Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
A B C literario Novela El claro de los trece perros Jorge Márquez Algaida. Sevilla, 1997. 402 páginas, 2.800 pesetas Y A de entrada, sin restricciones de ninguna clase, tengo que decir que Él claro de los trece perros es una novela impresionante, que satisface muchas expectativas de muy diferentes lectores, desde ios más exigentes liasta los que buscan entretenerse con una intriga apasionante, y que hasta llega á influir en nuestra visión del mundo, cualidad sólo atribuible a la gran literatura, Hastb la fecha, Jorge Márquez (Sevilla, 1958) era conocido por su actividad como dramaturgo y director teatral, género en el que ha publicado ya más de una decena de obras y obtenido algunos galardones. Con esta novela ha merecido el I Premio Ciudad de Salamanca. Y es justo que el lector transmita su entusiasmo al autor por la sorprendente novela que ha escrito y felicite al recién nacido certamen literario por la suerte y el acierto de encontrar un texto tan elaborado e innovador como éste entre tantos originales como suelen presentarse. riquece así con varias modalidades narrativas, además de la policíaca, que es sólo la cobertura de algo mucho más profundo y corpplejo. Pasemos ahora del asombro inicial a la lecEl relato del Duendecillo en cartas remite a la pitura crítica, a la explicación del texto narrativo y caresca, desde la epístola del Lazarillo hasta a la valoración de su naturaleza artística. Su las reflexiones de naturaleza filosófica y moral complejidad y riqueza se manifiestan en todos El entramado textual de la novela presenta del Guzman de Alfarache Su narración de alsus componentes temáticos y formales, desde una riqueza y un virtuosismo insólitos en la gunos episodios, como el de su origen paterno su consideración simultánea como una fiesta narrativa de estos últimos años. A pesar de o el del accidente del cartero, se acerca a los intelectual y como una doliente reflexión sobre su complejidad no resulta ardua su lectura. relatos de ciencia ficción. En sus extremos, el la vida hasta su abismal juego con la realidad y Pues el autor ha sabido calibrar bien el esrelato oscila entre la novela fantástica, con la ficción, la locura y la lucidez, en un entrafuerzo, evitando manierismos gratuitos o de duendes, gnomos y leyendas, y mado textual de autores, narrasu carácter de melodrama rural. dores y receptores de múltiples Hay ingredientes de novela rosa historias que arrastran al lector y El claro de los trece perros es una en la relación entre el cartero y a cada paso se ganan su comla maestra, de relato alegórico plicidad. En realidad todas las novela impresionante, que satisface en la peripecia del perro Gasehistorias son la misma historia. Y oso y de novela psicológica en muchas expectativas de muy diferentes ésta no es más que un pretexto la tentativa de análisis de la para levantar un divertido juego lectores, desde los más exigentes hasta los mente del asesino. El resultado literario sobre lo sucedido o no se queda en ninguna de esimaginado y su comentario anque buscan entretenerse con una intriga tas modalidades en particular. tes de acabar concentrando apasionante, y que hasta llega a influir Es una suma proteica de difetodo el interés de la novela en rentes maneras de novelar. A graves especulaciones sobre su en nuestra visión del mundo, cualidad veces constituye una recreamisma escritura y en profundas sólo atribuible a la- 7 85 literatura gran ción paródica de las mismas, reflexiones sobre la vida, sobre con ingenio, humor y voluntad el sentido de la existencia y el jmji. de juego a raudales. En varios sentido de la escritura. Vida y limomentos predomina la ternura, en especial teratura se muestran así, una vez más, como difícil superación. He aquí el juego de autoen páginas de indudable intensidad lírica. dos componentes de una dualidad inseparares, narradores y receptores: el Duendecillo Poco importa que algunas notas y el uso de ble. Nemoroso escribe varias cartas al profesor varios tipos de letra puedan resultar a veces Salinero. A su vez, éste redacta un diario y La novela se apropia de varias modalidades demasiado largas e incluso gratuitos o rebusanota las cartas con observaciones y comennarrativas. La más perceptible procede de la cados. Porque, leyendo desde el final, que es tarios que amplían, matizan o corrigen al novela policiaca y criminal. Pues en un pueblo como se entienden las grandes obras, se imDuendecillo. Y por encima asoma, a veces, el de la estepa andaluza un loco está acusado pone la estremecedora lección sobre posibiliautor- editor con sus propias notas y comen- dades y límites de la literatura, en un estilo de de un crimen que no cometió. Su madre, antaños. Con tal planteamiento, de inequívoca tes de morir, profirió unas palabras que pareimpecable factura clásica. prosapia cervantina, toda perspectiva es ya cen anunciar el asesinato del tabernero. De posible a causa de la esencial ambigüedad y ello se aprovecha la bruja del lugar para venmultivocidad de ios narradores. El texto se engarse de la única persona que se atrevió a deÁngel BASANTA safiar su poder, pues el tabernero había acogido en su casa al marido adúltero de la hechicera, y culpar después al pobre loco que ALESSANDRO BARICCO SOLEDAD PUERTOLAS se hace llamar a sí mismo El Duendecillo NeSeda Una vida inesperada moroso, por su escasa estatura y su vida en el bosque. Recluido éste en el sanatorio psL Una insólita historia de amor, un Una mujer que no renuncia a nada y se apólogo conmovedor, una joya literaria, sumerge en la vida pese al miedo y el quiátrico del pueblo, escribe unas cartas al un best- seller europeo: Báricco es dolor, una crónica de nuestro tiempo criminólogo profesor Salinero para que investiun elegido de los dioses (Le Monde) desconcertado: una novela excepcional gue los hechos y pueda recobrar su libertad. Hasta aquí llega el planteamiento de la novela ANAGRAMA 11 en su es quema policíaco. El resultado de la investigación, en cuanto tal, es un fracaso. Pero dicha concepción constituye un acierto como pretexto para adentrarse en especulaciones de otra envergadura. Con la investigación del crimen como materia novelada el relato mantiene la suspensión de la intriga desde el comienzo: hasta el: final. Al misrfio tiempo, dé pásd; va dando cuenta de la situación de atrasó y miáeria de un pueblo dominado por la superstición, el miedo, la Ignorancia, la incuria. Con frecuencia se destacan significativas conexiones con la actualidad, con la realidad social vivida en los años noventa, de manera rsuy. especial con la nefasta influencia de la televisión en la vida de aquellas gentes y, por extensión, en toda la sociedad de hoy. No en vano en, la cabecera del Duendecillo muerto se encuentran dos libros, 1984 y El Quijote con sendas anotaciones del investigador en las cuales, señala que Orweil tenía razón pero se equivocó en el signo político del Gran Hermano y propone añadir la quema de televisores al célebre escrutinio cervantino.