Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
A B C de las artes Almagro Duelo al sol Galería Fúcares San Francisco, 3 Hasta el 16 de septiembre De 50.000 a 1.050.000 pesetas RGANIZADA conjuntamente por las galerías Alda Cortez (Lisboa) Tomás March (Valencia) y Fúcares, se exhibe, simultáneamente en los tres puntos, una colectiva de seis escultores últimos pocedentes de Portugal y España bajo el genérico título de Meeting Points una suerte de colectivo y veraniego duelo al sol convertido, sin embargo, en una propuesta articulada con bastante coherencia. Entre los portugueses, Ana Jotta (Lisboa, 1946) aporta la mayor experiencia y una poética de extraña cotidianeidad que se traduce en objetos simples, en formas humanizadas por su condición literaria más que por su valor de uso. Una lírica de cierta desolación, de cuyo literario malestar participa también Rui Chafes (Lisboa, 1966) que somete el hierro a un proceso de fuerte atjstracción, para elaborar su discurso en torno a nociones tales como equilibrio desequilibrio o rigidez flexibilidad. Por el contrario, José Pedro Croft (Oporto, 1957) sitúa el centro de su interés en un inteligente juego de piezas cilindricas o torneadas. O Obra de Gerardo Rueda Bar Churrupez de Gadea Bilbao Madrid Gerardo Rueda Museo de Bellas Artes Plaza del Museo, 2 Hasta el 26 de septiembre Seis por seis Gal. Masha Prieto. Travesía de Belén, 2 Hasta el 30 de septiembre De 60.000 a 1.000.000 de pesetas L A obra gráfica d Gerardo Rueda (Madrid, 1926) compone un corpus único de formas y colores. El Museo de Bellas Artes de Bilbao ofrece ahora una exposición que abarca treinta años en la trayectoria plástica de este artista, a través de ciento trece obras. La práctica totalidad de las estampas de este pintor vinculado al Museo de Arte Abstracto Español de Cuenca son serigrafías, pero en los últimos tres años se ha adentrado en el universo del grabado calcográfico, propiamente dicho. Según señala Juan Manuel Bonet en la presentación del catálogo, en su obra serigráfica. Rueda concilla la nitidez, la rotundidad de la ejecución, con la emoción y con el misterio Explica Bonet que Rueda ama los contrastes. En 1992 se encuentra, por una parte, un guiño al expresionismo abstracto, bajo la forma de la serigrafía Collage informalista y por otro Desde Sevilla en la que el planteamiento geométrico, la gama cromática y el título evocan las puertas que realizó para la Expo. M. L. GARCÍA FRANCO E STA exposición colectiva coincide con el sexto aniversario de la galería y muestra una colección de obras no exhibidas con anterioridad. Refleja, por un lado, el carácter personal e íntimo de la relación de la galerísta con los artistas que trabajan con ella. Una relación que parece personal, rica y plural. Pero, a parte de los elementos personales, es una colectiva arriesgada. La crisis es un valor constitutivo de nuestra cultura, un valor periódico y constante que la amenaza y enriquece simultáneamente. Los riesgos de la imaginación son la posibilidad que nos ofrecen los periodos de crisis. Esta exposición, sin grandes alardes ni pretensiones, reúne a artistas conocidos que a lo largo de su trayectoria optaron por el riesgo, y presenta, en algunos de los trabajos, posibilidades que parecen vetadas para otras galerías. Destacan los collages de Garios Pazos, la obra de Patricia Gadea, llena de referencias, y los dibujos y el retrato de Agujetas, realizados por Ouka Lele. Javier MONTERO Ibiza Gijón Gilbert Herreyns Galería Van der Voort Plaga de Vila, 13 Hasta finales de agosto Pieza de José Pedro Croft El repertorio tiende al equívoco y la hipérbole; la instalación y disposición de sus piezas arroja una especie de dinamismo estático e inesperado. Es la suya una de las alternativas más sobrias y correctas de toda la colectiva, como lo es también, aún en tono más callado, la obra de Ana Prada (Zamora, 1965) Centrada en el análisis de la forma no permanente orienta su trabajo hacia varios puntos; uno es la descontextualización originaria de la pieza de uso doméstico; otro, su recomposición espacial y física en un material industrial moldeable. Por su parte, el catalán Lluis Hortalá (Olot L Any, Gerona, 1959) se orienta en su reflexión hacia conceptos de transacción y dualidad, de interpenetración espacial por medio de redes circulatorias. Por último, Gerardo Sigler (Valencia, 1957) recurre al enfrentamiento de la materia natural (madera) con la artificial (plásticos) interviniendo activamente en cuestiones relativas a la cosistencía de las cosas. Colectiva de escultura ibérica convertida en triple y decidida apuesta de galeristas. José Luis LOARCE Alejandro Mieres Palacio de Revillagigedo Plaza del Marqués s n. Hasta el 12 de septiembre ATERIA y LUZ es el título de la exposición que Alejandro Mieres presenta en el Palacio Revillagigedo y en la que muestra el lenguaje abstracto de su obra. Es un error- dice Mieres- pensar que la abstracción no comunica. Tan erróneo como creer que un idioma que no conocemos es incomprensible. A través de dos únicos datos (materia y luz) el artista elabora su trabajo, en donde el objeto ha pasado a ser una anécdota. Sin embargo, a veces inserta elementos reales, tales como piedras, trates o útiles mecánicos. Aunque nacido en Astudillo (Palencia) en 1927, Alejandro Mieres ha estado siempre muy vinculado a Asturias, y más concretamente a Gijón, ciudad donde ejerce como catedrático de dibujo de Enseñanzas Medias, actividad a la, que se tuvo que dedicar a raíz de su vuelta de París, en los años cincuenta, cuando no tuvo buena acogida de crítica y público. Esta exposición es, pues, un reconocimiento a un pintor injustamente olvidado. A. A. U NA selección de veinte obras del pintor belga Giltsert Herreyns (Bruselas, 1943) se exponen estos días en ibiza. Se trata de un conjunto de acrílicos sobre telas de distintos formatos que abarcan los trabajos que realizara en Nueva York durante 1991 y 1993. La iconografía de los signos, representada por la cruz, dentro del universo laberíntico de Herreyns, es el motivo que centra estas obras. Cruces pequeñas, más grandes (manteniendo un tamaño uniforme) que se superponen, se repiten y conforman el entramado que conjuga este creador en sus telas. El resultado es una serie que tiene principio, pero cuyo fin no se logra ver claramente. Herreyns parece querer, así, enfrentar al espectador con su obra, hacerle reflexionar con los argumentos que plantea. Gilbert Herreyns ha realizado numerosas exposiciones en España y en el extranjero, entre las que destacan algunas en diferentes capitales europeas. A. A. 28 M