Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
A B C literario Biog rafía P OR fin se ha conseen español antes de que guido- habrán sido Juan Benet lo convirtiera en los hados- sacar a modelo, se confiesa un hijo Pablo Antoñana Pablo Antoñana de sus cade la guerra nacido en el sillas, a él, que se ha pabando de los vencedores, Pamiela, 1996. WOpágs. 1.400 ptas. Relato cruento. Pam e a. 132 págs. sado la vida huyendo de topero que, como casi todos Textos y pretextos. Bermingham. San Sebastián, 1996. 268 págs. 1.800 ptas. das las que se le podían ellos, pronto se quedaría sin atribuir, de toda clasificación, de toda vertiente ninguno, pues optaría por el de los vencidos y también hace reaparecer una de sus mejores pública de una actividad que se había empehumillados, por Instalarse en la duda permanovelas, Relato cruento con lo que ya ha reñado en mantener secreta, lo que no deja de nente y prestar testimonio a favor y en contra cogido en ocho pequeños volúmenes casi toda ser una contradicción notoria. ¿Cómo podría del dolor y el sufrimiento. Y así se ve en este la escasa, rara y espléndida obra de este escriser secreta una escritura destinada en profun Relato cruento de 1978, que le proporcionó tor casi secreto que felizmente está dejando de didad a manifestarse ante el mundo? No puede el premio Navarra de novela corta- no tan serio. Pues con sólo un volumen de relatos existir una literatura privada, todo arte literario corta, es normal para las actuales dimensiones es por definición público, o está destinado a la de las novelas de nuestros días- el año anteconvertirse en tal, por muy privadamente que rior, y que hoy se república con abundantes en su origen se haya concebido y elaborado. correcciones y reordenaciones que la clarifican Por fin, casi al borde de los 70, a Pablo Antoy convierten en una de sus cuatro obras maesñana, espléndido y secreto escritor empeñado tras, siendo las otras La cuerda rota No esen seguir siéndolo a toda costa, le han extraído tamos solos y El sumario un poker narrativo de su privado jardín navarro y le han expuesto a de primera magnitud en nuestra literatura del úlluz pública, otorgándole el máximo premio de timo medio siglo. su histórica comunidad forai, el Príncipe de Relato cruento entrecruza dos feroces relaViana de la Cultura, y hasta le han arrojado tos en cuatro momentos de nuestra historia: en ante las cámaras de la televisión donde hemos la primera guerra cariista, donde se enmarca podido contemplarie mientras le entregaban el brevemente el mítico origen de todas las carnipremio en el histórico patio del monasterio de cerías bélicas; en la segunda, con el relato de Leyre, que hunde sus raíces originarias nada una massacre donde todos son culpables; menos que en las cortas y macizas columnas en los recuerdos que convierten a la memoria de su cripta real del siglo IX. -y a la historia- en la máxima responsable durante la primera guerra europea; y finalmente Antoñana, en el rápido reportaje televisivo en la sublevación franquista de 1936, que inique se empeñó en captarie durante unos seciaba la guerra civil por antonomasia y donde gundos, se mostró esquivo, de espaldas o en su anécdota particular repite los horrores anteescorzo lateral, como aplastado por una monuriores con los herederos de los mismos persomental boina vasca de más de quince o diecinajes del principio. Su literatura tiende al mito, séis pulgadas de vuelo, bajito pero firme y fise basa en espléndidas descripciones, en mibroso, y más embozado que nunca en su larga nuciosas escenas rituales que van configuy universal barba de profeta que siempre le ha rando la escenografía del horror, presenta más permitido ocultarse mejor. Enfrente, el altísimo que cuenta, y así desborda a través de su Príncipe de Viana de nuestro tiempo, que le enamor por la historia- que a la vez odiatregaba el premio que lleva su nombre, el primitivo concepto: pues Antoñana y que no es otro también que el Prín Memoria, divagación, periodismo no es un hijo de la guerra sino de las cipe de Asturias, el heredero de la Coes un testimonio personal tan muchas guerras que su tierra y sus porona que ha reunido en sí misma los bladores han conocido desde casi restos de las diversas coronas que en inocente como desesperado, tan siempre, pues- él mismo lo dice- la España han sido desde su fundación. guerra civil de 1936 no fue más que la pormenorizado como esquemático a ¿Habrá que rectificar a Mallarmé, que tercera cariista aunque superó a topensaba que un golpe de hados javeces donde Antoñana revela uno das en la magnitud del horror. más abolirá el azar Pues los hados o su vida la que le ios dados- o al revés, según quien de S 21 S más contradictorios secretos: Y mientras cuenta principioy- no otra rodeó desde el quiera- hicieron nacer a Pablo Antola fascinación que siente por algo que cosa es Memoria, divagación, perioñana precisamente en esa misma villa dismo -en un testimonio personal tan de Viana que dio su título al Príncipe en profundidad odia, el periodismo inocente como desesperado, tan pordesdichado cuyo nombre perpetúan menorizado como esquemático a veeste premio y otras instituciones, allí ces, Antoñana revela uno de sus más contradonde fue asesinado y enterrado César Borgia, más, La vieja dama y otros desvarios -que indictorios secretos: su fascinación por algo que víctima de las guerras entre Agramonteses y cluye dos excelentes novelas cortas ademasen profundidad odia, el periodismo, pues aboBeamonteses, en la cama misma en la que fapublicado en 1993 por el gobierno de Navarra, minando de sus tremendas carencias, no deja lleció el en su tiempo celebérrimo y ultraconsery el más disperso que lanza ahora la editorial de consultar viejas colecciones de los siglos vador escritor Francisco Navarro Villoslada, audonostiarra Bermingham bajo el título de TexXVIII, XIX y XX, recortes, álbumes, fotografías, tor de aquella cumbre de la novela histórica rotos y pretextos -una primera mitad de estunoticias reveladoras en su falta de sentido, mántica española tardía, Amaya o los vascos dios, intervenciones y confesiones de todo tipo condenas absolutas. Le pasa con el perioen el siglo VIII que tan nerviosos pone a alguy otra segunda con 24 entrevistas al escritordismo lo mismo que con la historia, los odia nos vascos radicales de nuestros días, frenétise completa su Independiente, solitaria, arrispero no puede vivir sin ellos, pues a través del camente empeñados en borrar su historia y su cada y brillante producción. primero llega a la segunda para condenarlo cultura, suicidándose al matar a cañonazos. Antoñana nació además en 1927, fecha getodo y seguir adorando lo que odia. Pues si es neracional si cabe, pero si recordamos los naPues bien, en aquella casona solariega de cierto que el hombre mata lo que ama, tamrradores españoles que nacían por aquel enlos Navarro Villoslada, de la que su abuelo mabién el artista puede salvar lo que odia. Dutonces- más o menos- veremos la dificultad de terno era administrador rural, nació Antoñana, y rante 17 años Antoñana publicó innumerables establecer generaciones literarias de verdad: su ambiente de objetos históricos, recuerdos liartículos en esa Prensa que maldice y sin la Juan Benet, Miguel Espinosa, Caballero Boterarios, libros antiguos y colecciones de viejos que no puede vivir, y que quizá ahora le pernald, García Hortelano, Sánchez Feriosio, Carperiódicos le marcaría para siempre, pues así mita seguir abriendo sus carpetas sin parar. los Barral, García Calvo... cuánto muerto, se despertó su vocación de escritor, como él Que así siga. cuánto mudo, cuánto silencioso, cuánto sálmismo cuenta en este último libro que ahora vese quien pueda. En esta memoria Antopublica, Memoria, divagación, periodismo en ñana, el gran solitario que réinventó a Faulkner la misma editorial pamplonesa, Pamiela, que Rafael CONTÉ Memoria, divagación, periodismo 11