Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC literario Biografía Ensayo La vida de un periodista Ben Bradlee E! país Aguilar. Madrid, 1996. 590 páginas, 3.450 pesetas N su extenso informe autobiográfico- auténtica profesión de fe en el periodismo y en la vida- el que fuera director del Washington Post durante veintitrés años (1968- 1991) parte de ia certidumbre de tiaber ocupado asiento de primera fila en algunos de ios momentos cruciales del siglo. Entre ellos, la era Kennedy, de quien fue amigo personal, la guerra de Vietnam y la dimisión del presidente Nixon a raíz del caso Watergate, en el que su periódico jugó un papel decisivo. Informar- o más exactamente, investigar- representa para él una tarea sagrada, además de una aventura. El balance de la misma aparece ya implícito en el título original de la obra: A Gocd Life (Una buena vida) El interés por explorar los acontecimientos de su tiempo, unido a un romántico deseo de arreglar las cosas torcidas, acabaron proporcionando a Bradlee lo que él mismo denomina un hueco en los pies de página de la Historia En el verano de 1942, y a lo largo de una sola jornada, se licenció en Griego y Literatura Inglesa por la Universidad de Harvard, recibió el grado de alférez de la Marina norteamericana y contrajo matrimonio por primera vez. De esa forma tan drástica, se desembarazaba c el ambiente excepcionalmente anodino y sofocante- propio de la cultura wasp -en el que habían transcurrido sus primeros años. Veinticuatro meses a bordo de un destructor en la zona de guerra del Pacífico, hicieron de él un experto en el arte del riesgo calculado y le brindaron la primera lección importante de su vida: Lo mejor que se puede hacer, es rodearse de la mejor gente posible A partir de ahí, su propósito- como hombre y como periodistaserá tratar de hilvanar una trama memorable, encontrar una historia capaz de sobrevivir al pulso acelerado de ia actualidad y escapar así de lo que muchos consideran la esencia del periodismo: la superficialidad. Bradlee se conduce entre los episodios de su existencia como a través de las secciones de un periódico. Aunque no escasean las lágrimas, las situaciones imposibles, las visitas a psicoanalistas o los paseos solitarios por el bosque en busca de respuestas, el autor se felicita por haber tenido la suerte de hallarse siempre en el lugar adecuado y en el momento justo. Cuando el semanario Newsw eek le asigna ia cobertura de la carrera presidencial de J. F. Kennedy, Bradlee era ya vecino y amigo íntimo del futuro presidente. Los periodistas- declara- siempre andan con el temor de ser seducidos por los políticos, al mismo tiempo que buscan esa seducción Ben Bradlee asume cada nuevo destino periodístico con ia filosofía del paso hacia adelante, es decir, agradecido de antemano por las lecciones que deberá aprender, y persuadido de que vencer significa, sobre todo, aproximarse a la verdad. Los famosos documentos secretos del Pentágono colocaron al director del Washington Post ante la 14 Medio siglo de socialismo real A. Biagni y F. Guida Ariel. Barcelona, 1996 237 páginas, 2.100 pesetas RAS la gran crisis de los sistemas comunistas en 1989, el mundo editorial internacional ha atendido al interés suscitado sobre Europa del Este y la antigua URSS con la publicación de numerosos títulos. Una pequeña parte de esa ola ha llegado también a España, pero la bibliografía en castellano sobre el tem. a presenta aún importantes lagunas, debidas a la escasez de especialistas y al tradicional desinterés español hacia la zona. Este libro viene a cubrir dignamente uno de esos huecos, la ausencia de un manual en castellano sobre la experiencia del socialismo real o comunismo en los países en que este gigantesco experimento social comenzó tras la II Guerra Mundial. Los autores, profesores de Historia de Europa Oriental en Universidades de Roma y Venecia, han escrito un libro útil, de lectura fácil y con vocación de texto de consulta, que describe la evolución política de ocho países (RDA, Polonia, Checoslovaquia, Hungría, Rumania, Bulgaria, Yugoslavia y Albania) desde 1945 hasta 1993. Su principal interés para el lector español reside en el tratamiento del período 1945- 1988, ya que sobre ei período posterior existen en castellano obras más completas y detalladas. La organización del texto, que presenta la información país por país, es idónea para los interesados en seguir la evolución política de un solo Estado, aunque, por otra parte, deja poco espacio a una visión del conjunto y al análisis de los procesos transnacionales, relacionados por ejemplo con la política de un solo Estado, aunque, por otra parte, deja poco espacio a una visión del conjunto y al análisis de los procesos transnacionales, relacionados por ejemplo con la política del Kominform o con la influencia exterior, rusa y occidental, en la zona. Por contra, se agradece ia atención prestada a la historia de los conflictos fronterizos entre los Estados deí grupo y a los problemas de minorías nacionales, un elemento que resulta de gran utilidad para entender antagonismos actuales. Se echa también de menos en el texto un examen más detenido de los factores estructurales, como la evolución económica, la formación de nuevas clases medias o los cambios sufridos en el interior de los partidos comunistas a lo largo de los cuatro decenios examinados, aspectos sin los cuales el libro resulta a veces poco explicativo. Sin embargo, ésta es una carencia que sólo en pequeña parte puede achacarse a los autores, ya que la opacidad en la vida política, económica y social era la norma en los países del socialismo real por lo que los especialistas en el área debían a menudo limitar sus análisis a los elementos más públicos, como los cambios de liderazgo o de política exterior. La tendencia a la manipulación de los datos económicos y sociales y la represión o el desprecio al trabajo de los intelectuales, especialmente en los países de los Balcanes y Cárpatos, impidió disponer de una base de información fiable sobre las estructuras y las sociedades. En cualquier caso estas limitaciones no empañan el interés de un libro que ofrece una buena síntesis histórica sobre el experimento comunista en Europa del Este. Carmen GONZÁLEZ ENRÍQUEZ E posibilidad de echar el resto en esa apuesta. Aún no lo sabíamos, pero nos hallábamos ante la mayor historia de nuestra generación, la historia que nos pondría a todos en el mapa La crónica de aquellos nueve meses que provocaron el único caso de dimisión presidencial en la historia de los Estados Unidos reúne todos los ingredientes de un relato policiaco, pleno de pasión y de tensión. Superado el momento culmiinante, Bradlee no puede evitar un gesto de desilusión y el impulso de desviar su mirada hacia lo pequeño: Lo que sí es posible cambiar, no los hábitos de los políticos En los diez años que siguieron a la deshonra de Nixon, la cifra de funcio- T narios federales condenados por crímenes se incrementó un cuatrocientos por cien. Ei hecho de que la verdad salga a flote forma parte del proceso de la democracia, y sin embargo- anota Bradlee- no hay protección alguna contra alguien dotado para la mentira. Las virtudes básicas de La vida de un periodista se corresponden directamente con las de su autor. A saber: fidelidad y honestidad, capacidad para establecer relaciones vitalistas y creativas, exigencia de autoanálisis, necesidad inagotable de aventura y un compromiso casi maniático con la verdad, sostenido a base de disciplina, humor, inteligencia y coraje. Nunca te desanimes- recomienda- por lo fácil que es que todo se vaya al traste y lo difícil que resulta averiguar la verdad Cierta complacencia en la minucia y una excesiva preocupación por dejar constancia de todas y cada una de las personas que cruzaron por su vida, son acaso los únicos defectos de este estimulante inventario, que deleitará a periodistas y lectores de periódicos, así como a aficionados a la psicología, la sociología y la historia. Sus casi seiscientas páginas no se leen, desde luego, en un suspiro, pero arrancan uno del lector cuando éste alcanza la última línea del texto. José Luis GALLERO