Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
S u mirada severa y afectada por un ligero estrabismo es el espejo perfecto del interior de los hombres que ha encarnado, hombres herméticos, misteriosos, ambiguos, a veces tristones. Ni siquiera Chema, uno de los protagonistas de Tesis que en 1996 le valió un Goya al mejor actor revelación) aquel gamberro miope, desaseado, morboso y de gustos sádicos y escatológicos, logró escapar a la nostalgia que destita este actor alicantino, y que Alejandro Amenábar y Julio Medem, entre otros directores, han captado en algunos de los mejores títulos del más reciente cine español (la ya mencionada Tesis además de Abre los ojos de Amenábar, y Los amantes del circulo polar de Medem) Fele Martínez, sin embargo, carece de esas aristas que hieren a sus personajes: resulta cercano, sencillo, normal, muy claro. No soy enrevesado, tengo muy pocas rarezas y manías, y un único gran temor: el dolor Ésta es una carrera de fondo. Sólo a la edad de Fernán- Gómez y con su mismo prestigio, podría sentir cierta vanidad físico, no lo puedo soportar comenta a propósito de los rasgos que pueblan su interior y de esas (afortunadamente) carencias personales, que, sin embargo, él configura con eficiencia a la hora de componer un personaje especialmente atormentado. Los dos últimos, los protagonistas del fftr 7 er El arte de morir (el mayor éxito comercial de Alvaro Fernández Armero) un tipo paralizado por el miedo y el remordimiento, y de Tú qué harías por amor el debut cinematográfico de Carlos Saura Medrano, donde da vida al antiguo mandamás de una pandilla de delincuentes de barrio, desvelan la querencia que por él sienten los directores más jóvenes: No pienso mucho en mi buena fortuna- comenta- entre otras cosas porque prefiero no darle vueltas a mis cualidades. ¿Qué verán en mí? ¿por qué trabajo tanto? Y yo qué sé... Mi familia y mis amigos de toda la vida alucinan por lo bien que me han salido tas cosas. Lo mío fue llegar a FELE MARTÍNEZ Lucho por mantener la cabeza fría Alejandro Amenábar le dio su primer papel y, también, su mayor éxito. Desde entonces, no ha parado de rodar. Tu que harías por amor es su película más reciente ISABEL GUTIÉRREZ GONZALO CRUZ Madrid y besar el santo, y nunca mejor dicho. No tardé en conocer a Alejandro Amenábar, no tardé en empezar a colaborar con él y no tardamos en rodar Tesis Luego, llegó todo lo demás, el éxito de la película, los premios Goya... Y al propio Fele, ¿no ie asombra su trayectoria, tan sólida y tan regular? Al principio me parecía irreal, no podía creer que, en unos meses, hubiera conseguido lo que a otros actores les cuesta años. A veces sólo me apetecía dormir para no pensar demasiado en lo que me estaba pasando. Hasta que conseguí aterrizar definitivamente. Yo lucho por mantener la cabeza fría, porque la mía es una carrera de fondo. Sólo si llegara a la edad de Fernando FernánGómez con su mismo prestigio, con ese carisma, podría sentir cierta vanidad B y N 18