Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
JARE Yo era el mayor de seis hermanos y vivíamos en Espartinas, a 12 kilómetros de Sevilla. Ya entonces era bastante tímido y todavía lo sigo siendo, y tenía mucha responsabilidad respecto a U profesión que iba a escoger. A mi corta edad estaba muy peocupado por los míos y por todo el entorno familiar y tenía ía incertidumbre de lo que sería el futuro de mi vida. Mi padre fue torero y desde muy pequeñito estuve alrededor de lo que es la profesión y el mundo del toro. Todo lo que vi en mi padre fue positivo BYN El padre, una vida de venturas y desventuras marcando fronteras de inaccesibles glorias. ¿Cuándo se decidió a seguir sus mismos pasos? jARE Todo lo que vi en mi padre fue positivo, aunque no resultó fácil. Te deja huella comprobar que a un ser tan querido no le acompaña la suerte, te marca cuando vienen cornadas muy fuertes y esa ilusión no sale a flote. Por otra parte, fue muy exigente conmigo, lo cual le agradezco mucho, porque esta profesión es muy dura, de enorme riesgo y el ser humano tiende en algunos momentos, sobre todo cuando hay peligro, a retroceder. Entonces necesitas tener a tu lado a personas que sean capaces de decirte la verdad. Ahora ejerce más de padre y te da consejos, no seas loco pero antes era mucho más duro. Eso se lo agradeceré siempre, porque esa dureza me ha convertido en lo que ahora soy. Recuerdo que me acompañaba a todas partes y me sentía protegidísimo al estar al lado de un ser querido que sabía que me iba a defender de todo lo que me pudiera ocurrir. N o delante del toro, porque ahí n o te defiende nadie, ahí estás siempre solo, pero sí en todo ese mundo del toro, En cambio me refugiaba en mi madre porque para ella, hiciera lo que hiciera, siempre estaba bien. BYN Espartaco ha con uistado el poder y la gloria, todo aquello con lo c e un matador puede soñar, todo aquello que su padre no pudo conseguir. ¿Qué se experimenta al poder ofrecerle ahora su triunfo? jARE Eso es lo mejor que puede sucederte en la vida. Siempre he pensado que lo más bonito no es siquiera lo que puedas conseguir para tí. ni en lo personal ni en lo material. Lo positivo es que los demás se alegren con lo tuyo y si encima son tus padres, es lo más grande que te puede ocurrir. Yo he tenido esa oportunidad y lo que me ha hecho más feliz es esa satisfacción que he podido proporcionar a los míos. Lo demás... todo pasa; la fama, el éxito... todo pasa muy rápido. Ser conocido, ser famoso, todo eso desaparece enseguida y vienen otros detrás. Lo que queda es esto. ¡Lo tengo asumido perfectamente! Por eso donde me siento feliz y realizado es en lo que he conseguido fuera del mundo del toro y a través del mundo del toro. BXN 26 BYN Los amigos, esa corte pretoriana cjjue siempre rodea al triunfador, ¿se pierden en el horizonte cuando aparece la sombra de la adversidad? J ARE No. yo no estoy de acuerdo, porque mis amigos han estado cerca de mí triunfando y no triunfando. Indudablemente lo que tiene el ser triunfador es que conoces a mucha más gente en el mundo entero y eso te da posibilidades de tener muchos amigos. Pero cuando he dejado de torear porque he tenido lesiones, me siento un hombre afortunado porque he tenido los mismos amigos. N o soy de los que piensan que conforme más triunfas, más gente tienes alrededor, porque he podido comprobar que he tenido más gente alrededor cuando menos he triunfado. Estoy muy contento de haber sido torero por la cantidad de amigos que tengo a través del toro. Eso es con lo que me quedaré. BYN Un luminoso encuentro entre dos mimdos, el de im torero en plena gloria y el de una atractiva muchacha de buen familia, de buena cabeza, interesada por la política y la historia, un encuentro poblado de incertidumbres y desencuentros, temiendo el c o n s u m e estallido de imprevisibles tormentas. Ahora que han demostrado mantener llena de vida aquella primera llama, ahora que se encuentran m i s compenetrados, ¿cómo se ven en la distancia aquellos difíciles momentos? JARE Entonces las cosas parecían más complicadas, pero a lo largo de la trayectoria de la vida te das cuenta de