviresante, pero desde luego no de vida o muerte. mientos eruptivos, como la rebelión de 1857, El escenario es tan vasto e intrincado que su que contó para toda Inglaterra William Howard PLAZAS UMITADAS actitud desalienta un poco al lector, que echa de Información, matrícula y solicitud de becas: Russell, el enviado especial de The Times (por menos esa manía tan occidental de simplificar TeL: 581 14 10- Fax: 581 16 29 quien Naipaul siente una manifiesta antipatía no las cosas para hacernos la ilusión de que ias dosin curiosos matices admirativos) la indepenminamos; Naipaul, que es un indio de la diásU Fü doc ó Cub. -ol MAPFRE VIDA dencia de la India arranca de un impulso que va pora, aunque pasado por Oxford, quizá sea más Avda. General Perón, 40, portal D, 4. planta en dirección contraria al mundo moderno. nostálgica, voluntariosamente hindú que mu 28020 Madrid Gandhi, que lo aprendió en Europa, estudiando chos hindúes, por así decirlo, más genuinos. en inglés y leyendo a Tolstoi, creyó que podía haber una nueva vía salvadora, al menos para Carlos PUJOL India. Una civilización herida 11