Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
LAS MEJORES INTENCIONES ñas cuantas rrases hechas de Scorsese El regreso de un cineasta mayúsculo con una obra de altura, atipica e inquietante: Al limite E. RODRÍGUEZ hAARCHANTE ivimos tan 3 gusto bajo la palmera del tópico, que es raro que a este lugar llegue alguien sólo de visita: vienen a quedarse. Sólo leemos frases hechas y sólo tenemos pensamientos hechos. Aquí, en el tópico acaba de estrenar su última película (Vlartin Scorsese, un director mayúsculo, veneradísimo, de una lucidez a prueba de memos y de una fortaleza casi inmisericofde. A pesar de lo cual. Martin Scorsese se ha llamado en alguna de sus películas Martin Scor (soso) Martin Scor (psepse) e incluso Martin Scor (tse- íse) El gran Martin Scorsese o Scorseso es el autor de obras maestras como Taxi driveri, Toro salvaje New York, New York! o cUno de los nuestros Martin Scorsoso es, en cambio, budista y ha hecho películas como fíKundunii... Martin Scorpse- pse tiene títulos regularciílos como El cabo del miedos... y Martin Scoríse- tse lleva el mismo apellido que la mosca del sueño y ha hecho alguna que otra película que es mejor dormirla. Pero no importa, estrena su última obra Scorsese y tenemos un montón de frases hechas para celebrar la ocasión: En efecto, Scorsese ha vuelto a utilizar como guionista a Paul Schrader, y lo que el tópico dice sobre esta circunstancia es que juntos tienen una visión nocturna, diabólica y sucia de las calles de Nueva York... como si de la Nicolás Cage, protagonista de Al límite en dos momentos del filme Cage V John Goodman El actor norteamericano reposa en el seno de Patricia Arquette embarazosa unión de un católico y un calvinista naciera una chillona pesadilla. Y puesto que ÍAI límite recorre la ciudad como el bisturí de un médico forense un cuerpo muerto, a la búsqueda de las causas y de los efectos de la muerte, se puede acudir de inmediato al tópico de que Scorsese vuelve a ssus malas cades (en alusión a su tercer e inigualable título) Pero, sin retirarnos ni un milímetro del tópico, veremos que Scorsese ha hecho películas cuyo protagonista no son fas malas calles, sino, por ejemplo, Nueva York, o el ambiente musical de Nueva York, o el ambiente italiano de Nueva York, o el ambiente de mafia grande o pequeña de Nueva York, o de Las Vegas... ¿A dónde vuelve, pues, Scorsese con tAI límiteí? ¿A las malas calles? ¿a Nueva York? ¿al pesimismo? Y. ¡atención! porque nos disponemos a salimos de debajo de la palmera del tópico y a escribir, sin que sirva de precedente, una idea recién tenida... Repetimos: ¿A dónde vuelve, pues, Scorsese con Al límite ¿A las malas calles? ¿A Nueva York? Nada de eso; Scorsese no vuelve con esta película a ningún sitio reconocible, en esencia, de su filmografía. Scorsese, hasta la fecha, sólo había hecho prosa; en nAl límites hace poesía pura, oscura y de rima restallante y mística. Si hubiera que encontrarle residuos de otras obras a esta película, no sería desde luego ninguna de Scorsese, ni siquiera sería de otra película: lo único con lo que tiene ánimo de conexión es con la obra de Salinger El guardián entre el centeno (nos falta valor para mencionar a San Juan de la Cruz) Y nunca, hasta la fecha, había hecho Scorsese una película en la que se le desbordara la compasión (ni siquiera la que le dedicó a Jesucristo) ni que le estallara en mil pedazos y en mil metáforas, porque casi nada está sin romper en esta película, que, naturalmente no se titula sAI límite (título Tacañísimo y lleno hasta los topes de frase hecha) sino algo mucho más desgarrador, uBringing out the deads; es decir, sacando a los muertos. BXN 1 0