Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
A B C de las artes M. DE ROUX Galería Seiquer General Arrando, 12. Madrid Hasta el 17 de febrero De 50.000 a 675.000 C. M. MARTÍN, A TUMBA ABIERTA Galería Aneara Paseo del Pintor Rosales Madrid Hasta el 27 de febrero P REMIO de grabado Carmen Arozona en 1980, Premio Penagos de dibujo en 1990, a su vuelta de Panamá, donde ha residido varios años con su familia, Monique de Roux (París, 1946) se ha traído nuevas imágenes encarnadas en nuevas técnicas. Su temática ha evolucionado desde la fantasía, siempre imbricada con la realidad, hasta esta realidad decidida: rotunda, que ahora practica (no hay que confundir su realismo de invención con el realismo de imitación; su realidad es siempre una realidad interpretada) Rotundidad que surgió de la frecuentación de la luz y el espacio de otro clima, de la convivencia con una naturaleza diferente por lo exuberante y unos seres peculiares, también de la visión de manifestaciones artísticas propias de una latitud determinada, y aun, de ciertas remembranzas de su primera edad vivida en Argelia. Cuanto Monique de Roux nos muestra C ADA vez que nos enfrentamos con la obrade C. M. Martín (Hoyocasero, Ávila, 1958) -es inevitable enfrentarse con ella- advertimos un progreso, un avance hacia una mayor concentración de su poder comunicador, su concepto, técnica y espacialidad. Poco importa si esta obra tiene su origen en la posmodernidad o en otro lugar estético cualquiera, lo importante es comprobar su fuerza, ese equilibrio entre investigación y naturaleza que persigue continuamente, sin renunciar jamás a ninguna de las opciones que pone en la balanza de su trabajo. En esta, su octava exposición, ha conseguido conjuntar y fusionar armoniosamente, con diversas intenciones críticas, mostrativas, irónicas, los variados elementos que utiliza: refotografías de distintos tamaños, procedimientos láser, madera, mimbre, sarmientos, estructuras de madera, marcos de hierro, paja de cerrillo, chapa de porcelana horadada por balas, etcétera. ¿Pero es que de todos estos elementos dispares puede obtenerse una pieza escultórica conentidad, una buena escultura? Piezas escultóricas porque se alzan en el espacio, lo ocupan, interrumpiendo nuestra visión, deteniéndola frente o alrededor de ellas. También alguna erigida como instalación, cuyos elementos se articulan unos a otros para obtener un sentido unívoco. De las piezas frontales destacamos Exceso de luz II por la incorporación del azar: el fondo dorado de una hornacina de iglesia mostrando y valorando la mancha de la imagen ausente; El chorro en la que la secuencia refotogra- La llegada del origen de 1994- 95 fiada pierde su interés textual por el impacto del azul del láser color; El cazador I en la que los impactos de bala nos permiten ver como respuesta la imagen de un cámara alerta en su objetivo, y Están construyendo mi casa cuya plancha de madera esconde el tema, ¿íntimo? de la refotografía. La pieza tratada como instalación, A manojos realizada entre 1994 y 1995, en impresión digital PVC, contrachapado, hierro y varas de fresno, nos muestra tres imágenes complementarias: en el frente, formando ángulo sobre la pieza de mayor anchura, dos rostros de ancianos, hombre y mujer; por detrás, una gran imagen de Mitterrand y Kohl cogidos de la mano. Toda la construcción tiene debajo las varas de fresno atadas en haces y ¿dispuestas para la hoguera? Adolfo CASTAÑO AciHico y pastel sobre lienzo (135 x 135) ahora, decantado en dibujo y en pintura, trae consigo una voluntad de densidad, no de levedad; de espesor, volumen y peso. Voluntad que le han facilitado sin duda artistas anteriores a ella o coetáneos, que retoma, interpreta y comunica de forma inédita. La nueva manera mediante la cual se comunica visualmente Monique de Roux con nosotros consiste en alternar sobre el soporte de lienzo, trazos de pastel sobre una base de acrílico; procedimiento mediante el que sus manos se liberan de la tiranía del pincel, próximo al trabajo que ha efectuado sobre las planchas de grabado, que señala y precisa su deseo de concretar cada ser en el espacio. Pone ante nuestros ojos, somete a nuestra contemplación, su muy personal figuración; la reinventa en relación con sus momentos artísticos anteriores, y su discreta rebeldía se afirma ensanchando los límites abiertos por su grabado y sus dibujos. Porque sus conceptos y sus modos técnicos de obrar se han enriquecido felizmente. A. C. 32 KONKRET Y CONCISO Galería Edurne Justiniano 3. Madrid Hasta el 26 de enero Desde 58.000 a 500.000 relación, cruce, fuerza o separación resultan inhumanas? Pues no. Tal falacia es un molino contra el cual espero aprestar siempre mi lanza. Los sentimientos, la emoción, las sensaciones meridionales los impactos vitales no son privativos en el arte contemporáneo de las opciones abstractas magmáticas, referenciáles, gestuales informalistas. En esta exposición, Waldo Balart, Jürgen Blum, Isabel Garay, Willem Koplers, Jo Kuhn, llrich Otto, Diet Sayler y André Van Lier muestran una fuerza innegable, la de la delicadeza; una prudencia evidente, la del emocionante pudor expresivo: una aptitud sabia ante la fascinación, la del cultivo del desarrollo formal; una exigencia importante, la de la difícil facilidad, y una actitud meditativa que se percibe a un tiempo como transmisión de ideas, registro de vibraciones y entrega de sentimientos y creencias. Carmen PALLARES U NA de las características de nuestro siglo es esa lamentable divergencia, tan abonada a lo largo del siglo diecinueve, entre el pensar y el sentir. En el arte contemporáneo, principalmente en sus cuatro grandes líneas de abstracción, las reacciones habituales y en buena parte las valoraciones críticas, han reservado para la abstracción geométrica la parte más fría, escasa, difícil y alejada- d i c e n- de lo humano: la parte del pensamiento. ¿De manera que esa forma del pensamiento, de las ideas concretadas en una práctica que tiene al ángulo escueto, a los planos de color puros, a las formas geométricas y a las líneas indicativas de