Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
i s i l A Ií í A DE LA CALMA. cuando el sol vertical de un presumiblemente agosteño cae a plomo y aplasta las sombras hasta convertirlas apenas en un punto, el guardia urbano mastica su soledad de robinson embutido en el rigor del uniforme reglamentario. Otro naufrago de la devastación estival, un joven quizás con alguna asignatura pendiente del Bachillerato de los cincuenta, atraviesa el piélago de alquitrán recíprocamente ajeno a ese vigilante que nos remite, de espaldas siquiera, al Manolo, guardia urbano que el gran Manolo Moran había inscrito, dos años antes de que se tomara esta fotografía, en los capítulos más entrañables de la memoria en blanco y negro de nuestro cine. Eifugiti (guardia urbano) (1958) de Baldomero Pestaña El fugitivo Reprimenda (1941) Anónimo ...NO LO VOLVERE A HACER a por la solana y escua sartén sin límites del verano. La regañina de una madre a su hija traviesa, neorrealismo bucólico tamizado por la sábana recién tendida, trueca la imagen doméstica en una escena del teatro de sombras de la memoria. BVN 3 5