Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
A B C literario- Novela Tratado de las pasiones Antonio Lobo Antunes Siruela. Madrid, 1996. 380 páginas, 3.200 pesetas. El orden natural de las cosas. Siruela, 1996. 312 páginas, 3.250 pesetas. Traducciones de Maño Merlino E N el proceso siempre lento de las traducciones de autores portugueses al castellano, donde casi sólo Saramago alcanza una merecida proyección inmediata, ha llegado la hora de Antonio Lobo Antunes, novelista portugués nacido en 1942, psiquiatra de profesión durante varios años, hasta que abandonó dicha ocupación para dedicarse por entero a la literatura. Hasta la fecha es autor de once novelas, de las cuales las dos últimas forman parte de una trilogía centrada en el tema de la muerte. Estas dos son las que ahora se han traducido ai castellano, en cuidada versión a cargo de Mario Merlino. Tratado de las pasiones apareció en portugués en 1990 con el título de Tratado das paixoes da alma que debió haberse conservado en castellano en su totalidad. Y El orden natural de las cosas vio la luz en su lengua original en 1992. Sin duda la importancia de la trilogía- las dos novelas traducidas son excelentes- y la nominación del autor para el Premio Nobel de Literatura en 1995 han influido en esta mayor difusión del novelista portugués. nes de soledad, dolor, miedo, desesperación y locura. La enfermedad y la locura dominan la frustración generalizada en estas páginas estremecedoras, Si en la novela anterior afloraban las pasiones ahora sólo hay desolación, sin esperanza para nadie en esta novela desgarrada que sacude el entendimiento del lector abriendo ante sus ojos los abismos del Tratado de las pasiones es una novela alma. Y la conexión entre el destino individual compleja, profunda y ambiciosa, tanto en sus y el colectivo resulta anudada con estrechos componentes temáticos como en su realizalazos. Porque, de un lado, los personajes ción estructural. La historia narrada aprovecha descubren entre ellos relaciones de parenringredientes criminales, policiales, judiciales y tesco, amorosas, profesionales o de vecinotros elementos que, simplificados al resumirdad: la joven diabética del primer libro y del los en un breve comentario, podrían hacer cuarto es hija del viejo minero loco del sepensar engañosamente en planteamientos gundo; el antiguo miembro de la PIDE característicos de novela negra. Nada en el primer libro fue el torturador del más lejos. Pues todo ello, desde la siMayor Valadas en el tercero; y una hertuación de partida y la sucesiva recu Estas dos últimas novelas de Lobo manastra por la que éste sentía hondo peración del pasado, funciona como Antunes forman parte de una cariño en el libro tercero es la patética un fecundo soporte para bucear en narradora de uno de los monólogos del las pasiones de los personajes y trilogía centrada en el tema déla quinto (la otra voz corresponde a una adentrarse en los más oscuros recomuerte. Mientras que Tratado vecina) De otro lado, el autor ha savecos de su alma. Todo se va genebido rando a partir del interrogatorio que un de las pasiones es U 7i uuro compilo, en aimplicar estos destinos personales historia contemporánea de Portujuez de Instrucción hace a un terrorista gal, desde comienzos de este siglo, profundo y ambicioso, El orden capturado, con la promesa del poder pasando por la dictadura salazarista, político de facilitar la huida del preso a natural de las cosas sacude hasta el mismo año de la publicación Brasil a cambio de la información que de la novela; y en toda su geografía, de permita coger a los miembros de la orel entendimiento del lector abriendo norte a sur, con Lisboa, sus barrios huganización. El juez y el preso fueron ante sus ojos los abismos del alma mildes y el Tajo, como ciudad odiada compañeros en su infancia. Pero hade tanto quereria. bía entre ellos una gran diferencia so El orden natural de las cosas consticial: aquél es hijo del guarda de la tuye una doliente continuación de la trilogía finca que la familia de éste tenía en el campo. flcientes pistas para que el lector no se pierda sobre la muerte. Sus diez voces monologales, El interrogatorio y la posibilidad de acuerdo en ningún momento. en cada una de las cuales se escuchan voces dan lugar a una caótica reconstrucción del Si en Tratado de las pasiones hay un nay ecos de otras, fluyen en una escritura de pasado, la cual se va completando desde el rrador externo que dirige todo el concierto de ritmo cambiante, de extremada tensión en diinterior de los personajes principales: éstos voces en monólogos y diálogos fragmentados versas actitudes de desgarro, ironía, sarson el juez y el acusado, Antonio Antunes, a y simultáneos, en El orden natural de las cocasmo, ternura y lirismo. Su organización en quien se aplica el significativo nombre de el sas ya se prescinde de tal figura para que los forma de novela queda resuelta en el pacto Hombre Pero también se encaraman al primonólogos fluyan directamente, sin intermepropuesto por una de ellas cuando anuncia mer plano de esta fragmentaria, subjetiva y ladiario alguno entre los personajes y el lector. que conmigo morirán los personajes de este beríntica rememoración plural otras figuras En esta novela diez voces monologan sobre libro al que llamarán novela, que en mi caque van adquiriendo mayor relevancia como su pasado y su presente de amargura y frusbeza, poblada de un pavor del que no hablo, los padres del juez, su esposa, los abuelos tración, alternando de dos en dos en cinco litengo escrito y que, según el orden natural de del Hombre, un policía de la Brigada Especial bros. Todas sienten la obsesión de la muerte. las cosas, alguien, un año cualquiera, repetirá y varios componentes de la banda armada. De manera que, talcomo parece sugerir el típor mí (páginas 289- 290) Ese alguien se Como la situación final está dominada por el tulo, el orden natural de las cosas viene llama Antonio Lobo Antunes, uno de los granapresamiento de estos últimos, la muerte de dado por el acabamiento, en el trágico abdes novelistas portugueses de hoy. alguno de ellos y del mismo juez en otro atensurdo de la muerte. Por eso estos diez persotado, la novela se convierte así en una grave najes hablan de su vida desde el presentimeditación sobre la vida desde la presencia Ángel BASANTA miento de la muerte, en recurrentes situacio- de la muerte. Sin descuidar otras implicaciones en el presente de la democracia portuguesa y de todas las actuales en general, con manifiesta denuncia de las trampas y engaños del poder, corrupciones, violencia, traiciones y otras vilezas en las oscuras razones de Estado. Aunque no es esto lo primordial, sino la indagación psicológica en las escondidas razones de los personajes. Cada cual va descubríendo sus ambiciones y su frustraciones, sus amarguras y sus gozos, sus pasio; nes en un texto polifónico en el que se entremezclan, sin confundirse, sus voces y sus recuerdos. El desnudamiento de almas es completo. Y su autenticidad descansa en la narración en primera persona cambiante de unos a otros, simultaneando varias visiones y voces en un texto coral de extraordinaria complejidad y hermosura, que hay que leer despacio, pero que compensa el esfuerzo por la lección de autoconocimiento individual y colectivo, por su lúcida, representación de la condición humana y hasta por su sarcástica imagen de las sociedades actuales. La lección narrativa se enriquece con el admirable rigor en la combinación simultánea de varios monólogos interiores y también diálogos interiorizados que en su fluir caótico se encauzan en una prosa rítmica de asombrosa fuerza poéticay dejan su-