Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
Nadie sabe lo que hay detrás de cada árbol. Me emociona tocar una encina, pisar la tierra. Me emociona pensar que podré dejárselo a mis hijos Esparcaco. Sus ojos de cristal siguen los juegos de las niñas y observan impasibles las diarias aventuras de la vida. Estos dos toros forman ya parte de la historia de la familia. U n o es Facultades el toro color castaño que le permitió abrir por segunda vez la puerta de la Maestranza de Sevilla. Si en esa corrida no le acompañaba la suerte, Espartaco había dedicido dedicarse a ser novillero. A partir de ese momento y durante cuatro años consecutivos, abrió todas las puertas de las plazas donde toreó. El segundo toro es Pa- H- -1 t- -H P- H H- b -H 1- -i H HH rT- M M M tr m Equipo O L Í M P I C O R o r torra QP I j I 1 Í I- r r íi j r z I i I J ji I I j í j 1 i I 1 I i. i i I 1, I 1 I I- -lili; j íi i 1 i l I ¡I r i j I I I I í L h i r en la rodilla jugando, ahora ya no juego ni de portero. Soy hético y sevillista, aunque mis amigos siempre se empeñan en que me tengo que definir. ¡Las dos cosas no pueden ser! ¡Pues sí pueden ser! Me encantaría que los dos equipos de mi tierra estuvieran siempre en lo mis alto. También voy bastante al cine y me gusta la música clásica y el flamenco que está muy arraigado en el mundo de los toros. Dos toros contemplan permanentemente el mundo de pelón al que mató en Olivenza después de incorporarse tras su lesión en la rodílla. Pero el trofeo más importante se encuentra junto a la plaza de toros de la finca. Se trata de un regalo de Patricia a su marido el día de su último cumpleaños. Es un busto del torero. A su lado, en este atardecer de oro, dos niñas que sueñan con princesas se apoyan junto a su padre escuchando los latidos de bronce de su valiente corazón. BVN 2 9