Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
A B C de la música GLASS: LA ÓPERA CINEMArOGRÁFICA El Teatro de la Maestranza de Sevilla acogerá mañana el estreno absoluto de la nueva ópera de Philip Glass, íLa bella y la bestia No es una ópera convencional; el músico norteamericano ha conjugado cine y música para crear un experimento. Como los viejos pianistas del cine mudo subrayaban las imágenes de la pant ¿la, Philip Glass ha escrito una partitura que sustituye a la palabra en la mítica película de Jean Cocteau. La ópera cinematográfica- ha dicho Glass- puede ser el género del siglo XXI Será la primera vez que el desaprovechado teatro sevillano abra sus puertas a la ópera después de los fastos de 1992. Tras las dos representaciones en el Maestranza, La bella y la bestia recorrerá varias ciudades españolas (Málaga, Granada, Zaragoza, Gyón, Madrid, Santiago de Compostela y Valencia) en una gira que durará hasta el próximo día 16 Sevilla. Juan Luis Pavón ABRERA Infante, subyugado por uno de sus conciertos, definió el estilo de Ftiilip Glass como música debajo bie una campana de cristaU. Sin duda, el célebre escritor y cinefilo cubano seguirá debajo de la campana para no perderse la creación que el compositor norteamericano ha realizado a partir de la película- La bella y la bestia (1946) de Jean Cocteau, Un experimento denominado ópera fílmica cuyo estreno absoluto se celebrará mañana en el Teatro de la Maestranza de Sevilla, como principio de una gira de la obra por toda España. trado su habilidad para sincronizarimagen y sonido (desde el punto de vista técnico y estético) en Koyaaniqatsi y Powaqatsi Sin embargo, durante los preparativos de La Bella y la Bestia ha tenido que solventar con sus ayudantes muchas dificultades, En primer lugar, conseguir de los herederos de Cocteau los derechos sobre la que se considera versión original de la película. Después, el permiso para eliminar la música original (que aparecerá, junto a la suya, en un CD- Rom con la película, donde el consumidor podrá combinar los diversos estilos, según le plazca) Tener en cuenta las diferencias técnicas entre los sistemas de proyección europeo y norteamericano en Nueva York se presentará esta ópera el 7 de diciembre) Posteriormente, Glass desmenuzó la película midiendo los códigos de tiempo de cada escena, cada personaje, cada diáiogo, plano a plano. Esto le llevó a dividir la obra en dieciocho escenas, a las que suma una obertura inicial, de tres minutos, Glass comentó en Sevilla que cuando compuse la parte instrumental, primero la engarzamos con la película, y después la grabamos en un estudio, ya con los cantantes, para ver si funcionaba el tiempo construido. Para mí fue una experiencia inoívidabte, ver por vez primera de modo distinto mi película favorita Sin embargo, se comprobaron desajustes de un segundo entre la imagen y las voces, y fue necesario reescribir algunas partes. Con todo, quedaba el gran reto; la interpretación en directo como una ópera en vivo. En eso ha consistido básicamente el trabajo de todo el equipo durante las últimas semanas, amén de tener en cuenta el nivel de iluminación para los músicos y cantantes, que no puede enturbiar la perfecta visión de la película cantantes que no estarán respaldados por una orquesta, sino por siete músicos que únicamente utilizan teclados, ordenadores, flautas y saxos, con los que se bastan y sobran habitualmente para desplegar la apabullante y minimalista música de Glass. La Bella y ia Bestia es la segunda parte de una trilogía que Glass realiza sobre tres obras de Jean Cocteau: OrfeO ya estrenada, estrictamente musical, y Les enfants terribles para danza y teatro. Cocteau peri: enece- ha declarado Philip Glass- a una época en la que el cine era cosa de artistas Su concepto de la ópera es la del arte total que siempre ha dado cabida a otros géneros: teatro, danza, artes plásticas, En vísperas del primer centenario del cine, considera que ya es hora de que se produzca la interacción entre ambas propuestas, y no a través de leyendas medievales o relatos románticos, sino con argumentos contemporáneos, como los creados por Cocteau. No es casual su elección por el artista francés, que fue escritor, pintor, dramaturgo y cineasta. Un adelantado a su tiempo, como lo quiere ser Glass, abriendo un nuevo camino en el que no haga falta recurrir a una película antigua, y en el que compositores y directores de cine partan de cero para creaciones pensadas tanto para los teatros como para las salas de cine, C Colaboradores habituales Los cuatro cantantes elegidos ya han colaborado anteriormente con Glass y están habituados a la ópera contemporánea. La mezzosoprano Janice Felty, que actuó en el Cosí fan tutíe y- Las bodas de FígarO de Peter Sellars, participó en los estrenos de La. muerte de Klínghoffer de John Adams, y en el Orfeo de Glass, Felty hará dos personajes: La Bella y Adelaida, El bajo John Kuether será el padre, Ludovic y el prestamista. El baritono Gregory Purnhagen fue el protagonista de Éinslein on the beach durante las actuaciones en Madrid y Barcelona en 1992. El será la Bestia, el príncipe y Avenant, Por último, la soprano portorriqueña Ana María Martínez, finalista en las audiciones del Metropolitan neoyorquino del pasado año, encarnará a Felicie, Cuatro Música para cine mudo La idea es sencilla en su planteamiento pero complicadísima en su realización. Se trata de proyectar la película del genial creador francés (vampihzada por Ja Walt Disney) en su versión orióiinal pero como si fuera cine mudo, con subtítulos en castellano. Las imágenes sirven como telón de fondo a la intervención del Phiiip Glass Ensemble, integrado por siete músicos, bajo la dirección de Michael Riesman, y de los cuatro -Cantantes bajo, barítono, mezzossprano y soprano) quienes ponen voz al guión de la película, convertido en libreto operístico. Todo ello guiado por la sincronía más absoluta, pues la partitura dura exactamente ¡o mismo que la película, está compuesta en función de sus diferentes escenas, y los cantantes, guiándose por! a música, aportarán su voz a los personajes, cual actores de doblaje, según un plan mitimétrico, El público- explica el compositor- recibe gran cantidad de impactos, y decidirá cómo sigue la película, a Jos músicos, y a los cantantes Philip Glass ya había, demos 44 Philip Glass: La bella y la bestia Ópera para film- basada en la película de Jean Cocteau. Director; Michael Riesman, Intérpretes; Janice Felty La Bella) Gregory Purnhagen (La Bestia, The Prince, Avenant) Ana María Martínez Félicie, Adélaide) John Kuether (La Pere, Ludovic, Usurier) y el Philip Glass Ensemble. Días 4 y 5, Sevilla. Teatro de la Maestranza, a las 21 horas. Día 7: Málaga. Teatro Cervantes, a las 21 horas. Día 8: Granada. Palacio de Congresos, a las 21 horas. Día 9; Zaragoza. Palacio de Deportes, a las 22 horas. Día 10: Gijón. Palacio de Deportes, a las 22,30 horas horas. Día 12: Madrid. Teatro Monumental, a las 19,30 horas. Día 13. Santiago de Compostela. Auditorio de Galicia, a las 21 horas. Días 15 y 16. Valencia. Teatro Principat, a las 22,30 horas. Cocteau Cocteau- asegura G l a s s siempre ha sido un artista cuyo trabajo ha estado en el mismo centro del movimiento del arte moderno del siglo veinte, Más que ningún artista de su tiempo Cocteau ha tratado cuestiones de arte, de inmortalidad y del proceso creativo, convirtiéndoles en temas de su trabajo. En su día pa-